19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Cierre Digital ya publicó que el médico de la Casa Blanca contemplaba que se pudiera dar este supuesto debido a la salud de Joe Biden

Kamala Harris: Así es la mujer indio-jamaicana que ha presidido los Estados Unidos durante 85 minutos

Kamala Harris.
Kamala Harris.
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se convirtió en la primera mujer en recibir, brevemente, poderes presidenciales mientras Joe Biden se sometía a un chequeo médico regular. El presidente Biden transfirió el poder a Harris durante unos 85 minutos, mientras se encontraba bajo anestesia para una colonoscopia el viernes 19 de noviembre por la mañana. Harris tomó temporalmente el control de las armas nucleares y militares de Estados Unidos.

En el año 2008, Estados Unidos vivió un momento único en su historia al elegir democráticamente a Barack Obama como presidente del país. El candidato demócrata se convirtió en el primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca. Doce años después, en las elecciones presidenciales del pasado 2020, se produjo un nuevo hito en el país americano gracias a la victoria de Joe Biden, cuya mano derecha, Kamala Harris, se convirtió en la primera vicepresidenta de la historia de Estados Unidos.

Desde la llegada del dúo Biden-Harris a la Casa Blanca la sombra de un posible problema de salud por parte del líder estadounidense que pondría a Kamala al frente del país ha planeado sobre la administración demócrata. 

La trayectoria de Kamala

Nacida en California en el año 1964, Harris, hija de madre india y de padre jamaicano, es la mujer que ha llegado más alto en el liderazgo de Estados Unidos pues el cargo de presidente solo ha sido ocupado por hombres. Hija de padres activistas, se ha educado con un sólido sentido de la justicia desde temprana edad, de hecho, Kamala los acompañaba a manifestaciones por los derechos civiles en numerosas ocasiones.

Cuando Kamala tenía siete años, sus padres decidieron divorciarse, un hecho que marcó la vida de la actual vicepresidenta pues, con tan solo doce años, se mudó a Canadá junto a su madre y su hermana, las dos personas que más han influido en su desarrollo personal. Su madre, Shyamala Gopalan, que falleció en 2009, fue una gran científica que se especializó en el tratamiento del cáncer de mama y un ejemplo para sus dos hijas.

Kamala Harris (izquierda) junto a su hermana y su madre.

Tras unos años en Canadá, Kamala Harris decidió volver a Estados Unidos para estudiar ciencias políticas y economía en la Universidad de Howard (Washington), una de las más prestigiosas del país, pero su estancia en la capital del país no duró mucho ya que en 1989 se trasladó al estado de California para obtener un título de postgrado en derecho y ser admitida en la Asociación de Abogados del Estado de California.

En 1990 arrancó la carrera profesional de Kamala Harris. Durante su primera época, la actual vicepresidenta se integró en la Oficina del Fiscal del Condado de Alameda, donde se especializó en enjuiciar casos de delitos sexuales contra menores, un trabajo que le permitió ser reclutada por la fiscal de San Francisco para supervisar los asuntos de cumplimiento del código civil de la ciudad.

La primera evidencia de los ideales de Harris tuvo lugar en el año 2004 cuando, tras ganar las elecciones para convertirse en fiscal de San Francisco, decidió no pedir la pena de muerte para un hombre acusado de asesinar a un policía, un acto que, en un primer momento, provocó la ira de numerosas personas pero que, poco después, se convirtió en un ejemplo de cómo se puede promover la reinserción de los delincuentes del país.

Imagen de Kamala Harris en el año 2004.

En el año 2008, Kamala Harris anunció su candidatura a fiscal general de California, el mayor cargo del departamento estatal de justicia más grande de Estados Unidos, una posición que obtuvo al ganar las elecciones de 2010 convirtiéndose en la primera mujer en ocuparlo en toda la historia del país. Durante su mandato, Harris centró sus esfuerzos en ayudar a las personas sin hogar, a los estudiantes y veteranos del ejército, en promover el matrimonio igualitario y en luchar contra el cambio climático.

Pero Harris quería llegar más lejos. Así, en el año 2016, decidió presentarse a las elecciones para ocupar el escaño en el Senado que dejó libre Barbara Boxer y luchar para terminar con las políticas contra los inmigrantes de Donald Trump, un proyecto que resultó todo un éxito ya que, tras contar con el apoyo público de sus compañeros del partido demócrata, Barack Obama y Joe Biden, logró la victoria con más del 60% de los votos.

Los mayores logros de Kamala Harris como senadora fueron la lucha contra el hambre, contra el cambio climático, la mejora de los cuidados de salud materno infantil, su legislación para preservar los institutos y universidades a los que históricamente acudían personas afroamericanas y la ayuda económica a los más desfavorecidos durante la pandemia del Coronavirus.

Para finalizar con esta increíble pero aún inacabada historia, en 2020 Harris decidió aceptar la propuesta del actual presidente Joe Biden para convertirse en su mano derecha durante las elecciones de ese año y así ser la primera mujer, la primera afroamericana y la primera estadounidense surasiática en ser elegida vicepresidenta de Estados Unidos, un hecho que puede provocar que en un futuro se convierta en la primera mujer que preside el país americano y que, tal y como afirma ella, podrá ser la primera, pero “no será la última”.

COMPARTIR: