02 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Natural de Barbate (Cádiz) intentó alcanzar la alcaldía de esta localidad y fue integrante de la 'Plataforma Recupera PSOE' en apoyo a Pedro Sánchez

Tomás Sánchez Pacheco: Este es el falso amigo de Pedro Sánchez acusado de varias estafas

Tomás Sánchez Pacheco.
Tomás Sánchez Pacheco.
Su imagen detrás del presidente Pedro Sánchez y las estafas que supuestamente habría cometido han convertido a Tomás Sánchez Pacheco en un personaje popular de la noche a la mañana. El rastro de estafados que ha ido dejando en el camino, su excéntrica personalidad y su pasado político con el PSOE, han hecho de él pieza clave para los medios informativos.Una trayectoria llena de negocios poco claros que han dejado un rosario de personas presuntamente engañadas y con ganas de que se haga justicia.

La vida de Tomás Sánchez Pacheco cambió cuando el pasado 23 de abril la Policía Nacional lo detuvo tras saltarse el confinamiento decretado por el Estado de Alarma y hacerse pasar por médico para, supuestamente, estafar a sanitarios del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Sánchez Pacheco fue interceptado durante un control rutinario de la policía en Madrid. Cuando lo detuvieron en la céntrica calle de San Bernardo, Tomás Sánchez llevaba un uniforme sanitario que lo identificaba como médico del Servicio de Inmunología del citado hospital madrileño. La Policía Nacional en un comunicado oficial aseguró que “había contactado con los profesionales sanitarios del citado centro al objeto de recoger dinero para la supuesta compra de material de protección individual”.

Una vida singular

Natural de Barbate, Sánchez Pacheco ha tenido un pasado más que movio, teniendo denuncias y antecedentes por reiteradas estafa. Una vez en libertad, tras ser detenido, aseguró que es médico de formación aunque nunca ha ejercido y, por supuesto, negó haber participado en cualquier tipo de estafa.

Por su parte, la Policía Nacional asegura que Tomás Sánchez actuaba con otro joven que también se hacía pasar por médico. Lo cierto es que Tomás estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Granada y, según él, además, la carrera de Medicina en una universidad extranjera que nunca ha especificado.

A pesar de todo esto, Sánchez Pacheco sigue defendiendo su inocencia y asegura que se presentó en el hospital para prestar sus servicios como voluntario. “No tenemos archivos ni procedimientos penales en curso. No nos han notificado nada, pero como se han paralizado los juzgados puede ser que venga alguna causa en el futuro”, aseguraba su abogado Ricardo Rodríguez en La voz del sur. “Lo detuvieron en la calle y le impusieron una sanción por saltarse el confinamiento, pero lo soltaron rápido”, explicaba sobre la detención.

Por si fuera poco, Rodríguez también asegura, que el vídeo que circula sobre su detención no es su cliente quien aparece, sino otra persona. Eso es evidente porque en el video de su supuesta detención, que publicamos en el cierredigital.com,  la figura del interceptado no corresponde con su imagen física. Por esto hasta ha anunciado su intención de querellarse contra los medios que lo hayan relacionado con esos hechos.  

La trascendencia de la figura de Tomás Sánchez Pacheco está directamente relacionada con su militancia en el PSOE. De hecho, todos los medios han reproducido una imagen en la que parece detrás del presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el hoy Ministro de Fomento José Luis Ábalos. Era mayo de 2017 y Sánchez acabada de ser nombrado Secretario General tras su triunfo en las primarias del partido socialdemócrata.

La plataforma ‘Recupera PSOE’ que apoyó a Sánchez en su llegada a la secretaría general contó entre sus miembros más activos con Tomás Sánchez Pacheco. Muchos han provechado el paso de Sánchez Pacheco por comisaría para vincular las estafas de Tomás con su militancia socialista. Algo al parecer incierto. Una vinculación que acabó recientemente. En una entrevista en Vozpópuli aseguró que desde el pasado mes de marzo dejó de ser militante del PSOE porque, según él, "no podía pagar las cuotas".

Lo cierto es que había llegado a ser secretario local del PSOE de Barbate (Cádiz), desde donde ejerció una dura oposición contra el alcalde de entonces, Juan Manuel de Jesús (PP), al que intentó disputar la presidencia del consistorio en las elecciones de 2007.

Sin embargo, esta batalla municipal andaluza no la realizó desde las filas del Partido Socialista Obrero Español, ya que Sánchez Pacheco creó para ello la formación Socialistas Independientes por Barbate (SIB) que le costó su expulsión de la formación creada por Pablo Iglesias.

En 2017 en un mitín del PSOE, detrás de Pedro Sánchez y José Luis Ábalos y al lado de Begoña Gómez. 

Tras este fracaso político, Tomás Sánchez se puso al frente de una Unión Temporal de Empresas llamada Activa-T, que se encargó de la gestión de las piscinas municipales del pueblo gaditano de Puerto Real. La empresa se cerró y acabó con acusaciones de sus empleados de no pagar las nóminas. El asunto acabó en los tribunales al querellarse el Ayuntamiento de Puerto Real contra Sánchez Pacheco por “apropiación indebida y estafa”.

Los alquileres

A raíz de este escándalo, el nombre de Sánchez Pacheco, se ha visto involucrado en mucho otros. La revista digital Somos Malasaña se ha centrado en otra de sus princiaples y oscuras actividades empresariales: los subalquileres. Su modus operandi se basaba, supuestamente, en mostrar nóminas falsas como investigador médico del CSIC para que alquilar viviendas que luego arrendaba a inmigrantes, generalmente sin papeles que de esta forma no podían reclamar.  

Según el citado medio, Somos Malasaña, a los propietarios de los pisos les hacía transferencias que eran anuladas inmediatamente después, mientras él cobraba por adelantado fianzas y mensualidades de sus realquilados. Un especie de Okupa.

Más llamativo fue el problema que tuvo en 2018. Fue con una cafetería en el barrio de Malasaña de Madrid que estaba situada en la mítica Farmacia Juanse. El anterior dueño del local lo ha acusado de no haber realizado el traspaso acordado y de haberse quedado con la explotación. Según Somos Malasaña habría recurrido una vez más al truco de realizar transferencias que luego eran anuladas.

Antonio Sánchez Pacheco en una imagen . 

A estos asuntos hay que sumar también la acusación de un proveedor de bebidas y alimentos proteínicos para deportistas que asegura que Sánchez Pacheco le habría estafado 30.000 euros al encargar un envío que nunca llegó a pagar. En esos momentos, Sánchez Pacheco estaba al frente de una franquicia de la cadena de gimnasios ‘Mi-Gym’, en la Plaza de Chueca, muy cerca de donde vivía por entonces en la calle Gravina.

En El programa de Ana Rosa intervino una persona que afirmó ser su novio y que aseguró haber sido pareja de Sanchez Pacheco durante un tiempo. Lo acusó de ser un “manipulador absoluto”, de ser considerado “tóxico” dentro del PSOE y de servirse como gancho con mucha gente de su "amistad íntima con el presidente del Gobierno" y que, incluso, le había escrito algún que otro discurso. Un elemento más de las muchas fantasías de una personaje hoy en la picota y que muchos de sus examigos dicen que todavía puede dar alguna sorpresa más.

Su imagen detrás del presidente Pedro Sánchez y las estafas que supuestamente habría cometido han convertido a Tomás Sánchez Pacheco en una persona señalada de la noche a la mañana. El rastro de estafados que ha ido dejando en el camino, su excéntrica personalidad y su pasado político con el PSOE, han hecho de él pieza clave para los medios informativos.

Una trayectoria llena de negocios poco claros que han dejado un rosario de personas presuntamente engañadas y con ganas de que se haga justicia.

COMPARTIR: