20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía acaba de detener a seis jóvenes de los “Trinitarios” por apuñalar a un menor de 11 años y amputarle un dedo en la capital de España

Madrid, campo de batalla de las bandas latinas: Desde Trinitarios a Dominican Don´t Play

Un grupo de una banda latina.
Un grupo de una banda latina.
La Policía Nacional continúa con las detenciones a miembros de bandas latinas como es el caso de la última disputa en el distrito de Villaverde, donde un menor de 11 años fue apuñalado. Las bandas latinas siguen en auge en la capital, cada una tiene sus barrios asignados, incluso las zonas donde pueden tener disputas entre ellos. Aunque hay muchas operativas, dos de las más peligrosas son los Trinitarios y los Dominican Don´t Play.

La noche del pasado día 6 de marzo, un grupo de 15 jóvenes abordaron a un menor de 11 años mientras le pegaban con palos y machetes al tiempo que utilizaban consignas propias de este tipo de bandas, como el grito de "Patria". El menor huyó para refugiarse en un establecimiento de la zona, pero sufrió lesiones graves por arma blanca y la semiamputación del dedo meñique por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el hospital.  

  La cárcel es el origen de muchas bandas latinas.

Después de una exhaustiva investigación, los agentes de la Brigada Provincial de Información identificaron a los presuntos autores del grupo agresor y establecieron un dispositivo para la detención de los mismos en sus domicilios. Tras la detención de seis integrantes, fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia los mayores de edad y los cuatro menores, al frente de la Fiscalía de Menores.  

En otra investigación paralela, relacionada con las bandas latinas, fueron detenidos tres integrantes de la banda "Domincan Don´t Play" como presuntos autores de dos tentativas de homicidio, una de ellas con arma de fuego, que tuvieron a lo largo de este año. 

El otro operativo policial se inició el pasado 5 de enero, cuando un grupo de personas con machetes y un arma de fuego, disparó a bocajarro a un varón acompañado por tres mujeres en el barrio de Usera, Madrid. En este mismo distrito, el pasado 13 de marzo, un varón fue atacado por un grupo de jóvenes que portaban machetes y le produjeron lesiones en la cabeza y en la axila.  

Varios miembros de una banda latina. 

Los autores de los dos sucesos fueron los mismos según tareas de investigación llevadas a cabo por la Brigada Provincial de Información. Los miembros eran del mismo 'coro' de la banda latina "Dominican Don´t  Play". Las autoridades averiguaron la identidad de los tres responsables, uno de ellos participante en ambas agresiones. Todos fueron arrestados y puestos a disposición judicial, menos uno de ellos que se le puso a disposición de la Fiscalía de Menores, como presuntos autores de dos tentativas de homicidio, una de ellas con arma de fuego que tuvieron a lo largo de este año.  

La influencia de las bandas latinas en la capital  

Aunque en el pasado tuvieran más actividad que en la actualidad, estas bandas todavía siguen actuando en España y provocando reyertas. Madrid es su principal foco de actuación y dependiendo del distrito o del barrio, podemos encontrar a unas u otras bandas.   

Los Trinitarios protagonizan la mayoría de las peleas por ser el grupo que más frentes tiene abiertos. Las zonas donde más actúan son Tetuán, Fuencarral, Usera y Villa de Vallecas donde destaca un centro educativo donde muchos jóvenes pasaron a formar parte de la banda.  

Por otro lado, los Dominicans Don´t Play o DDP suelen estar operativos en los barrios de Chamartín, Campamento y Carabanchel. Puente de Vallecas es una de las zonas donde el grupo se disputa con otras bandas, como por ejemplo, los Ñetas, ya que desde el principio era el territorio de ellos.  

Otro de los distritos donde son frecuentes las peleas de los Dominican Don´t Play, en este caso, contra los Trinitarios es San Blas, Ciudad Lineal y Villaverde.  

Por último, existe también la banda de los Latin Kings, aunque sean menos activos. En 2010, implantaron la Nación Latin y establecieron "reinos" entre los diferentes barrios de Madrid, pero en 2013, las fuerzas de seguridad desarticularon la banda en Madrid.  

Dominicans Don´t Play 

Esta es una de las bandas más numerosa. Los Dominicans Don’t Play (DDP) se reparten por todo el país. En Madrid, suele encontrarse por los barrios de Tetuán y Carabanchel, aunque también en algunas zonas de Villaverde. 

El símbolo de los Dominican dont Play.

 

La organización nació en Nueva York a mediados de los ochenta y en España no arraigó hasta 2004. Son conocidos por usar principalmente machetes y cuchillos como armas en sus enfrentamientos con bandas rivales. Es uno de los grupos más violentos y peligrosos, junto con los Trinitarios, los Latin King y los Ñetas. Su vestimenta suele llevar los colores azul y rojo de la bandera dominicana. 

Tienen una estructura piramidal muy rígida, de forma que los miembros obedecen a los dirigentes ciegamente. El grupo se rige por una serie de leyes a las que se refieren como "La Constitución" o "La Literatura". Los miembros suelen estar completamente distanciados de su entorno familiar.  

Latin Kings 

A pesar del auge de grupos como los Trinitarios o los DDP en los últimos años, los Latin Kings componen la banda con más presencia en España. Su estructura es jerárquica, las cúpulas y líderes ostentan el poder y coordinan las actividades delictivas de los grupos. Los colores que les representan son el amarillo y el negro. Aunque en Estados Unidos confraternizan con los Ñetas, en España siempre han sido grandes rivales. Su símbolo es un cráneo con una corona de cinco puntas y a los líderes de esta organización criminal se les conoce como "coronas". 

Cada banda viste incluso de diferente manera.

 

Se rigen por normas muy estrictas que no suelen saltarse ya que las penalizaciones que los líderes imponen por hacerlo pueden suponer palizas de sus propios compañeros o incluso la muerte. Estas reglas están recogidas en un manifiesto denominado "La Literatura". 

En el año 2000, implantaron la Nación Latin King y establecieron "reinos". Pero en marzo de 2013 las fuerzas de seguridad desarticularon la banda en Madrid y un año más tarde los Mossos D’Esquadra hicieron lo mismo en Cataluña. A pesar de ello, aún hay ramificaciones por todo el territorio nacional. 

En Madrid, los miembros de esta banda clásica se encuentran repartidos por lugares como Entrevías, Vallecas, Leganés, Móstoles, Fuenlabrada o Alcobendas. También tienen presencia en Andalucía, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Baleares, Palma de Mallorca, Navarra, la Comunidad Valenciana y Murcia. 

Ñetas 

Esta organización tiene su origen en las cárceles de Puerto Rico, donde a finales de los setenta algunos presos se agruparon para protegerse de los funcionarios de prisiones y de otros reclusos. Más tarde, el movimiento llegó a Estados Unidos, y a España no llegaron hasta el 2000, para hacerse rivales de los Latin Kings. 

Símbolo de los Ñetas.

 En su ropa llevan los colores identificativos de la banda, el rojo y el negro. En los años noventa intentaron ocultar sus verdaderas actividades ilegales, como la venta de drogas, la extorsión y los asesinatos a miembros de grupos rivales, con manifestaciones por los derechos sociales.                                                                               

En Madrid se encuentran establecidos en la zona del Puente de Vallecas. Se mueven en círculos muy cerrados, por lo que acceder a su organización interna es muy complicado. 

Trinitarios 

Este es otro caso de banda que tiene su origen en una prisión. En 1989 los presos dominicanos de la cárcel de Rikers Island (Nueva York) se unieron para protegerse de los ataques de los demás internos, y de ahí surgió esta ahora conocida organización. El nombre de la banda, Trinitarios, proviene de los tres líderes revolucionarios de la Guerra de la Independencia dominicana: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella. 

En España, este grupo emergió en la prisión de Alcalá-Meco (Madrid) en el año 2001. Más tarde, la banda latina se dispersó por otras ciudades. Sus miembros son de diversas nacionalidades, entre los que destacan dominicanos, ecuatorianos y peruanos. Ya han cometido dos asesinatos en territorio nacional. 

A pesar de que no es una de las más numerosas, es la segunda banda con mayor número de "capítulos" detectados. De los 16 subgrupos, doce están concentrados sólo en Madrid. Usera y Villaverde son dos de las zonas que más frecuentan en la Comunidad de Madrid. 

Forty Two y Blood 

Son dos organizaciones que cuentan con muy poca influencia en el país. En cuanto a Forty Two, sólo posee dos "capítulos" en Madrid, uno de ellos en Alcorcón y el otro en Leganés. Por su parte, la banda Blood presenta otros dos subgrupos, en Móstoles y en Huesca. 

Estas bandas latinas son las que luchan por controlar y colonizar los territorios que ellos consideran como propios, como los parques y otros espacios públicos y llevan a cabo actividades delictivas, algunas vinculadas con el tráfico de drogas. En España tienen en total en sus organizaciones unos setenta ‘capítulos’. Pero además de ellas, existen en torno a otros 18 grupúsculos independientes que no dependen de las grandes bandas. 

COMPARTIR: