30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El DIrector Adjunto Operativo de la Policía, José Ángel González, esel tercer nuevo positivo dentro del equipo técnico nombrado por el Gobierno

Los Jefes de la Policía conocían desde enero el riesgo del coronavirus por el inspector Nieto, cesado de su cargo un mes después

El comisario José Antonio Nieto/ Linkedin.
El comisario José Antonio Nieto/ Linkedin.
La Policía tenía conocimiento de las medidas preventivas necesarias contra el coronavirus desde el 24 de enero cuando el Jefe de Prevención de Riesgos, José Antonio Nieto González, elaboró un manual para prevenir los contagios. El 14 de marzo el director general de la Policía, Francisco Pardo, lo cesó de manera fulminante, tres meses antes de su jubilación. ¿Por qué? Dicen que su "pecado" fue consultar esas medidas con colegas médicos antes de mandar el documento a los mandos superiores.

El comisario Principal José Ángel González, Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional ha dado positivo por coronavirus. Es el tercer miembro del equipo de técnicos de Moncloa que salen a diario en rueda de prensa que da positivo por la enfermedad. El primer diagnosticado fue el DAO de la Guardia Civil, el general Laurentino Ceña, luego el médico y portavoz del equipo Fernando Simón y ahora, el comisario González. Y todo eso a pesar de que en la Policía advirtieron del coronavirus mucho antes de la llegada a nuestro país, en concreto el 24 de enero.

Se da la circunstancia de que la primera persona que advirtió del riesgo de contagio de los policías, fue otro inspector de policía, el facultativo y entonces Jefe de  Prevención de Riesgos Laborales del Cuerpo Superior de l Policia Nacional, José Antonio Nieto González, médico de carrera y máxima autoridad en este departamento de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional, cesado sin explicaciones el pasado 14 de marzo por el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras.

Fue cesado de manera fulminante, tres meses antes de su jubilación. ¿Por qué? Dicen que su "pecado" fue consultar esas medidas con colegas médicos antes de mandar el documento a los mandos superiores.

El comisario José Antonio Nieto.

El facultativo de la policia Jose Ántonio Nieto fue el autor de una nota interna enviada el pasado 21 de enero avisando a la cúpula policial de los riesgos del nuevo Covid-19. Tres días más tarde, el 24 de enero, remitió a los correos corporativos de todos los agentes un documento donde explicaba qué era el coronavirus, cómo se contagiaba o qué síntomas tenía. El 31 de enero se detectó en España, en concreto en Tenerife, el primer caso de coronavirus. Nieto lo advirtió y poco más de un mes y medio después fue cesado fulminantemente de su puesto. Un inspector con gran prestigio en el cuerpo y una dilatada carrera en muchos puestos de la escala policial, donde era muy apreciado.

Advertidos desde enero

Ese mismo mes de enero, el coronavirus estaba expandiéndose por la provincia china de Wuhan. Desde España la pandemia se veía lejana, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzaba a alertar de que podía extenderse por todo el planeta y crear un problema serio a la mayoría de los países. Por eso el servicio de Salud y de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía se puso manos a la obra y elaboró una serie de recomendaciones para la prevención de este virus ya acechaba a España. Sobre todo, por entonces, los policías de frontera.

La nota elaborada por el comisario Nieto.

Así, en sus recomendaciones el facultativo Nieto Gonzñalez incluyó el material que debían utilizar los policías, especialmente los destinados en fronteras y el aeropuerto de Barajas, donde podían tener más contacto con gente que viniese de China. El inspector Nieto recomendaba el uso de guantes de nitrilos desechables para cacheos  y registro de equipaje y documentación. También recomendaba el uso de mascarillas FFPP2 en el control de documentos de cualquier pasajero que llegase de China.

Fue Nieto quien ordenó, asimismo, que se enviase este material a los agentes que realizan su jornada laboral en los aeropuertos. La Guardia Civil había dado ya este material a sus hombres destinados en aeropuertos. El inspector Nieto, luego reconvertido a facultativo jefe, liberó además una partida de 300.000 euros del presupuesto del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales para la compra de las primeras 14.000 mascarillas, 22.000 pares de guantes y algunos equipos de protección individual (EPIS) que llegaron a los agentes destinados en aeropuertos y aduanas.

Una dilata carrera policial

El inspector José Antonio Nieto González es Licenciado en Medicina y Cirugia por la Universidad Complutense de Madrid. Carrera que terminó en 1982, para posteriormente especializarse en Medicina del Trabajo.  Además se tituló como Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Comenzó su trabajo profesional en el Hospital Militar Gómez Ulla, de Madrid, como médico adjunto al Servicio de Medicina Interna. Después, en 1984, ingresó en la Policía Nacional.

En el año 2006 fue nombrado Jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) de la Dirección General de la Policía, correspondiendole todo el diseño del Servicio así como de la normativa de prevención de riesgos en el Cuerpo Superior de Policía Nacional.

Un policia con una mascarilla y guantes en las manos.

Cuando comenzaron las ruedas de prensa diarias del equipo de expertos, nombrado por el ministerio de Sanidad, se produjo una anécdota respecto a los plazos de compra de material necesario para luchar contra la pandemia. El comisario Principal José Ángel González, Director Adjunto Operativo (DAO), fue preguntado sobre este material para la Policía Nacional y contestó que "llevamos dos meses comprando", a lo que el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, le interpeló si no se refería a "tres semanas". Pero el DAO insistió en que eran dos meses, ratificando la visión anticipada que tuvo el facultivo policial Nieto González antes de la llegada de la pandemia a España.

Suspicacias dentro de la Policía

Tanta previsión de José Antonio Nieto debió despertar las suspicacias de alguien dentro de los mandos del propio Cuerpo Superior, ya que el 14 de marzo, el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, responsable máximo, ordenó el cese inmediato del inspector facultativo Nieto en su puesto de Jefe de Prevención de Riesgos Laborales. Al parecer, su "error oficial"  fue enviar ese documento a un grupo de colegas pidiendo su opinión profesional unas horas antes de que fuese oficial.

Antes de este cese, el 27 de febrero se celebró una reunión de los mandos policiales en el Ministerio de Sanidad. Allí estaban miembros del equipo de Fernando Simón como los responsables de prevención de Policía y Guardia Civil. En dicho encuentro, el inspector Nieto ya manifiestó que "al igual que los sanitarios, las fuerzas del orden también son son prioritarias", segun fuentes consultadas por elcierredigital.com.

Sin embargo, días después, el ministerio de Sanidad emitía un escrito oficial calificando a Policía y Guardia Civil como "personal con baja probabilidad de exposición al coronavirus", contrariando enormemente a los mandos de las Fuerzas de Seguridad que estaban en la reunión citada.

El 14 de marzo, con la epidemia ya descontrolada, el director general de la Policía, Francisco Pardo, decidía cesar al responsable Nieto González de su cargo, "en una inesperada postura que, por lo menos, esc ontrovertida", afirman fuentes policiales conusltadas. "En mitad de la crisis sanitaria que la Policía prescindiera de la persona que más conoce el virus y su manera de protegerse de él. Y que, además, lo haciera después de 36 años de carrera dentro del Cuerpo y tres meses antes de que Nieto cumpliese 65 años y, por tanto, pudiese jubilarse, es del todo vergonzo", señalan estas mismas fuentes a elcierredigital.com.

Por su parte, Alfredo Perdiguero, portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE) explicó a elcierredigital.com que "es una temeridad apartar del Servicio de Riesgos Laborales al policía que más sabe sobre este tema y además el primero que avisó de lo que se nos venía encima y nos quiso proteger advirtiéndonos y liberando dinero para comprar material para protegernos. No es entendible", además califica el cese de "poco elegante y malo lo mires por donde lo mires, ya que no hay una razón profesional para ello, es lo que reclamamos desde hace años, un director profesionalizado no un politico".

Francisco Pardo Piqueras, director general de la Policía.

Es cierto que dentro de los profesionales de la Policía el cese no ha sido bien entendido, como tampoco el nombramiento de Francisco Pardo Piqueras, un alto cargo político cuyo currículum es únicamente el haber sido un hombre fiel al líder socialista José Bono Martínez, a cuyas espaldas ha hecho toda su carrera política.

Fue consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, secretario de Estado de Defensa con José Bono, y presidente de las Cortes Castellano-manchegas. Es decir, un político socialista, nacido también en Albacete como Bono, que en 1999, con 37 años, dio el salto a la política como fiel escudero del líder del PSOE manchego. Desde entonces apenas ha abandonado el coche oficial, ocupando todo tipo de cargos oficiales. Pero nunca ha dejado de seguir los pasos indicados y señalados por su "padrino" José Bono Martínez, ni cuando ambos estuvieron unos meses en "el paro".

COMPARTIR: