22 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Simuló una rara enfermedad que requería de un tratamiento experimental en EE UU y engaño a montones de famosos

Las aventuras de Paco Sanz, el estafador que lleva un año y medio en la calle pese a haber timado a 14.000 personas

Paco Sanz, todo un personaje.
Paco Sanz, todo un personaje.
Francisco José Sanz González de Martos, más conocido como Paco Sanz, es un valenciano de 48 años acusado de miles de estafas por haber recaudado dinero para tratarse, presuntamente, los dos mil tumores que dice que tiene repartidos por todo su cuerpo. El chantaje emocional es su mejor arma, jugar con los sentimientos de las personas para pedirles dinero y afrontar así su supuesta enfermedad.
Se llama Francisco José Sanz González de Martos, aunque es más conocido como Paco Sanz. Es valenciano, tiene 48 años y está acusado de miles de estafas por haber recaudado dinero para tratarse, presuntamente, los dos mil tumores que dice que tiene repartidos por todo su cuerpo. Esa era su principal treta, jugar con los sentimientos de las personas para pedirles dinero y afrontar así su supuesta enfermedad.
 

Paco Sanz simulando que está muy enfermo.

Pero Paco Sanz lleva un año y medio en libertad provisional tras ser acusado de estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales. Aparte, es aficionado al tiro gracias a que su padre es el presidente de la Federación del club de Tiro Olímpico, y ya le han sido retiradas varias armas tras alardear de ellas en otro de sus numerosos vídeos, donde toca todo tipo de temáticas y cuenta incluso cómo ha estafado a sus víctimas.

En otro de sus vídeos, del centenar que ha grabado, llega a pegarle un bofetón a un niño de 9 años al tiempo que le dice: "Estoy haciendo un vídeo, no me hagas el gilipollas". En otra grabación su exnovia le da instrucciones para simular que está al borde de la muerte, como "pon cara de estar más triste", y también tiene vídeos de contenido sexual con esa chica adolescente llamada Lucía, como él detenida en su momento por aprovecharse de los fraudes de Sanz: "Yo le rompí el bizcocho a mi novia de 19 años".

Sanz, al que muchos llaman "el hombre de los dos mil tumores" y que dice padecer el Síndrome de Cowden, puede haber consumado estafas por valor de hasta 350.000 euros a una cantidad enorme de personas, hasta 14.000 según algunas fuentes, entre ellos personajes populares del cine o la televisión. Pero lleva un año y medio en libertad a la espera de una nueva causa y parece no preocuparle nada, pues desarrolla su vida con normalidad.

Este hombre ha obtenido gran parte del dinero que ha estafado pidiendo donaciones públicamente a través de las redes sociales, que dirigía mediante una organización "sin fines de lucro". Ha sido un habitual de distintos programas televisivos, donde ha explicado su supuesta enfermedad y ha cobrado por ello, y ha llegado a decir, tanto él como sus padres, que ha recibido "un costoso tratamiento experimental en Estados Unidos".

Paco Sanz ha organizado eventos para conseguir dinero e incluso ha publicado un libro, Paco Sanz; una vida de sueños, una vida de lucha, que está a la venta por doce euros que se supone que se reparten en seis para Paco, tres para la editorial y otros tres para cubrir los gastos de impresión y distribución. Pero realmente en lo que más dinero ha gastado este estafador es en viajes por todo el mundo y en artículos de lujo.

Se ríe de todos

Entre los estafados por Paco Sanz están los humoristas José Mota y Santi Rodríguez, el actor y director Santiago Segura, el exdeportista y conductor del programa de televisión Hermano Mayor Pedro García Aguado, el presentador Jorge Javier Vázquez, el cómico Dani Mateo, de plena actualidad ahora, o el televisivo Javier Cárdenas.

El youtuber AuronPlay ha sido otro de los personajes populares que confió en este timador y, cuando supo de las estafas, se refirió a él señalando en Twitter que él era "el primer engañado, este señor se ha reído de todos nosotros".

Y es que en marzo de 2017 se confirmaron los engaños de Paco Sanz y se conocieron todos los vídeos de los que era autor en los que se mofaba de sus adeptos. También se supo de sus fotos de viajes y objetos caros que adquiría con el dinero de las donaciones. Fue detenido entonces por la Policía, quedando en libertad provisional con la obligación de firmar mensualmente en un Juzgado mientras dure la investigación que se lleva a cabo contra él por estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales.

Aunque inicialmente el Juzgado de Instrucción número 5 de Llíria acordó su ingreso en prisión provisional al encontrar indicios claros de que las ayudas obtenidas no eran destinadas a fines médicos para los que pedía el dinero, la titular del Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, encargada del caso, optó por retirar dicha medida y dejó en libertad al presunto estafador sin necesidad de fianza.

Y desde entonces, pocas novedades. Paco Sanz quedó en libertad hace un año y medio porque no se apreció riesgo de destrucción de pruebas, y sigue en libre a la espera de novedades sobre su caso y de volver a ser encausado.

COMPARTIR: