19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los críticos de la formación se enfrentan a la cúpula y exigen desde Andalucía liquidar las gestoras internas de diferentes puntos de España

Disidencia en VOX: Denuncian ante la Fiscalía vulneraciones y autoritarismos en el partido de Santiago Abascal

Miembros de la cúpula de VOX.
Miembros de la cúpula de VOX.
La formación de Santiago Abascal es cuestionada en Málaga por afiliados críticos, que señalan el incumplimiento de preceptos constitucionales por parte de algunas normas de los estatutos de VOX, diseñados de manera 'incorrecta'. Una denuncia ante la Fiscalía destapa la 'mala praxis', que atenta contra los derechos fundamentales y fomenta el autoritarismo en el partido. Mientras los críticos se enfrentan a la cúpula y exigen liquidar las gestoras internas desde Andalucía y otros puntos de España.

A partir de septiembre, el partido de Santiago Abascal se encontrará en el punto de mira de la Fiscalía de Málaga, pues un sector crítico de VOX en esta provincia ha decidido interponer una denuncia contra la formación política en base a hechos que "vulneran la Constitución y los derechos de los afiliados", información a la que ha accedido en exclusiva ElCierreDigital.com.

"Esta denuncia judicial, pone de manifiesto la grave crisis interna de la formación verde, en cuanto a su organización autoritaria basada en gestoras que nombran cargos a dedo para asegurarse la permanencia en listas electorales de cara a las primarias del partido, para designar a los responsables de los comités provinciales, pero también, con vistas a los próximos comicios en España, en 2023", explican los denunciantes a este medio, que a su vez señalan "la debacle territorial de VOX en Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Murcia, Extremadura, Canarias y Andalucía".

El firmante de esta denuncia ante la Fiscalía, Javier Altamirano Macarrón, en representación de la Plataforma Ya está bien, -expulsado de VOX Málaga por presentar una moción de censura contra el representante de la actual gestora-, asegura a ElCierreDigital.com, que "este documento consta de 237 firmantes más que prefieren permanecer en el anonimato por miedo a represalias desde VOX Nacional,  por lo que el resto de denunciantes ocultan su identidad bajo el temor a ser expulsados directamente del partido, por rebelarse contra las irregularidades y la gestora malagueña".

Javier Altamirano. 

"VOX Málaga ha ido a peor desde que Antonio Sevilla asumió la presidencia de la gestora tras perder estrepitosamente las primarias el candidato del aparato del partido, José Enrique Lara -quien apadrinó a Sevilla en su lista en el número dos-,  por lo que es necesario poner en conocimiento de la Fiscalía las presuntas irregularidades que arrastran las gestoras avaladas por VOX", expone Altamirano.

Altamirano también recuerda la triste pérdida para el partido del excoronel de la Legión Enrique de Vivero, que dimitió por "presiones" en noviembre de 2020, tras ganar las primarias y alcanzar la presidencia de VOX Málaga.

"La dimisión de Vivero, fulminado desde Madrid, provocó que se montara una gestora de la mano de la diputada en el Congreso, Patricia Rueda, que a su vez, ampara al actual presidente, Antonio Sevilla. Sin embargo, Sevilla no ha hecho nada por el partido, y de entrada ha nombrado más cargos del PP y PSOE juntos -con ironía-, pues ha puesto coordinadores en todos los lados a base de nombrar cargos orgánicos en cada pueblo, cargos para tener las llaves o el uso de teléfonos por ejemplo, pero con la consigna del ordeno y mando desde Madrid", argumentan desde la Plataforma Ya está bien.

"Caciques" en VOX

"Abascal, dicen que no se entera de nada, pero es algo que no comparto, pues lo importante para la cúpula de VOX Nacional es funcionar con subvenciones, pues se comportan como caciques hacia los afiliados que mantienen estos servilismos", critica Altamirano. 

"Cuando José Enrique Lara obtuvo los peores resultados de VOX en España, sin sacar un solo concejal, le pedimos que pusiera su cargo a disposición de los afiliados, pero Lara no quiso, nos contestó que no le salía de los huevos", resalta Altamirano, y añade, "nos liquidaron del partido a Félix Martín y a mí, nos echaron por presentar una moción de censura. Sin embargo, la Ley de Partidos, permite articular este mecanismo en cualquier momento".

"Ganamos las primarias a Lara pero no sirvió de nada, pues él estaba puesto por la ejecutiva que Madrid había querido. Fue entonces cuando nos echaron del partido, sin recibir una sola carta de VOX que nos diese derecho a hablar", concluye Altamirano.

VOX Málaga lidera el cambio 

El enclave de Málaga es, precisamente, desde donde la Comunidad Autónoma de Andalucía se ha organizado para poner en marcha un movimiento de cambio interno en el seno de la formación verde, liderado por algunos sectores críticos contrarios al "autoritarismo" de la cúpula nacional de VOX. También exigen, estos mismos críticos, para poder evolucionar políticamente, "liquidar el sistema de gestoras permanentes que limitan de manera irregular la participación de los miembros en el partido de Abascal", explican en este medio.

Santiago Abascal. 

VOX Málaga se ha convertido en un referente nacional de movilización interna contra "una serie de presuntas irregularidades acaecidas en esta formación política", derivadas de una falta de democracia  interna  y estatutaria, que afectarían al cumplimiento de la Constitución, indican, "algo que no podemos tolerar", han manifestado en su denuncia desde la Plataforma Ya está bien.

Cuestionan los Estatutos de VOX 

A través de la denuncia ante la Fiscalía de Málaga, el partido de Santiago Abascal recibe un importante varapalo a nivel nacional, pues la iniciativa se promueve no solo cuando la cúpula malagueña atraviesa su etapa más oscura, según indica el colectivo Ya está bien, sino que también supone una férrea oposición al mantenimiento de las gestoras respaldadas por la directiva de VOX Nacional, lo que supone, a su vez, que los cimientos del partido comiencen a tambalearse, y este espíritu de cambio se contagie hacia el resto de provincias que solicitan el final de una política interna "autoritaria en la formación verde".

Los denunciantes subrayan ante la Fiscalía que "los Estatutos de VOX no contemplan el tiempo límite que puede durar una gestora interna en el partido". Es decir, al contrario que los estatutos de otros partidos políticos que sí especifican las normas sobre sus gestoras. Sin embargo, VOX Nacional ha omitido una 'clausula' que regule el tiempo previsible que debe transcurrir para convocar primarias internas o nuevas elecciones representativas o cargos dentro de su estructura interna, con el objetivo de desarrollar para sus afiliados una actividad democrática normal".

Según aclaran estos mismos críticos a ElCierreDigital.com, sus pretensiones jurídicas se basan en la exigencia de "una organización interna con la necesidad de que se cumpla un funcionamiento democrático para VOX", tal como refleja el Artículo 6 de la Constitución Española, respecto al "pluralismo político" y "ejercicio de la actividad libre dentro del respeto a la Ley". 

 Autoritarismos en VOX 

La denuncia contra VOX recoge el caso de las gestoras del partido, en concreto, la situación que sufren los afiliados en relación a la mala praxis política de la gestora de VOX Málaga, según indican los denunciantes, que podría llegar a generar "conductas basadas en el autoritarismo e imposiciones permanentes en el tiempo"  que impedirían por tanto, un proceso participativo dando paso a "un funcionamiento dictatorial, impidiendo la participación de los afiliados en la toma de decisiones y su  organización interna".

En la actualidad, VOX mantiene alrededor de 30 gestoras en diferentes provincias españolas, un hecho considerado como "un fracaso de organización por parte del secretario general Javier Ortega Smith", al que acusan desde diversos sectores críticos como el responsable del caos interno que sufre el partido debido a "la falta de implantación territorial".

Javier Ortega Smith. 

Los miembros críticos del partido desde VOX Málaga señalan que "para que se apruebe la celebración de primarias internas y elegir a los comités provinciales, es necesario superar en 500 el número de afiliados para salir del sistema de gestoras, pero resulta incomprensible que existan tan pocos afiliados entonces en cada provincia y que la cúpula de VOX Nacional mantenga a gestoras que no funcionan, en detrimento del crecimiento y expansión de VOX en toda España".

Vulneración de derechos 

Los críticos de VOX en su denuncia hacen constar que "la disciplina interna no puede servir para cercenar los derechos fundamentales de los afiliados" pero además, ponen en valor "la libertad de expresión y de decisión  como  elementos imprescindibles de la participación activa en el proceso político".

"Sin embargo, los comportamientos o falta de normativa estatutaria favorecen, presuntamente, perpetuar de manera indefinida posiciones políticas que, enmudecen a los afiliados o posibles disidentes, reforzando el poder de las élites que controlan la dirección", manifiestan a ElCierreDigital.com.

Por otra parte, estas mismas fuentes reconocen como un hecho "inadmisible"  que tras meses desde la instauración de la Gestora en VOX Málaga, se hayan nombrado "cargos de forma indiscriminada" que presuntamente, "suponemos estén gestionando y tomando decisiones tanto a nivel económico como organizativo en el partido, pero sin contar en ninguna circunstancia con la opinión de los afiliados de Málaga".

Pero sin duda, lo más significativo, estiman, es que "una Gestora apenas tiene competencias, por lo que no puede tomar decisiones políticas ni adoptar iniciativas que afecten al funcionamiento del partido".

Por lo que deducen que en el caso de la Gestora VOX Málaga, "estos cargos orgánicos designados para esta gestora, podrían ser impuestos, en modo militar en contra del 'principio participativo'- recogido en el artículo 23 de la CE-, que es el principal fundamento de la existencia  de cualquier  partido político".

Los afiliados critican que "VOX parece que, presuntamente, ha olvidado o ignorado completamente, estos principios constitucionales" pues "con la implantación de una Gestora con carácter permanente, sin paso o transferencia rápida hacia la celebración de  una Asamblea, la participación puede verse restringida por un periodo excesivamente largo en el tiempo".

Expulsión indiscriminada 

Otra de las críticas desde VOX Málaga hace alusión a "la expulsión indiscriminada de afiliados sin previo aviso o comunicación, basada, en algunas ocasiones, en comentarios o declaraciones de disconformidad con la situación descrita".

Santiago Abascal. 

Las expulsiones de ciertos miembros del partido no son avaladas por este sector crítico malagueño que, a su vez, indican en la denuncia ante la Fiscalía que contemplan "una presunta vulneración del principio de Libertad de Expresión del artículo 20 de la CE, en cuanto al derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante diferentes medios por parte de los afiliados".

Finalmente, el equipo 'anti-gestora' organizado por la Plataforma Ya está bien, en relación con los altercados en VOX Málaga, defiende a ultranza la igualdad de oportunidades en la actividad del partido, así como "el derecho a organizar un partido político en base a  fortalecer su institucionalidad y expandir los derechos de sus militantes".

Plataformas Anti-Gestoras de VOX 

Consultado Javier Altamirano por ElCierreDigital.com sobre el fenómeno de las plataformas anti-gestoras de VOX, que cada vez van tomando más relevancia en todo el territorio nacional, señala que "desde nuestro colectivo Ya está bien, estamos completamente de acuerdo con la mayoría de los postulados de Antonio Pulido, en representación de la Plataforma Antigestora de Vox Málaga, quien ha establecido comunicaciones con otros críticos de la formación de Santiago Abascal procedentes de diferentes provincias como Gran Granada, Huelva, Jaén, Sevilla, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Barcelona y Orense, para impulsar un 'proyecto conjunto' que recoja las desafecciones de la formación verde".

Esta agrupación malagueña está liderada por el ingeniero Antonio Pulido, con el objetivo de crear la Unión de Plataformas Antigestoras de Vox, según recoge Alerta Digital.

Desde este grupo, apuntan que es imprescindible que "el secretario de VOX, Javier Ortega Smith, deje de ejercer el control de la organización del partido" y achacan que "es la causa principal de la existencia de más de 30 gestoras provinciales impuestas a dedo que cuentan con el rechazo mayoritario de los militantes".

La plataforma apela a "un modelo organizativo a nivel provincial que fortalezca al partido", con relación al papel de VOX en los próximos comicios municipales y autonómicos de 2023.

La Unión de Plataformas Antigestoras de Vox tiene previsto celebrar un acto en Madrid en octubre que podría convocar a una gran afluencia de militantes críticos, quienes en estos momentos se encuentran organizándose desde todos los puntos de España.

Pulido declara que "si todos los que estamos en contra de cómo se está gestionando el partido, y que somos muchos en toda España, nos unimos, sin duda seremos más fuertes y no podrán ignoramos, como hacen ahora". Además, defiende "la vuelta a los principios que nos hicieron creer en este proyecto y que la dirección nacional deje de interferir en los procesos democráticos dentro de Vox".

"Desde arriba creen que teniendo controladas las provincias con gestoras, tienen controlado el partido, pero se equivocan, de esta forma nos vamos al precipicio", sostiene Pulido en un comunicado.

"El ejemplo de lo que está pasando en Málaga es claro: los que ostentan el poder son personas mediocres y para camuflar su  mediocridad se rodean de personas aún más mediocres que ellos. La unión nacional de los críticos es la única posibilidad de revertir una situación desastrosa y de evitar que Vox termine como Ciudadanos", apostilla Pulido.

ElCierreDigital.com se ha puesto en contacto con VOX Nacional, que ha rechazado hacer declaraciones. 

COMPARTIR: