04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Gobierno solicita modelos de Apple y Samsung, lo que ha sido criticado por los ciudadanos y partidos políticos de la oposición por su alto coste

Indignación popular por el gasto de más de un millón de euros en móviles para 'sus señorías' los diputados

Pedro Sánchez con su teléfono móvil.
Pedro Sánchez con su teléfono móvil.
El Congreso de los Diputados va a renovar los teléfonos móviles de sus parlamentarios. Un gasto de más de un millón de euros que ha molestado a los ciudadanos y a algunos partidos políticos. Según afirman, en la crisis actual originada por la guerra, el gasto es “exagerado”. Los teléfonos móviles solicitados son modelos de alta gama de Samsung y Apple.

El pasado 7 de septiembre el Boletín Oficial del Estado (BOE) hacia pública, como es costumbre, una licitación para el “suministro de terminales móviles, sistema de gestión de dispositivos y servicios asociados”. Es decir, un contrato para la renovación de los teléfonos móviles de los diputados del Congreso. Pero la cantidad destinada a la compra ha generado polémica: 1.018.789 euros.

Esta cifra inicial podría variar, principalmente porque en ella no se incluye el IVA. Si le sumamos el correspondiente 21%, ascendería a 1.232.734,69 euros. Con esta cantidad, según se especifica en las prescripciones técnicas de la licitación, se pretenderían comprar un máximo de 825 'smartphones'. Al efectuar la división, nos daría como resultado un gasto de 1.494,22 euros por terminal.

La inversión del Congreso (para la que han dado un mes de plazo) no ha sido del agrado ni de los ciudadanos ni de algunos partidos políticos, que han calificado de “espectáculo bochornoso” tal gasto teniendo en cuenta la “crisis actual”.

Las críticas por parte de los ciudadanos y la oposición

En una rueda de prensa, el portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, cuestionaba a los medios presentes si realmente es necesaria esa inversión en móviles de última generación o, por el contrario, se podría haber hecho un recorte. “¿1.2000 euros se va a gastar el Congreso de los Diputados en móviles con la que está cayendo? ¿En sus medios de comunicación les pagan un iPhone 13? Si a ustedes no se lo compran… ¿por qué me lo compran a mí?”, se preguntaba.

El mismo político, además, se mostraba contrario a la licitación en su cuenta de Twitter, explicando que “mientras los españoles hacen sacrificios ingentes para poder llegar a fin de mes, su dinero público” paga “móviles de alta gama a los diputados”.

Desde Unidas Podemos, Pablo Echenique expuso la posibilidad de “evitar que se lleve a cabo un gasto suntuario como este” y que van a “trabajar para evitar que se realice un gasto exagerado”. Mientras tanto, Íñigo Errejón (Más País) afirmaba no necesitar un móvil “más nuevo”. Ni PP ni VOX hicieron declaraciones al respecto.

Una usuaria de Twitter también mostraba su indignación, afirmando que para “comprar en el supermercado lo mismo que comprabas hace un año, necesitas un 18% más de dinero. Pero el Congreso se va a gastar 1,2 millones de euros para renovar sus móviles porque tus impuestos son ‘para Sanidad y Educación”.

Los móviles requeridos: modelos de alta gama de Samsung y Apple

Más allá del gasto, una de las mayores críticas es debida a los modelos que se solicitan. En la licitación se establecen dos perfiles: 550 dispositivos de Apple y 275 de Samsung. Modelos que, además de para los 350 parlamentarios, irán destinados a otros trabajadores del Congreso.

iPhone 13.

Concretamente, en las características técnicas mínimas de los modelos requeridos para ambos grupos se puede apreciar que son de alta gama. En el caso de Apple, se refieren al iPhone 13 de 512 GB de capacidad (unos 1.250 euros) y en el de Samsung el Galaxy A53 (409 euros).

Sin embargo, algunos medios apuntan que el gasto podría ser mayor en el caso de adquirir el próximo iPhone 14. La versión estándar del nuevo modelo saldrá a la venta el 16 de septiembre (por lo que entraría dentro del límite de la licitación) y el Plus a partir del 7 de octubre. Los precios oscilarán desde los 1.009 hasta los 1.469 euros.

Además de los nuevos terminales, el gasto incluiría garantía y soporte técnico durante dos años, cargador de corriente, cable de conexión, auriculares con cable y funda transparente de protección. En el caso de los terminales Apple, algunas de estas solicitudes se tendrían que pagar aparte del móvil, como es el caso del cargador de corriente y la funda.

Los documentos de la licitación afirman que se deben cambiar los terminales para tener “las últimas versiones del sistema operativo”, así como las actualizaciones en el caso de los móviles Apple, para mantener la seguridad de las comunicaciones. Según afirman, los modelos a renovar datan del año 2017 y 2018 y pasados cinco años comienzan los problemas de seguridad de los dispositivos ante la falta de actualizaciones.

COMPARTIR: