18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exsecretario de organización del PSOE se estrena hoy en el programa 'Todo es mentira' y comienza su campaña para lograr ser alcalde de Valencia

El exministro Ábalos se convierte en tertuliano al igual que Pablo Iglesias, mientras esquiva informaciones sobre su hijo

/ Ábalos
José Luis Ábalos participará hoy en el programa 'Todo es mentira' de Cuatro. El exministro de Transportes se probará hoy como contertulio del espacio que presenta Risto Mejide y, si le agrada la experiencia, se instalará en las sobremesas del segundo canal de Mediaset.

'Todo es mentira' ha regresado con fuerza a las sobremesas de Cuatro con "un análisis descarnado, humorístico e irreverente de la actualidad política, económica y social", explica Mediaset. El programa presentado por Risto Mejide ha incorporado a tertulianos como Esperanza Aguirre, Celia Villalobos, José Manuel García-Margallo y Anabel Alonso.

Y también al exministro José Luis Ábalos, que se estrena hoy jueves y se probará para ver si le gusta comentar la actualidad en Cuatro. Marta Flich, copresentadora de 'Todo es mentira', asegura que se van "a conocer, va a venir de una forma especial, y si hay química y más bien le gustamos pues posiblemente habrá más citas. Digamos que nos vamos a empezar a conocer".

Ábalos en La Sexta

'Todo es mentira' no será el único espacio vespertino que visita esta semana José Luis Ábalos, que este lunes apadrinó el estreno de Iñaki López y Cristina Pardo al frente del magazine de La Sexta 'Más vale tarde'.

Sobre su marcha del Ejecutivo, Ábalos aseguró estar "al tanto de la necesidad de reimpulsar la acción política del Gobierno". Y afirmó que ahora "justamente que no tengo que estar sometido ni a sesión de control ni a las críticas es cuando más puedo mantener ese enfoque racional".

El socialista aseguró sobre el rescate de la aerolínea Plus Ultra que "el Ministerio que yo dirigía no forma parte del órgano de gestión de estos préstamos". También tuvo tiempo de desmentir que esté enfadado con Pedro Sánchez: "Las decepciones vienen cuando alguien aspira algo y no lo consigue; en mi caso, no aspiraba a nada más, ya había sido todo lo que podía imaginar".

Y reconoció que no ha hablado con el presidente del Gobierno desde que lo relevó: "Nos hemos dedicado a descansar todo lo que hemos podido".

"Ni se jubila ni morirá matando"

Elcierredigital.com ya adelantó que Ábalos ni se jubilaba ni moriría matando. El exministro tampoco se inmuta por los casos de corrupción que le salpican, como el 'Delcygate', el rescate del Plus Ultra, la detención de su amigo Rafael Rubio (subdelegado del Gobierno en Valencia) o la compra de mascarillas de su ministerio por valor de 53 millones de euros a una empresa que facturó cero euros en 2019.

                       Ábalos. 

El exministro de Transportes era consciente de que un diario conservador de tirada nacional estaba detrás de una operación presuntamente fraudulenta de tráfico de influencias que habría realizado un familiar 'muy directo'. Y para prevenirse del futuro golpe, le había pedido a Sánchez que le permitiera adoptar un calculado perfil bajo, que en ningún caso incluía su cambio de la cartera de Transportes por la de Defensa, tal y como se ha llegado a publicar.

El protagonista de estas investigaciones era su hijo Víctor Ábalos Aguado, tal y como asegura Alvise Pérez: "Es uno de los hijos de Ábalos sobre los que nadie antes se había preguntado si sus éxitos en adjudicaciones y negocios de cooperación e ingeniería sin haber ejercido en su vida pudieran tener algo que ver con quién es su padre… hasta ahora". 

"¿Habéis visto algún medio de comunicación preguntarse qué hay detrás de que Víctor Ábalos Aguado, hijo de Ábalos, tenga también una administración de loterías? (Administración Loterías nº46 de Valencia, BOE-B-2002-237111)", añadió.

Y Pérez se pregunta: "¿Por qué a ningún medio le interesa no solo sus 'negocios' en administraciones de lotería, sino tampoco que el hijo de Ábalos esté en paradero desconocido en una citación del Juzgado de lo Social nº8 de Valencia?".

Ábalos, como explicó este medio, está centrado en cinco asuntos: pasar más tiempo con su familia después de tres años frenéticos; conservar su escaño hasta 2023; mantener su agenda pública con buena cara; apuntalar su extenso equipo con las mínimas bajas posibles; y asegurarse un refugio de cara a 2023 para seguir alargando una vida política que profesionalmente arrancó en el año de 1983.

Y lo podría hacer, si prosperan las negociaciones entre su corriente y la del presidente autonómico Ximo Puig, como candidato socialista al Ayuntamiento de Valencia dentro de menos de dos años.

 

COMPARTIR: