28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Enric Hernández, director de "El periódico de Catalunya", sería el candidato de Fran Llorente para ponerse al frente de Televisión Española

TVE prohíbe las informaciones contrarias a los independentistas para facilitar la aprobación de los presupuestos del Gobierno

Enric Hernández, posible nuevo director de Informativos de TVE
Enric Hernández, posible nuevo director de Informativos de TVE / Europa Press
El PSOE necesita los votos de los partidos independentistas catalanes para aprobar unos presupuestos generales del Estado necesarios para mantenerse en el Gobierno. Para conseguir acercar posturas con los partidos catalanistas, Televisión Española será una de las herramientas principales intentando rebajar el clima de crispación en torno a todo lo que rodea a Cataluña. Para este objetivo, Rosa María Mateo estaría pensando en Enric Hernández para ponerse al frente de la Cadena Pública.

La aprobación de los presupuestos generales del Estado depende del voto de partidos independentistas y suponen un reto para la permanencia del Gobierno de Pedro Sánchez. Mientras en el Parlamento se dirimen los presupuestos que, según El Mundo, serán especialmente ventajosos para Cataluña, el ejecutivo pretende que Televisión Española “rebaje la tensión” entre Gobierno central y Generalitat. Sánchez que la Corporación Pública emita noticias “planas” sobre la situación política en Cataluña.

Por lo pronto, entre las opciones que se manejan para colocar al frente de la cadena pública, gana fuerza el nombre el nombre de Enric Hernández, director de El periódico de Catalunya. De hecho, es el favorito de Fran Llorente, Director de Proyectos y Estrategia de RTVE, que habría convencido a Rosa María Mateo, Directora General de la Corporación, para el puesto, según fuentes cercanas.


Fran Llorente / Europa Press 

Sin embargo, los críticos con Rosa María Mateo dentro de Radio Televisión Española, lamentan que, una vez más, el codiciado puesto de responsable de la televisión pública esté en “virtud de necesidades ideológicas y no profesionales”. Críticas aparte, Mateo resta importancia a la progresiva pérdida de audiencia de la televisión pública, tanto en sus programas informativos como en los de entretenimiento. Desde que la actual Jefa de Informativos, Begoña Alegría, asumiera el cargo los telediarios han perdido más de medio millón de espectadores.

Enric Hernández, el favorito de Mateo para el cargo, se convirtió en director del periódico del Grupo Z en 2010 y en los últimos años ha participado en varias tertulias de Televisión Española como la de Los desayunos o 59 segundos en su edición para Cataluña. Hernández es un hombre de consenso, ya que aunque tiene buenas relaciones con el Partido Socialista de Cataluña también era, en su momento, uno de los periodistas cercanos a Soraya Sáenz de Santamaría

Las tertulias también son otra de las herramientas de Televisión Española para intentar destensar las relaciones entre el Gobierno central y el catalán. La idea de Fran Llorente y Rosa María Mateo es dar voz a nuevos tertulianos con posturas más cercanas al independentismo catalán, pero sin radicalismos, algo que ya es habitual en las tertulias políticas de los canales privados.

Pedro Sánchez necesita los votos

El Gobierno de Pedro Sánchez necesita los votos de los partidos independentistas catalanes para poder sacar adelante unos presupuestos que son la única excusa para mantener un ejecutivo débil. Sin ellos, será complicado para el Gobierno socialista mantenerse en el poder. Según adelanta el periódico El Mundo, los presupuestos planteados por el PSOE hablan de una subida de un 80 por ciento más que en Madrid en la financiación catalana, triplicando la media de las Comunidades Autónomas. Todas las instituciones se han puesto al servicio del objetivo de Sánchez de salvar los presupuestos, necesarios para seguir en el Gobierno y no tener que convocar elecciones. Para su plan, sería una gran herramienta el nombramiento de Enric Hernández como máximo responsable de una televisión pública clave en destensar las relaciones con Cataluña.

COMPARTIR: