25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL PONTÍFICE HA APARTADO a los purpurados cercanos a la derecha y ha revolucionado la Curia para 'blindar' el continuismo con su línea renovadora

El Papa, con problemas de salud, se apoya en los suyos y envía al cardenal Gallagher a Ucrania

Se disparan los rumores sobre la salud del Papa.
Se disparan los rumores sobre la salud del Papa. / En silla de ruedas en una de sus últimas apariciones.
Los problemas de salud del Papa Francisco siguen generando comentarios. Lo cierto es que el Pontífice cada vez delega más en sus hombres de confianza y está intentando dejar las cosas preparadas para que en el futuro haya una línea continuista de su Pontificado. Jorge Bergoglio ha apartado a los purpurados cercanos a la derecha y ha revolucionado la Curia para 'blindar' una línea renovadora.

El Secretario del Vaticano encargado de las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher, ministro de exteriores de la Santa Sede, viajará el próximo miércoles 18 de mayo a Kiev (Ucrania) y tiene previsto en su agenda reunirse con su homólogo ucraniano, Dmytró Ivánovich Kuleba.

Este viaje, de vital importancia diplomática para la Ciudad-Estado, ha vuelvo a poner el foco sobre los problemas de salud del Papa Francisco que confía en uno de sus hombres de confianza. No es la primera vez que el Pontífice recurre a sus más cercanos. Desde que las tropas rusas invadieron Ucrania el pasado 24 de febrero, el Papa ha enviado a dos de los cardenales de la Curia Romana, al checo Michael Czerny, prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, y al polaco Konrad Krajewski, limosnero del Papa.

Los rumores sobre la salud del Papa no sólo han subido de tono por sus últimas imágenes en silla de ruedas sino por el hecho de que esté colocando a personas de su confianza en puestos clave, apuntillando el futuro de la Santa Sede para que haya una línea continuista de su pontificado. 

Así, aprobó la Praedicate Evangelium, un cambio fundamental en la Constitución de la Curia romana y que tendría a largo plazo una considerable influencia ya que, en gran parte, la Curia es fundamental en la elección de un nuevo Sumo Pontífice.

Una religiosa número dos del Vaticano

A finales de 2021 sorprendió al mundo nombrando a una religiosa franciscana, Raffaella Petrini, como Secretaria de Gobernación de la Ciudad del Vaticano. Esto la convierte, de facto, en la número 2 del organigrama vaticano por detrás del propio Pontífice. 

Petrini se ha convertido en la primera mujer en ostentar este cargo, tradicionalmente lo ocupaban Obispos. La importancia de este movimiento radica en que será ella la encargada del poder ejecutivo, algo así como ostentar la presidencia del Gobierno del país más pequeño del mundo, mientras que el Papa es el Jefe del Estado, un monarca. En ese peculiar país que es la Ciudad-Estado del Vaticano, Francisco sería el Rey y Petrini la representante del poder ejecutivo en un país que, políticamente, respondería al ejemplo de país absolutista.

Hay que recordar que desde el punto de vista del derecho internacional el Gobierno vaticano en una entidad distinta a la Santa Sede en sí. Es decir, la religiosa Petrini es equiparable a nivel internacional a cualquier otro Jefe de Gobierno, como Pedro Sánchez. La sede del Gobierno vaticano es el histórico Palazzo del Governatorato.

Esta mujer italiana es la encargada de dirigir las operaciones administrativas, incluidos los Museos Vaticanos, la oficina de correos y la policía. Se convierte así en la mujer de mayor rango del estado, gobernando un país que cuenta con unos 600 ciudadanos pero más de 2.000 empleados de distintas nacionalidades que trabajan en él. Raffaella Petrini trabajará en dúo con el nuevo gobernador, el arzobispo español Fernando Vérgez Alzaga.

Por otro lado, el Papa nombró Vicesecretario General de la Gobernación a un laico, el abogado Giuseppe Puglisi-Alibrandi, hasta ahora Jefe de la Oficina Jurídica de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano. Giuseppe Puglisi-Alibrandi nació en Roma el 23 de octubre de 1966 y se licenció en Derecho por la Universidad de Roma La Sapienza. Desde 2014 es Oficial de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Raffaella Petrini y el Papa Francisco.

En el extremo opuesto se encuentran las decisiones que ha tomado Francisco de apartar a los cardenales no vinculados a su línea ideológica. El primero en caer hace un año fue Gerhard MüllerexPrefecto para la Doctrina de la Fe (la antigua Santa Inquisición), una de la instituciones clave en el Estado Vaticano, ya que se encarga de discernir qué forma y qué no forma parte de los dogmas de fe del catolicismo y cómo se articulan en el día a día. Müller ha llegado a calificar como "herejía" los cambios que el Sumo Pontífice argentino ha estado incorporando desde su ascenso al Papado. Especialmente molesto se vio al Cardenal cuando el Papa bendijo a parejas homosexuales en Alemania. 

Vox lejos de Roma

Otra clave en el poder vaticano tuvo lugar con la caída del guineano Robert Sarah, que estaba al frente de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Su sustituto, Artur Roche, tiene como objetivo poner al día la liturgia, dando un nuevo salto con respecto a los cambios que hace más de medio siglo conllevó el Concilio Vaticano II. 

Robert Sarah. 

Robert Sarah es conocido por sus posturas ultraconsevadoras. En especial, el cardenal se destacó por sus opiniones en contra de la inmigración. “Hay infinidad de señales: no hay natalidad, estáis siendo invadidos silenciosamente por otras culturas, por otros pueblos, que progresivamente os dominarán en número y completamente cambiarán vuestra cultura, vuestras creencias y vuestra moral”, llegó a expresar Sarah. 

Una opinión que el líder de Vox, Santiago Abascal, llegó a apoyar en sus redes sociales. El partido ultraderechista español tiene en la defensa del catolicismo una de sus bases más importantes pero se enfrentan a la gran contradicción de guardar disciplina al representante de Dios en la Tierra, a pesar de no estar de acuerdo con su discurso político.

COMPARTIR: