23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La decisión del expresidente autonómico ha generado malestar interno en algunos sectores del PP y, en concreto, en Pablo Casado

Ángel Garrido planta al PP en las Europeas, gira al centro y se une por sorpresa a lista de Ciudadanos en Madrid

El nuevo candidato de Ciudadanos en Madrid.
El nuevo candidato de Ciudadanos en Madrid.
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha convertido en protagonista de la crónica política del día tras darse a conocer su renuncia como candidato por el Partido Popular a las Elecciones Europeas y su adhesión a las listas de Ciudadanos para las próximas elecciones autonómicas a la Comunidad de Madrid. La decisión ha causado estupor y malestar en ciertos sectores del Partido Popular de Madrid.

La crónica política del día después del último debate televisivo de los principales candidatos a las Generales se ha visto sorprendida después de darse a conocer que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, abandona la lista del Partido Popular para las próximas Elecciones Europeas y se une a la candidatura de Ciudadanos para la Comunidad de Madrid, un giro al centro en el que se verá enfrentado a la candidatura de su sucesora en el PP, Isabel Díaz Ayuso.

El BOE recoge todavía en la publicación de las listas electorales para las Europeas en el día de hoy a Ángel Garrido como número 4 de la lista.

Se trata de todo un golpe de efecto por parte de Ciudadanos y un golpe al Partido Popular donde, según fuentes consultadas por este periódico, no ha sentado nada bien en ciertos sectores de Génova la decisión al entender que perjudicará claramente los intereses electorales de los populares de cara a la Comunidad de Madrid. Las mismas fuentes señalan a las decisiones de Pablo Casado de favorecer a su grupo más próximo a la hora de configurar las candidaturas como responsable de esta decisión final de Ángel Garrido, que se sentía desplazado con la decisión de incluirlo en una candidatura europea.

Giro al centro

La jugada política del expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido, quien ya compareció con el candidato del partido de Albert Rivera, Ignacio Aguado, es un giro al centro que tampoco ha caído por sorpresa en sus antiguos compañeros de partido. Este giro al centro se confirma con las declaraciones del ya nuevo miembro del partido naranja: "He decidido incorporarme a la candidatura de Ciudadanos para la Asamblea de Madrid. Es el partido que mejor representa los valores del centro liberal, la moderación, el diálogo y la concordia. Este es un proyecto decente e integrador. Llevo casi treinta años militando en el PP. No ha sido nada fácil" Dirigentes de Ciudadanos presentes en la sede han aplaudido a su nuevo fichaje estelar.

Ángel Garrido va a pasar de compañero a rival y competirá con su sucesora, Isabel Díaz Ayuso. Hoy mismo se dará de baja como militante del Partido Popular para afiliarse posteriormente a Ciudadanos. En los sectores críticos de Génova con esta decisión creen que pueden haber más sorpresas en las próximas fechas. Estaban convencidos que Garrido sería tenido en cuenta en la candidatura a la Comunidad de Madrid después de su buena gestión como presidente en el tiempo que estuvo, con la resolución del conflicto del taxi como mayor mérito en su favor, tal como aseguran desde el propio partido. El malestar generalizado de estas voces críticas se sustenta también en el convencimiento de "todo lo que arrastra Ángel Garrido, que ahora se irá para Ciudadanos y perjudicará al PP".

Atrás quedan los tiempos en los que como militante y cargo electo del PP trabajaba con la expresidenta Cristina Cifuentes y mantenía serias discrepancias en la Asamblea de Madrid con el que hoy se ha convertido en su nuevo compañero, Ignacio Aguado. A eso también se ha referido al tener que justificar su decisión: "Eso fue un episodio que ocurrió hace tiempo. En política, las cosas pasan mucho más rápido de lo que parece. Yo siempre defendí lo que creía. Actué desde el respeto con Aguado y la relación siempre fue excelente y cordial".

De rivales a compañeros, Garrido concurrirá junto a Aguado a la Comunidad de Madrid por Cs.

Un hombre de partido

La tristeza y malestar que ha dejado en ciertos sectores del PP la marcha de Ángel Garrido es muy comprensible, ya que siempre se le consideró un hombre de partido con tres décadas de antigüedad y trabajo siempre en equipo, adquiriendo fama de ser un buen gestor y muy alejado de cualquier tipo de polémica. Fue un hombre muy válido para el PP después de la etapa de Esperanza Aguirre y de la forzosa salida de Cristina Cifuentes.

Como ya se mencionó y como recuerdan ya incluso con cierto halo de nostalgia desde fuentes de Génova, Garrido fue el gran gestor que sacó adelante la interinidad al frente de la Comunidad de Madrid solucionando con eficacia la reciente crisis del taxi en la capital. Siempre se mantuvo discreto en un segundo plano a pesar de discrepar con el nuevo rumbo del partido y con las decisiones que se tomaron desde que Pablo Casado tomara las riendas del PP a nivel nacional. Las mismas fuentes señalan que para él fue una decepción el nombramiento de Isabel Díaz Ayuso, pero lo aceptó con entereza. "A todos cuando nos dicen algo que no es lo que esperamos uno tiene un minuto malo, y yo lo tuve. Me hubiera gustado que hubiera sido bueno", admitió en una entrevista.

Garrido dejó la Presidencia el pasado 11 de abril para poder ir en las listas del PP al Parlamento Europeo, un paso que daba después de que el PP decidiera que no fuese el candidato a la Comunidad de Madrid.  Con la misma firmeza que acató esa decisión ha decidido ahora aprovechar la puerta que le abre el partido de Albert Rivera, que ha puesto punto y final a 30 años de idilio con la formación azul, color hasta ahora de su carné de militante, que ha pasado a ser naranja.

González Velayos y un vocal del distrito de Salamanca, últimas 'fugas' del PP de Madrid a Vox

El exconsejero delegado de Metro Ignacio González Velayos y el vocal del distrito de Salamanca José Luis Jordán han sido las últimas 'fugas' del PP a Vox antes de las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo.

De este modo, ambos de unen a Íñigo Henríquez de Luna, Fernando Martínez Vidal y Luis Asúa como figuras del Partido Popular que se han pasado a Vox antes de los próximos comicios. En municipios como Parla o Leganés, también son cabezas de lista exdirigentes del PP (los exscretarios generales Juan Manrique Manrique y Beatriz Tejero, respectivamente).

Fue Henríquez de Luna el primero en anunciar que daba el paso después de estar esta Legislatura como portavoz adjunto del Grupo Municipal del PP en el Consistorio de la capital. Se disputó la portavocía con José Luis Martínez-Almeida tras la dimisión de Esperanza Aguirre y perdió por dos votos de diferencia.

Ignacio González Velayos. 

Tal y como explicó, el propio Martínez-Almeida le comunicó que no contaba con él para la lista del PP al Ayuntamiento. De Luna consideró que no fue bien tratado, y apuntó, tras anunciar que se daba de baja en el partido, que él donde no le querían, no iba a estar. Ahora irá de número 5 en la lista de Vox encabezada por Rocío Monasterio a la Asamblea de Madrid.

A los pocos días, el edil Fernando Martínez Vidal siguió sus pasos. El artífice del logo del PP consideró que el puesto que le asignaron en la nueva lista al Ayuntamiento de Madrid no era el que él "merecía" dado su trabajo en el partido y su dedicación. Además, puso en valor que en Vox tenía compañeros con los que estaría "orgulloso" de compartir siglas como Ortega Lara. Vidal será el número 4 de Vox en la lista al Consistorio.

COMPARTIR: