18 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exvicepresidente del Gobierno fue exculpado por la salida a bolsa de Bankia hace unos días

Rodrigo Rato obtiene el tercer grado con control telemático y podrá salir de prisión

Rodrigo Rato el día que ingresó en la prisión de Soto del Real.
Rodrigo Rato el día que ingresó en la prisión de Soto del Real.
El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha concedido la progresión al tercer grado al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, mediante control telemático, en virtud del artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario. De esta manera, el exvicepresidente del Gobierno podrá salir de prisión en las próximas horas con una pulsera de control.

En una auto, el juez de vigilancia penitenciaria José Luis Castro señala que la propia Junta de Tratamiento de la cárcel de Madrid V ha propuesto por mayoría la progresión del interno al tercer grado, al entender que está capacitado para seguir cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad y se basa en los informes emitidos por los profesiones del equipo técnico del centro penitenciario.

El juez concluye que en este caso se dan las circunstancias y variables que le hacen merecedor del tercer grado, debiendo unir a ello su avanzada edad (71 años) que le permitiría, si se dan los requisitos legales, obtener la libertad condicional por esta causa, así como por las enfermedades coronarias que padece.

Rodrigo Rato  en Soto del Real.

Entre los factores positivos para la concesión del tercer grado, el juez incluye el hecho de que Rato ha venido disfrutando de permisos de salida sin incidencia negativa alguna. Añade que en atención a la actividad profesional y edad se señala un pronóstico de reincidencia bajo. Indica asimismo que el exvicepresidente del Gobierno ha asumido la responsabilidad pecuniaria derivada de su condena para el conocido como caso de las “tarjetas black” (en el que fue condenado a 4 años y medio de cárcel), en cuya ejecutoria abonó tanto la multa como la responsabilidad civil directa y subsidiaria.

Además, el juez explica que la asunción de responsabilidad por parte del penado va más allá del pago de la responsabilidad civil y, en tal sentido, ha pedido perdón de forma voluntaria, pública y notoria antes de su inmediato ingreso en prisión.

COMPARTIR: