08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de EEUU quiere acabar con la violencia fronteriza endureciendo la ley contra las organizaciones delictivas en su frontera sur

Donald Trump quiere incluir entre los grupos terroristas a los cárteles de narcotraficantes mexicanos

Muchas son las personas que creen que los cárteles mexicanos dedicados al tráfico de drogas actúan verdaderamente como terroristas ya que además de realizar numerosos robos, extorsiones, secuestros y muchas otras actividades ilícitas cada día son más los que mueren asesinados en sus manos. Por eso ahora la Administración estadounidense ha dado el primer paso para clasificar a estas organizaciones como terroristas.

La violencia del narcotráfico se recrudece en México. En las últimas 48 horas, los tiroteos entre policías y narcos registrados en el estado de Coahuila, noreste del país,  han dejado hasta el momento 21 muertos, de ellos 17 presuntos delincuentes y cuatro agentes.  En la madrugada de este domingo fueron abatidos otros siete presuntos narcotraficantes por las fuerzas de seguridad que se suman a  los 14 muertos tras los enfrentamientos que comenzaron el sábado al mediodía en el municipio de Villa Unión, en el estado de Coahuila, fronterizo con EE.UU. En total, 21 víctimas. 

El escenario de la penúltima batalla entre narcos y policía mexicana en Villa Unión que terminó con 14 muertos. 

En estos sucesos se apoya el presidente de EEUU para justificar su última propuesta: incluir entre los grupos terroristas a los narcos mexicanos.  Una medida también tildada de electoralista pero que pretende llevar adelante. 

El principal defensor de esta propuesta es Chip Roy, legislador republicano del estado de Texas, que opina que la crueldad con la que actúan los carteles mexicanos es la misma que la de los propios terroristas, lo cual le hace pensar que denominarles del mismo modo sería lo justo.

Chip Roy.

Los legisladores persiguen que la búsqueda y el castigo de los narcotraficantes sea de la misma magnitud que lo son en caso de encontrarnos ante terroristas, ya que además de cometer un delito de tráfico de drogas, estas bandas organizadas asesinan diariamente a gente y cada día emplean más crueldad en el modo de hacerlo.

Chip Roy ha repetido en varias ocasiones que “EEUU no puede cerrar los ojos a esto”, considera que se trata de  verdaderas barbaries que cada día se están acercando más a EEUU. El representante republicano cree que no hay ninguna diferencia entre los terroristas islámicos que los narcotraficantes mexicanos ya que en muchas de las ocasiones realizan las mismas atrocidades incluso lo suben a las redes sociales realizando demostraciones de su "poder y fuerza", logrando atemorizar a la gente.

Muchos de los políticos estadounidenses, entre ellos Louie Gohmert, representante en el Congreso por el Estado de  Texas, afirma que  "EEUU se encuentra en guerra con los cárteles de las drogas mexicanas", ya que en más de una ocasión las muertes que estas bandas provocan son de ciudadanos estadounidenses y muchas de la que ocurren en la frontera acaban teniendo cierta repercusión.

Esta idea cada vez está más cercana de lo que defiende el mismo Donal Trump, quien se refiere a los narcos como grupos terroristas. De ahí que el  termino acuñado por quienes defienden esta propuesta sea el de “narcoterrorismo”.

Legislación antidroga vigente en EEUU

En primer lugar vemos la Ley de Sustancias Controladas, esta es la base legal de la regulación  que permite la distribución de ciertas drogas legales en territorio estadounidense.

EEUU quiere catalogar a los narcos mexicanos como terroristas. 

Además de ello, cuentan con la Ley contra el Tráfico de Droga Trasnacional aprobada en el gobierno del expresidente Barak Obama, que persigue el tráfico de drogas que tienen lugar fuera del país pero que pudieran afectar a EEUU por que su distribución allí es potencialmente alta.

Por otro lado, respecto el terrorismo encontramos la Ley Contra el Terrorismo firmada el 24 de abril de 1996 la cual fue reformada y ampliada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, el proyecto de ley fue conocido como “Ley Antiterrorista y de Pena de Muerte Efectiva.”

No todas las bandas dedicadas al tráfico del narcotráfico podrán entrar dentro de esta denominación, sino solo aquellos que además de esto, realicen otras actividades, uno de los más nombrados es el Cártel Jalisco Nueva Generación, además de aplicarse a los narcotraficantes en este mismo concepto se introducirían otros grupos criminales mexicanos aunque su principal actividad no sea la de trafico de drogas, como ocurre con los Zetas, Los Metros etc.

La idea consiste realmente en meter a todos estos grupos  y a otros en el mismo grupo en los que está Al Qaeda, Boko Haram o el Estado Islámico, así lo anunció Trump el pasado martes.

Donald Trump, presidente de EEUU.

Trump ha afirmado en varias ocasiones haber mantenido una conversación con Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en una de ellas, el presidente de EEUU le ofreció el "limpiar" México de todos estos grupos y el líder mexicano lo rechazó. 

Esta seamana, en un programa de televisión, Trump recalcó que se están perdiendo 100.000 vidas al año por culpa de estos grupos. EEUU cuenta con una Lista de Organizaciones Terroristas Extranjeras en el Departamento de Estado, se trata de una lista donde el Secretario del Estado designa terroristas a organizaciones no estadounidenses, aquí es donde se añadirían los cárteles mexicanos.

Pero para poder incorporarlos se han de cumplir varios requisitos, por un lado que la organización se ajuste a lo que tipifica la legislación y que la actividad terrorista amenace la seguridad de los ciudadanos estadounidenses o la seguridad nacional. Precisamente en este segundo criterio es en el que se basan todos los defensores de  la propuesta para denominar como terroristas a los narcotraficantes mexicanos, ya que al estar separado por una frontera es fácil que se extienda hacia los propios EEUU como en ocasiones ocurre.

COMPARTIR: