05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CIERRE DIGITAL HA PODIDO ACCEDER AL ESCRITO DE LA DENUNCIA DONDE SE ACLARAN LOS HECHOS OCURRIDOS EL PASADO LUNES Y QUE AÚN SE INVESTIGAN

Las claves del asalto a la presidenta de Eulen: El escolta de María José Álvarez sí disparó a los atacantes

El Cierre Digital en
/ La presidenta de Eulen, María José Álvarez Mezquíriz.
El suceso ocurría hace unos días en Madrid, después de que Corinna Larsen afirmara que la empresa Eulen fue la “organizadora” de su persecución por el CNI. A este altercado se le suma el enfrentamiento en el que se encuentra envuelta la familia por el control de la empresa tras el fallecimiento del padre. Según el escrito de denuncia, el escolta de María José Álvarez fue quien disparó a los atacantes, que acorralaron al coche de la empresaria cuando ésta regresaba a casa.

Según el escrito de la denuncia al que ha tenido acceso elcierredigital.com, la presidenta de Eulen, María José Álvarez, y su escolta comparecieron a las cuatro de la madrugada del día 14 de noviembre ante el instructor y el secretario, los funcionaros del Cuerpo Nacional de Policía del distrito de Madrid, Moncloa-Aravaca. Ambos relataron los hechos ocurridos cuando María José Álvarez Mezquíriz fue asaltada en su coche.

Todo sucedió alrededor de las dos de la madrugada en la calle José Bastos. A esa misma hora, se informaba a la Policía sobre una presunta tentativa de robo de vehículo en la que se produjeron unos disparos con arma de fuego. Los agentes que llegaron al lugar de los hechos se encontraron con un vehículo de tipo turismo, de la marca Mercedes modelo CLS color gris, el cual presentaba un fuerte golpe en su parte trasera, resultado del choque del mismo contra una farola, la cual apareció derribada sobre un muro de una urbanización. Junto al vehículo se encontraban tres personas, F. J. V., F. M. y María José Álvarez Mezquíriz.

Fue en ese momento, cuando F. J. V. se identificó como el escolta privado de María José y manifestó a los agentes que se encontraba prestando servicio de protección a ella, de manera que era él quién conducía el vehículo. Siguió relatando que casi llegando al domicilio, una furgoneta oscura de la marca Renault comenzó a aproximarse hasta situarse a su altura, que realizó una maniobra con la idea de desplazar fuera de la calzada al vehículo. En ese momento, F. J. decidió frenar y dar marcha atrás. Entonces se encontró con un segundo vehículo, del que no se saben datos. Entre los dos coches consiguieron cerrar el paso al vehículo de la presidenta.

ma_jose_alvarez_mezquiriz

María José Álvarez.

Es entonces, con el vehículo completamente detenido, cuando el escolta F. J. se baja y observa a dos hombres vestidos de negro y encapuchados que se bajan de uno de los dos coches, uno de ellos armado con una pistola. Ante esto, el escolta decide sacar su arma y al grito de “policía” dispara dos veces hacia ellos. Es en ese momento, cuando los encapuchados huyen del lugar en los dos vehículos.

El escolta de la presidenta expresó no saber con determinación si las balas pudieron llegar a impactar en alguno de los asaltantes o en los vehículos que ocupaban y afirmó que no disparó al aire o al suelo, sino en la dirección en la que los asaltantes se encontraban.

La Policía llegó al lugar de los hechos

Cuando la Policía llegó al lugar de los hechos, se encontraba también el otro escolta privado de la presidenta de Eulen, quien en el momento de lo ocurrido se encontraba prestando servicio de seguridad en el domicilio de María José.

Los dos agentes que se desplazaron hasta el lugar avisaron al recurso sanitario y a la dotación de bomberos, a la vez que al servicio de guardia de la Brigada Provincial de Policía Judicial y al de la Brigada Provincial de Policía Científica. Fue entonces, cuando los servicios sanitarios atendieron a Maria José, que presentaba un fuerte estado de nerviosismo.

Por otro lado, los agentes se encontraron cuatro cartuchos sin percutir y dos vainas percutidas alrededor del vehículo. Además, alguna bala podría haberse quedado en alguno de los coches de los atacantes.

Un día aparentemente normal antes de lo sucedido

El 14 de noviembre de 2022 María José asistía a cenar, como es habitual, al restaurante Barbillón Oyster, aparcando su escolta su coche en el aparcamiento subterráneo del establecimiento. Se sospecha que pudiera ser ese punto desde el que uno de los vehículos dio comienzo a su seguimiento hasta los aledaños del domicilio de la presidenta de Eulen, lugar donde sucedió lo anteriormente descrito.

Tanto en el restaurante como en la urbanización donde se encuentra su residencia, cuentan con cámaras de seguridad, cuyas grabaciones siguen siendo analizadas para intentar aclarar los hechos.

Lo que se sabía hasta el momento

Una banda organizada de al menos cuatros personas intentaba asaltar en la madrugada del lunes a María José Álvarez Mezquíriz, la presidenta de la empresa de seguridad y servicios Eulen. El ataque se produjo en Madrid, cuando la empresaria iba de regreso a su casa en coche, conducido por su escolta personal.

El suceso se produjo algo antes de las 1.50 horas, que fue cuando el guardaespaldas llamó a la policía alertando de lo que había sucedido. El coche de la empresaria, un modelo de marca Mercedes, circulaba por la calle de José Bastos, en la exclusiva zona de La Florida, en el distrito de Moncloa-Aravaca, cuando se produjo el asalto con el método conocido como del “bocadillo”.

Les cerraron el paso con dos vehículos, un Renault Scénic por delante y otro por detrás. Del primer coche, bajaron dos hombres armados con pistolas y apuntaron al escolta y a la presidenta de forma intimidante. El escolta disparó al aire en al menos dos ocasiones, consiguiendo que los presuntos sicarios huyeran. Por otro lado, María Jose sufrió un golpe en el costado y una crisis de ansiedad.

La Policía Nacional está al mando de esta investigación y analizan las hipótesis del asesinato o secuestro de la empresaria quien, desde el fallecimiento de su padre, se encuentra envuelta en una batalla judicial con el resto de sus hermanos.

Podrían ser sicarios

Se baraja la posibilidad de que los asaltantes sean sicarios. Para los investigadores, se podría tratar de una banda contratada para este hecho en concreto y el asalto llevaría tiempo siendo planeado.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial de Madrid están tomando declaraciones a las víctimas y posibles testigos de la urbanización, tampoco descartan hacerlo con otras personas de la empresa y personal de la empresaria.

COMPARTIR: