02 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CABO DE LA GUARDIA CIVIL Y LÍDER DEL COLECTIVO GITANO ANTONIO MARTIN afirma QUE "PARECE QUE POR SER DE ESTA ETNIA NO LES AYUDAN TRAS EL INCIDENTE"

Ocho familias gitanas siguen desterradas de Peal de Becerro tras el asesinato de un joven

El Cierre Digital en Actos vandálicos de los manifestantes el día 18 de julio
Actos vandálicos de los manifestantes el día 18 de julio
En la madrugada del 17 de julio, en Peal de Becerro, un joven de 29 años fue asesinado por dos jóvenes gitanos. Ambos pasaron a disposición judicial y ahora se encuentran en prisión provisional. El 18 de julio, durante una manifestación en la que se pedía justicia, los vecinos del pueblo volcaron varios coches, saquearon dos viviendas pertenecientes a gitanos y las incendiaron. Desterraron a ocho familias que actualmente tienen que sobrevivir en un hogar de Cáritas Diocesana de Jaén.

Desde el 18 de julio de 2022 han tenido lugar numerosos ataques a familias gitanas de la localidad jienense de Peal de Becerro. En este municipio, en la madrugada del 17 de julio, un hombre de 29 años fue asesinado por dos jóvenes gitanos, que pasaron a disposición judicial y actualmente se encuentran en prisión provisional. Ante el suceso, los vecinos de la localidad protagonizaron graves ataques contra algunas familias gitanas que no tenían ningún vínculo con el presunto homicida.

En el pueblo corría la voz de que la pena impuesta no era suficiente y que era “necesario” vengarse. Todo comenzó con una manifestación ilegal que acabó descontrolada. Los vecinos del pueblo volcaron varios coches, saquearon dos viviendas pertenecientes a familias gitanas y las incendiaron.

Los manifestantes sabían que las casas de los investigados estaban custodiadas por varios agentes. Y quizá por eso decidieron ir contra las casas y las calles de otros miembros de la etnia que nada tenían que ver con los causantes de esta situación. Las familias gitanas pidieron ayuda a las autoridades pero estas no intervinieron pese a estar custodiando la casa de los asesinos en la calle paralela a los disturbios. 

Elcierredigital.com ha contactado con Antonio Martín, cabo de la Guardia Civil de Almería y fundador de la Plataforma Nacional por los Derechos Gitanos, que explica lo “sorprendente que es que transcurridos dos meses no haya un solo identificado ni detenido como presunto autor de los hechos vandálicos del 18 de julio. El delito de incendio de vivienda habitada es tan grave que consta con una pena de 20 años de prisión. Nadie ha sido investigado, quizá pueda haber algún delito de omisión del deber de perseguir delitos”.

Vuelcan varios vehículos al terminar la manifestación de Peal de Becerro |  Actualidad | Cadena SER

Actos vandálicos manifestación Peal de Becerro.

Ante esta problemática muchos de los gitanos que habitaban en la localidad tuvieron que abandonar el pueblo. Ocho familias fueron desterradas de sus viviendas, siendo un total de 30 personas las que a día de hoy sobreviven de forma provisional gracias a hogares de Cáritas Diocesana de Jaén.

El cabo Martín denuncia que “estas familias solamente han recibido como mucho dos vales de alimentos proporcionados por la Cruz Roja, siendo de 50 euros el más valioso. Hay nueve niños en edad escolar más varios menores que no pueden ni comer ni estudiar. Me parece un agravio y un antigitanismo institucional gravísimo el que están mostrando tanto el Gobierno de Andalucía, como la diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Peal de Becerro. Estas familias tampoco cuentan con ningún tipo de ayuda psicológica pese a haber vivido una situación traumática. Parece que por ser gitanos no se les está dando la asistencia de emergencia que requieren”.

La Fundación de Secretariado Gitano, entidad coordinadora del Servicio de Asistencia a Víctimas de Discriminación del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, remitió un escrito de denuncia a la Fiscalía Provincial de Delitos de Odio. Las amenazas a un grupo de población determinado, las vejaciones, la estigmatización de la comunidad gitana, el discurso de odio y los daños  por el  incendio y destrozo de varias viviendas y bienes son los delitos de odio que tuvieron lugar en la manifestación.

El 26 de mayo de este año se aprobó una reforma de los artículos 22 y 510 del  Código Penal que considera el antigitanismo un delito de odio. En esta reforma se contemplan penas de hasta cuatro años de prisión y multas de entre 300 a 5.000 euros.

Antonio cuenta que han tratado de solucionar esta situación: “A pesar de que desde la Hermandad Gitana de Andalucía hemos enviado varios correos electrónicos al gabinete de Presidencia de la Junta de Andalucía, a diferentes consejerías y a la Diputación de Jaén, ningún miembro se ha puesto en contacto con nosotros. Lo único que pedimos en el correo es tener un encuentro personal con el presidente de la Junta de Andalucía, con la consejera de Igualdad o con el presidente de la Diputación de Jaén para buscar soluciones a estas familias”.

Los gitanos piden la vuelta de las familias de Peal del Becerro:

Gitanos pidiendo la vuelta de las familias a Peal de Becerro

No he escuchado a ningún partido político interesarse por las víctimas, requerimos que algún partido se digne, por humanidad, a solicitar explicaciones en el Parlamento andaluz y en las Cortes Generales al ministro de Interior de las medidas tomadas para ayudar a estas familias. Queremos que las casas de estas ocho familias sean restauradas porque quieren volver a sus casas y recuperar sus vidas en armonía en Peal de Becerro”, explica Antonio.

“El pueblo de Peal de Becerro creó una plataforma solicitando Justicia para el fallecido, pero esa justicia se tuvo desde el momento en el que los presuntos culpables fueron detenidos. No entiendo qué tipo de justicia exigen si quien hizo aquello ya está en la cárcel. Para el 1 de octubre tienen convocada una nueva manifestación para la que se prevé que acudan mil personas. Solo quedan tres familias de gitanos ancianos en Peal de Becerro, esperemos que no quieran atentar contra ellos y requerimos a la Delegación del Gobierno que intensifique la seguridad por medio de grupos como el GRS 2 de Sevilla con varias UVA así como la USECIC”, concluye Antonio.

COMPARTIR: