19 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lo hará un día después de que Los Visita abandonaran Vallecas y está acusado de un delito de homicidio y de otro de homicidio en grado de tentativa

El Chule saldrá de la cárcel para declarar ante la jueza en los juzgados de Plaza de Castilla

El Chule, presunto asesino de un vecino del barrio.
El Chule, presunto asesino de un vecino del barrio.
Jesús Campos, El Chule, declara este miércoles 3 de abril ante la justicia por el crimen de Paco, un vecino del barrio de Vallecas al que supuestamente apuñaló en el cuello hasta causarle la muerte. Abandonará así la cárcel de Meco, donde se encuentra, un día después de que su clan, Los Visita, abandonara el barrio vallecano del Pozo del Tío Raimundo por las presiones vecinales.

Jesús Campos, alias El Chule, presunto autor del apuñalamiento y muerte de Paco, un vecino suyo del barrio madrileño del Pozo del Tío Raimundo en Vallecas, abandona este miércoles 3 de abril la cárcel de Meco (Madrid II) para declarar, a las 13.00 horas, ante la titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, ubicado en la plaza de Castilla.

Se trata de una nueva ratificación judicial de El Chule, ya que el pasado 28 de marzo declaró ante la jueza de instrucción número 44 de Madrid, María Luisa Lázaro Trueba, que se inhibió en favor del Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid que ahora lo llama para ratificar su declaración. 

Este juzgado será el que tramita toda la instrucción del asesinato de Paco, ya que se encontraba de guardia de diligencias cuando se produjeron los hechos y, por tanto, el juzgado que fue el que ordenó el levantamiento del cadáver.

El Chule está acusado de un delito de homicidio y otro de homicidio en grado de tentativa. En su primera declaración judicial, El Chule afirmó que lo había hecho en defensa propia, debido a que "había sido amenazado". Se espera que El Chule ratifique esta declaración por indicación de su letrada.

Precisamente, Jesús Campos saldrá de la cárcel de Alcalá Meco para declarar justo un día después de que Los Visita, clan al que pertenece, abandonara Vallecas debido a las presiones de los vecinos y tras los disturbios y la tensión que se vivieron en el barrio días después del crimen.

Tras la detención del presunto autor del asesinato de Paco, Jesús Campos, al que todos conocen como El Chule, la tarde de este pasado domingo 31 de marzo algunas de las mujeres de la familia gitana llegaron a la casa que en los últimos días ha sido el lugar de concentración de las protestas vecinales y comenzaron a cargar grandes maletas con ropa, mantas y otros bienes, como televisiones del interior de la vivienda.

Adiós a Los Visita

Así, la familia gitana del joven de 20 años, en prisión provisional acusado de un delito de homicidio y otro en tentativa, se ha marchado del barrio tras la presión que los vecinos han ejercido para que ningún miembro de Los Visita pudiera volver a la casa a vivir con normalidad tras el fallecimiento de un vecino muy querido en el barrio.
 
camion-quemado-pozo-tio-raimundo

Algunos de los destrozos provocados en las protestas vecinales. 

El patriarca de las 136 familias gitanas que residen en Entrevías, José Lozano (al que todos le conocen como Rafael), ya aseguró la semana pasada que Los Visita se marcharían del barrio pronto. Del mismo modo, dijo que tenían que arreglar la casa para poder venderla.

Tras caer al suelo Paco por la puñalada que recibió en el cuello, todos los miembros del clan gitano que habían emboscado a los familiares del fallecido se esfumaron del lugar. El Chule huyó con su padre, El Yaqui, y desde entonces estuvo huido del domicilio hasta el día de su entrega, el pasado miércoles 27 de marzo, cuando se entregó voluntariamente en la comisaría de la Policía Nacional de Hortaleza. Según los testigos y todas las pruebas recabadas por los investigadores la autoría del crimen apunta a El Chule.

Los últimos acontecimientos han estado estrechamente relacionados con las movilizaciones vecinales frente a la vivienda del clan gitano para que se marcharan de un barrio al que dicen que han tenido atemorizado durante años. Ahora, el Pozo del Tío Raimundo ha vuelto a la normalidad y la tensión que había días atrás desde el fallecimiento de Paco se ha disipado.

COMPARTIR: