16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según datos solventes del sector inmobiliario, habrían vendido la casa de Galapagar por 660.000 euros aunque el registro nos niega la nota informativa

La nueva vida de Pablo Iglesias e Irene Montero tras romper su relación sentimental

Exclusiva El cartel con la venta de la casa que figuraba en el día de ayer en el escaparate de la inmobiliaria.
El cartel con la venta de la casa que figuraba en el día de ayer en el escaparate de la inmobiliaria.
Pablo Iglesias e Irene Montero han roto su relación sentimental de pareja tras más de cinco años, según han confirmado a elcierredigital.com fuentes gubernamentales y de Podemos. La pareja ya pasaba por un bache sentimental antes del adiós del exvicepresidente segundo del Gobierno a la política. Y esta situación ha tenido, al parecer, una consecuencia inmediata: la venta del chalet más famoso de Galapagar por 660.000 euros, 45.000 más del precio de compra.

Techos con vigas de madera vista, suelos de gres y calefacción por suelo radiante con un estilo neocolonial. Así describía el portal especializado Idealista el chalet más famoso de Galapagar en la primavera de 2018.

El entonces líder de la formación Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que había prometido que nunca abandonaría el popular barrio de Vallecas, se hartó del acoso mediático y puso tierra de por medio con Madrid capital para hacerse junto a Irene Montero, en aquel tiempo su pareja estable, con una casa de 268 metros cuadrados edificada sobre una parcela de terreno de 2.000 metros cuadrados en la urbanización 'La Navata' de Galapagar. 

Tres dormitorios, dos baños, chimenea, jardín con huerta, una parte zen y hasta un pequeño chamizo como casa de invitados fueron adquiridos por 615.000 euros por la pareja de políticos que lideraba entonces la formación morada. Una adquisición que marcó la vida y carrera política del hombre que llevó a la izquierda alternativa desde las televisiones locales hasta La Moncloa. 

Fotos del chalet de Iglesias y Montero. Fuente: Idealista. 

Iglesias y Montero comenzaron su relación sentimental a finales de 2015 en una historia que sorteó dimes y diretes y que alumbró a tres niños: Leo, Manuel y Aitana. La pareja se ha mantenido unida durante este lustro turbopolítico que ha ofrecido un frenesí de indignaciones, abdicaciones, corrupciones y decepciones.

Ruptura y venta del chalet por 660.000 euros

Pero en los últimos meses la relación de pareja se habría deteriorado hasta tal punto que, tal y como señalan fuentes del Gobierno de España y de Podemos a Elcierredigital.com, "la pareja rompió en el pasado mes de marzo".

El epílogo de esta crisis sentimental y ruptura como pareja se habría producido hace escaso tiempo con la venta de la mansión familiar de Galapagar. Según confirman fuentes solventes del sector inmobiliario a elcierredigital.com la casa se habría vendido ya por 660.000 euros, 45.000 euros más de lo que, en teoría, les costó. 

El cartel con la venta de la casa que figuraba en el día de ayer en el escaparate de la inmobiliaria.

Según estas mismas fuentes, la operación de compraventa se habría formalizado a través del Grupo M&G, una inmobiliaria situada en la cercana localidad madrileña de Torrelodones, tal y como admiten a este medio fuentes cercanas a esta inmobiliaria que no respondió ayer a nuestras numerosas llamadas.

              Nota registral solicitada por El Cierre Digital y denegada. 

Desde hace días, elcierredigital.com solicitó la nota registral informativa del citado chalet, pero el Registro de la Propiedad de Galapagar no ha accedido a nuestras pretensiones, denegándonos la nota informativa. 

Rumores en 'La Berzosa'

Paralelamente a esta venta, no ratificada por el Registro de la Propiedad, fuentes solventes del sector inmobiliario también afirman que el exlíder de Podemos visitó hace escasos meses un chalet en venta situado en la conocida urbanización de 'La Berzosa', situada en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, próxima a la zona de Galapagar.

Urbanización de 'La Berzosa', en Hoyo de Manzanares (Madrid).

La casa, ubicada en un arteria principal de esta conocida urbanización madrileña, no fue del gusto del exvicepresidente que, sin embargo, sí se quedó encantado con la zona y habría adquirido, según estas mismas fuentes, "varias parcelas en 'La Berzosa' para construirse allí una nueva casa alejada de los focos". 

Por su parte, poco se sabe de cuál será el futuro habitacional de Irene Montero, si se instalará o no en una propiedad del Ministerio de Igualdad, cuyos responsables no respondieron ayer a nuestras preguntas sobre este asunto. Fuentes próximas a las Fuerzas de Seguridad del Gobierno de España, que han vigilado la casa de Galapagar, no confirman tampoco cómo se montarán los nuevos dispositivos de seguridad de ambos políticos.

También hay dudas sobre dónde estaría pasando actualmente las noches Pablo Iglesias, al que algunas voces sitúan en un piso de un conocido y céntrico barrio de Madrid.  

"Un padrazo" antes de su regreso a televisión

Los que conocen a Pablo Iglesias dicen que "está hibernando" y que le apetecería darse una vuelta al mundo para coger aire tras años de 'españolear'. Pero que no lo hace porque está hecho "un padrazo", que lleva todas las mañanas a sus retoños al colegio del Congreso de los Diputados y se desvive por sus tres hijos. 

Otras tareas más livianas ocupan sus pensamientos: la lectura, la televisión, sus perros y la búsqueda de su nueva vivienda estable. Cierto es que en este capítulo las especulaciones se disparan con malevolencia.

Pablo Iglesias con su mascota.

¿Qué sabe nadie? "Lo cierto es que Iglesias se hartó de que lo ninguneasen en el Gobierno y placó su ego redimiéndose para salvar Podemos mientras demostraba a la prensa conservadora que los cargos no le interesaban tanto como presumían algunos" afirman fuentes cercanas a elcierredigital.com.

La 'tele'

También estas mismas fuentes próximas al exlíder de Podemos señalan que Iglesias podría encabezar la nueva etapa de Gol TV, que este verano va estrenar una programación generalista con cine y algunos factuals americanos. Estos espacios no deportivos, en una televisión de TDT hasta ahora meramente futbolera, podrían ser la alfombra que utilice el exvicepresidente para introducirse en el canal del productor catalán Jaume Roures, que estaría encantado de volver a acoger al hombre que ya fue estrella en su proyecto digital Público TV.

Septiembre podría ser el mes del regreso del exlíder de Podemos y quizá sea entonces cuando despierte del sopor tuitero. Y es que en la red social de Twitter, donde era tan activo, lleva sin publicar ningún comentario desde el cuatro de mayo.

Este descanso tuitero le ha costado en el último mes la pérdida de 11.000 seguidores, que no son demasiados teniendo en cuenta que 'influye' a más de 2,5 millones de followers.

Documentales sociales

Fuentes cercanas a Mediapro, la empresa televisiva de Jaume Roures, explican a Elcierredigital.com que "Iglesias podría firmar para el nuevo canal, denominado a nivel interno como 'La Sexta verdadera', varios documentales de corte social filmados a pie de calle que estarían relacionados con asuntos relacionados con la vivienda, igualdad, educación, sanidad o pensiones".

Las mismas fuentes señalan que Jaume Roures baraja "convertir el canal deportivo temático Gol TV en un canal generalista, que contaría con retransmisiones futbolísticas solo los sábados y los domingos, tal y como hacía La Sexta TV en sus orígenes".

Roures e Iglesias. 

Cabe recordar que la licencia de Gol TV pertenece al grupo Unidad Editorial, editor del periódico de papel El Mundo, muy crítico contra Podemos. Se da la circunstancia que Unidad Editorial tiene arrendada esta señal de la TDT a Roures hasta el próximo año de 2022.

Quizá en este canal también desembarque, junto a Iglesias, la tertulia política 'La Tuerka'; el late show de Juan Carlos Monedero, denominado 'En la frontera'; y hasta un espacio de humor que contaría con cómicos anteriormente vinculados a Público TV.

Iglesias y los medios

La obsesión de Pablo Iglesias Turrión por el periodismo le llevó a decir en 2014 que "los medios de comunicación, por lo menos una parte, tienen que tener mecanismos de control público (...) Si el derecho a la información es un derecho democrático, la concentración de la propiedad es incompatible con ese derecho. No puede ser que algo tan importante, y de interés público, imprescindible para la democracia, como son los medios de comunicación, esté solo en manos de multimillonarios".

"¿Por qué no va a existir una regulación que garantice la libertad de prensa en el mejor sentido del término, sin condicionantes de empresas privadas o de la voluntad de partidos políticos? La sociedad civil tiene que verse reflejada con independencia y veracidad en los medios de comunicación", añadía.

Iglesias aseguraba que la ciudadanía "no milita en partidos políticos, la gente milita en los medios de comunicación. Una persona es de La Razón, de El País, de la COPE o de la Cadena SER. Son mucho más importantes las tertulias en televisión que los debates en el Parlamento". Y tras el verano lo intentará demostrar, quizá en su nueva casa, ya alejado de los focos mediáticos y de la polémica de su ex mansión de Galapagar.

COMPARTIR: