20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los 'populares' tildaron a los jeltzales en junio de 2018 de partido "desleal y mercenario" por votar a favor de Pedro Sánchez

El PNV hace las paces con el PP tres años después de la moción de censura a Mariano Rajoy

/ Andoni Ortuzar. Foto: EAJ-PNV
El giro hacia la izquierda de Pedro Sánchez de la mano de Pablo Iglesias, y sus socios de ERC o EH Bildu, han puesto en una posición incómoda al Partido Nacionalista Vasco y han contribuido a que los jeltzales recompongan relaciones con el PP tres años después de la moción de censura a Mariano Rajoy.

En junio de 2018 el Partido Nacionalista Vasco fue decisivo en la caída de Mariano Rajoy vía moción de censura. A los jeltzales no les tembló el pulso en desalojar al Partido Popular de La Moncloa a pesar de que acababan de acordar apoyarles en unos presupuestos que incluían 540 millones de euros de inversiones para Euskadi y Navarra.

Este hecho soliviantó a los 'populares' que, por ejemplo, en la ciudad de Getxo, tildaron a la formación nacionalista de "desleal y mercenaria". Sin embargo, han pasado casi tres años del choque y el giro hacia la izquierda del PSOE estatal a cuenta de su pacto con Unidas Podemos, cercano a ERC y EH Bildu, han colocado en una posición incómoda a los que normalmente están más cómodos en el Congreso: el PNV.

Andoni Ortuzar, presidente del PNV, asegura que busca ahora la "normalización de relaciones" con el PP. Por otra parte, en la renovación del Consejo de Administración de RTVE y en la negociación del Consejo General del Poder Judicial, ha habido conversaciones entre ambas fuerzas conservadoras.

El PNV marca distancias con el Gobierno central

Al PNV no le gusta que Unidas Podemos haya buscado echar a Iñigo Urkullu de la Lehendakaritza tras las autonómicas del pasado verano ni que Pablo Iglesias esté facilitando que Euskal Herria Bildu copie su estrategia en Madrid mediante negociaciones que redundan en inversiones o transferencias para el norte.

La anunciada salida de Pablo Iglesias del Gobierno central ha sido acogida con desinterés por el portavoz nacionalista en el Congreso, Aitor Esteban: "Me da la sensación de que la política española se reduce a jugar al 'Estratego'. Hay mucho aficionado al juego y se aburren bastante si no se mueven las fichas. La única manera que entiende él de sacar más del 5% es presentándose él".

Aitor Esteban. Foto: TVE. 

Ortuzar por su parte asegura que "la posibilidad de que la legislatura se complete no parece ir muy bien. Hemos visto lo que ha pasado en Murcia, el rebote aumentado de lo que va a pasar en Madrid. Tanto va el cántaro a la fuente que se termina por romper. Para nosotros sería una irresponsabilidad que, por cálculos partidistas de muy corto plazo, se rompiera una legislatura en la que se pusieron tantas expectativas".

"Tengo muy fresco en la mente cómo justificaba Pablo Iglesias el hecho de que él, no otra persona de su partido, sino él, tuviera que estar en el Gobierno: porque su presencia garantizaba una legislatura con políticas sociales, porque su presencia garantizaba que al PSOE le embridaban para hacer políticas progresistas. Pues ese furor le ha durado un año, y este Gobierno no ha hecho demasiadas cosas", añadió.

Prioridades

Ortuzar asegura que pretende que ese ruido no les despiste "y no nos descentre de lo que tenemos que hacer, unos y otros. Y lo que tenemos que hacer, claramente, se localiza en tres materias importantes: primero, salir de la pandemia de la mejor manera posible; segundo, salir de la crisis económica que nos ha traído la pandemia y para eso es muy importante la gestión de los fondos europeos; y, tercero, terminar de desarrollar de una vez el Estatuto de Gernika y las transferencias pendientes para que, finalizado ese proceso, podamos pensar en un nuevo marco de autogobierno para lo que resta de siglo XXI".

"Con esas tres cosas tan importantes sobre la mesa, ¿podemos estar en estos dimes y diretes, insulto va e insulto viene? Es justo lo contrario: tendríamos que estar 'burubelarri' a sacar adelante esos tres asuntos", asegura.

También recuerda que tiene "la palabra del Gobierno español de que el calendario de transferencias va a cumplirse. Espero que antes del verano tengamos ya un paquete importante de transferencias, con Prisiones, el Ingreso Mínimo Vital y otras materias".

"Y que esto sea el preludio de que en otoño sigamos negociando, y que no tengamos que ir a una campaña electoral acelerada por el adelanto de los comicios. Quiero ser optimista y pensar que vamos a ser capaces de abrir un paréntesis en las relaciones con Madrid, un paréntesis que nos libre de ese ruido y podamos sacar adelante esas tres cuestiones, que son muy importantes para Euskadi", subraya.

Cierto es que las palabras de Ortuzar contra UPN, socio navarro del PP, no ayudan a recomponer relaciones. Cabe recordar que los regionalistas navarros han forzado la caída del consejero jeltzale Manu Ayerdi y este hecho ha provocado que el presidente del PNV los tilde de "matones", "cerriles" y "atrofiados".

COMPARTIR: