29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La exalcaldesa de Madrid se ha ofrecido a la vicepresidenta del Gobierno para colaborar en el nuevo 'Frente amplio' de la izquierda española

Carmena se queda sola tras romper con Iglesias, Errejón, Sánchez, Higueras y con las dudas de Yolanda Díaz de acogerla

/ Manuela Carmena
Manuela Carmena ha sacado nuevo libro, 'La joven política', y se ha intentado acercar al 'Frente Amplio' de Yolanda Díaz, que ha acogido su oferta con cierta prevención. La exalcaldesa de Madrid se está quedando sola políticamente tras haber roto con Podemos, Más Madrid, el PSOE y los escindidos del 'errejonismo', Recupera Madrid.

Manuela Carmena no sospechaba el error que cometía cuando se alejó a finales de 2016 de la formación a la que le debía la alcaldía de Madrid, Podemos, que tal y como se ha demostrado en sede judicial sufrió una salvaje campaña de guerra sucia promovida desde el Ministerio del Interior y ejecutada por algunos medios de comunicación.

Y es que su divorcio con Podemos le acabó costando la alcaldía en 2019 y que desde 2020 se haya convertido en un personaje incómodo para formaciones aliadas del partido morado. Este hecho quizás le ha invitado a ofrecerse a participar en el 'Frente Amplio' de Yolanda Díaz, que ha acogido la propuesta con prevención por la mala opinión que existe sobre la jueza en la coalición que lidera.

Cuatro rupturas

En junio de 2019 Carmena renunciaba a tomar su acta de concejala del Ayuntamiento de Madrid tras perder la alcaldía después de haber roto con Pablo Iglesias con una guerra intensa por el acuerdo entre la entonces edil e Íñigo Errejón, que acabaron distanciándose tras el fracaso de Más Madrid en las municipales y autonómicas y poco antes del revés estatal que sufrió Más País.

El pacto firmado por el PSOE y Unidas Podemos para compartir Gobierno a principios de 2020 también complicó la vida de la excalcaldesa, que tenía una estupenda relación con Pedro Sánchez e iba a ser propuesta como Defensora del pueblo... si los socialistas no hubieran tumbado su nombre por la incomodidad que producía en sus socios.

La cuarta ruptura de Carmena, quizás la menos conocida, ha sido la que ha protagonizado con los cuatro concejales más cercanos a ella (su eterna secretaria Marta Higueras, su sobrino político Luis Cueto, Felipe Llamas y José Manuel Calvo).

Este cuarteto rompió con Más Madrid, se pasó al grupo de los no adscritos y no ha encontrado el apoyo de su exlíder, que no ha querido tomar partido en la cruenta guerra que mantienen abierta sus excompañeros.

Tour

Carmena se encuentra en plena campaña promocional de su libro 'La joven política', editado por Planeta. La exacaldesa se ha mostrado muy crítica con los partidos en su gira: "¿Por qué no se puede ser de dos partidos a la vez? Los partidos son casi como religiones y creo que eso no debería ser así".

Sobre el 'Frente Amplio' dice que conoce "a Ada Colau y a Mònica Oltra, y me parecen mujeres estupendas. Sí me gustaría que hubiera una manera de hacer política absolutamente diferente, basada en buscar alternativas y soluciones".

Y se duele de perder la alcaldía al asegurar que "al acabar la legislatura se debería hacer una rendición de cuentas. Ayudaría a la redacción de los programas propios y de los demás. Pero como no se hace, en muchas ocasiones son declaraciones que no contrastan con la realidad. Además, no es algo que hagas solo para los que te han votado, por lo que tienes que saber cómo ceder".

Sus partidarios se acercan al PP

Los cuatro concejales de Más Madrid más cercanos a Manuela Carmena rompieron hace unos meses con el 'errejonismo' y ahora han logrado conformar un grupo mixto con financiación, asesores y turnos. El PP niega que esta concesión del consistorio haya sido a cambio de apoyar el nuevo plan de restricciones de movilidad de vehículos a motor en el centro de Madrid.

Carmena e Iglesias. 

El portavoz de Recupera Madrid, José Manuel Calvo, asegura que han apoyado el nuevo plan con la intención de salvar los carriles bicis: "Nosotros queremos un compromiso del mantenimiento de todos los carriles bicis que se desarrollaron en la etapa con Carmena. Hemos visto que han tenido la tentación de eliminarlos, como el de Santa Engracia. En Madrid no se pueden borrar carriles bicis. Hay que ampliar también los carriles bus".

Calvo asegura que los argumentos de Más Madrid para no apoyar el nuevo plan "son una pantomima. Ahora quieren demostrar que hacen oposición después de haber estado dos años de vacaciones, después de regalar los Pactos de Cibeles, de dar a Ana Botella la medalla de honor de la ciudad. Han dejado a Almeida campar a sus anchas. Ahora está en juego que Madrid Central siga o no. Si no se aprueba este texto, Madrid Central desaparece a mediados de septiembre por sentencia judicial. Esto es una irresponsabilidad manifiesta".

Así nació Recupera Madrid

Más Madrid arrastra unos problemas económicos agravados por el fallido salto estatal de Iñigo Errejón, que dejó a finales de 2019 una deuda de alrededor de 400.000 euros. Rita Maestre, líder de la formación en el Ayuntamiento de Madrid, apostó porque los concejales de su formación donasen parte de su sueldo para limpiar la deuda e intentar recuperar el consistorio en 2023 'libres de cargas'.

Pero cuatro concejales de su grupo, los más relacionados con Manuela Carmena y menos ideologizados, decidieron no donar parte de su sueldo y romper con Más Madrid para lanzar un nuevo sujeto político, Recupera Madrid, que está cortejando sin suerte a Podemos.

Marta Higueras (exteniente de alcaldesa), Luis Cueto (sobrino político de la exalcaldesa), José Manuel Calvo (responsable de Urbanismo de Madrid la pasada legislatura) y Felipe Llamas (ex jefe de Gabinete de Carmena) han puesto tierra de por medio con Más Madrid.

El pragmatismo político de los cuatro hace que desde las cercanías de Unidas Podemos los miren con recelos. Carlos Sánchez-Mato, de Izquierda Unida, les ha criticado por su falta de compromiso social y su cercanía a la 'Operación Chamartín'. "No son de izquierdas", ha llegado a decir.

Más Madrid, ¿y ahora qué?

Más Madrid aguarda tiempos mejores con tres radios de acción: Rita Maestre se mantiene como portavoz municipal sin hacer demasiado caso a las críticas que está recibiendo por su 'oposición light' a Almeida. Mónica López lidera al partido en la Asamblea de Madrid tras haberse convertido en la principal fuerza de la oposición.

E Iñigo Errejón hace la guerra por su cuenta cual francotirador de la mano de Más País, que ha frenado su proyección después de que Okdiario destapase que su líder presuntamente agredió a un ciudadano que le pidió una fotografía.

COMPARTIR: