08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dulcinea Nutrición con 47 licitaciones del Estado fue la empresa señalada por la deficiente comida en los cuarteles del Ejército en un programa de TV

Los trabajadores de restauración de Presidencia del Gobierno llevan cuatro meses sin cobrar

Protesta de los trabajadores del complejo de la Moncloa.
Protesta de los trabajadores del complejo de la Moncloa.
Los trabajadores de las dos cafeterías del complejo de Moncloa llevan cuatro meses sin cobrar, desde que la empresa Dulcinea Nutrición entrase en barrena por impago a sus empleados, que prestan servicio en Presidencia de Gobierno. Dulcinea es la concesionaria del servicio de alimentación a los empleados del complejo de Moncloa desde el verano de 2017 cuando ganaron la licitación por 1.752.000 euros.

La empresa Dulcinea Nutrición está de nuevo en la actualidad. Tras el escándalo protagonizado hace unos meses en los cuarteles del Ejército ahora se descubre que las trabajadoras de esta empresa que prestan servicio en Presidencia del Gobierno del Palacio de la Moncloa llevan cuatro meses sin cobrar su nómina, pese a lo cual siguen prestando servicio en el complejo de Presidencia del Gobierno.

La empresa Dulcinea Nutrición está de nuevo en la actualidad. Tras el escándalo protagonizado hace unos meses en los cuarteles del Ejército ahora se descubre que los casi treinta trabajadores de esta empresa que prestan servicio en Presidencia del Gobierno del Palacio de la Moncloa llevan cuatro meses sin cobrar su nómina, pese a lo cual siguen prestando servicio en el complejo de Presidencia del Gobierno.

Dulcinea Nutrición S.L. obtuvo este servicio el 18 de agosto de 2017 a través de la licitación sacada a concurso público por la Subsecretaria del Ministerio de la Presidencia y para las administraciones territoriales en mayo de ese mismo año. El contrato fue adjudicado por 1.752.000 euros. Pero la empresa adjudicataria comenzó a tener problemas y está inmersa en varios concursos de acreedores, de hecho tiene 111 incidentes registrales realizados por deudores en los últimos tres años.

Cuando Rajoy era presidente

A pesar de no cobrar desde agosto la treintena de personas que allí trabajan todavía no se deciden a ir a la huelga, a pesar de que en mayo se llegó a un acuerdo con carácter vinculante pero que la empresa no cumple. La concesión del servicio de las dos cafeterías del complejo de Moncloa se hizo en agosto de 2017 con Mariano Rajoy como presidente del gobierno, pero la situación se ha seguido manteniendo con Pedro Sánchez al frente del gobierno. Ninguno de los dos ha revertido la situación. 

No es la primera vez que Dulcinea Nutrición es protagonista de una noticia relacionada con sus servicios. La empresa, ubicada en Ciudad Real, fue constituida en 2007 con un capital social de 1.233.900 euros y declaró ventas por valor de 2,5 millones de euros. Está auditada por Global Emprentia Auditores S.L.P. y tiene dos administradores únicos, Vicente Fernández Santiago y José Artero López-Vicente. Con esos números no se explica demasiado bien los problemas que hay en las cuentas e impiden pagar a sus asalariados.

Protesta de trabajadores andaluces de Dulcinea.

Elcierredigital.com ya publicó que los 17 trabajadores del comedor de este acuartelamiento del Ejército de Tierra de Camposoto, en Cádiz, no accedían a las instalaciones para prestar el servicio de comedor desde el 1 de octubre al no cobrar desde hace meses varias nóminas el contrato de Defensa con Dulcinea. El sindicato CGT explicó que los trabajadores dejaron de acudir al cuartel cuando “los mandos militares en Sevilla ordenaron que se prohibiera la entrada de las trabajadoras a sus puestos de trabajo en los cuarteles por la deuda que Dulcinea Nutrición S.L mantiene con la Seguridad Social”.

Jenner López Escudero, presidente de la Asociación Militar Profesional 45 Sin Despidos, criticó entonces que “estas son las consecuencias de la privatización en el Ejército. Rescinden el contrato ahora unos trabajadores a los que denigran sus derechos y les dejan en la calle y perjudican a cientos de soldados que se quedan sin comer decentemente”, denunció López Escudero.

Cuartel de Camposoto, en Cádiz.

El conflicto dejó a 818 alumnos del acuartelamiento sin servicio de comedor y recibiendo raciones de campaña, servidas por el Ministerio de Defensa. En febrero de este año el escándalo fue mayor al denunciar el programa de Alberto Chicote, “¿Te lo vas a comer?” los gusanos que presentaba la fideuá servida a la tropa el 25 de febrero de ese año.

Entre los 47 contratos del Estado logrados por Dulcinea Nutrición la mayoría pertenecen a Defensa, aunque también ha obtenido licitaciones de los comedores escolares de Castilla-La Mancha en 2017 por valor de 2,5 millones de euros y por 1.307.000 euros en 2018 y del ayuntamiento de Puertollano por 557.000 euros en el mismo año. No obstante, la empresa está ubicada en el polígono Industrial La Nava II, de este pueblo.

 Esta empresa también obtuvo un contrato del Ayuntamiento de Málaga por valor de 360.000 euros para dar de comer al personal del Centro de Acogida de esa ciudad andaluza. En Jaén obtuvieron un contrato de 653.000 euros en 2018 para la residencia de tiempo libre de Siles. El último contrato licitado a Dulcinea es para dar servicio de catering a un acuartelamiento de la zona centro por valor de 101.818 euros. Según la información de esta asociación militar, el gasto en catering externo del Ministerio de Defensa ascendió en 2018 a 23.975.000 euros.

La ley prevée en el artículo 211 de la Ley de Contratos del Sector Público la rescisión unilateral de los contratos por impago a los trabajadores, pero sin embargo, ninguna Administración ha hecho uso de esta posibilidad todavía para salvar a los trabajadores de Dulcinea S.L.

COMPARTIR: