27 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El testimonio desgarrador de Miriam Fernández desvela cómo dan en adopción a sus tres hijos: 'Se está cobrando por acogida entre 4.000 a 9.000 euros'

Drama de los Menores Tutelados, habla una madre: "Lo que están haciendo es traficar con niños"

Exclusiva Miriam Fernández.
Miriam Fernández.
El drama de los menores tutelados continúa. Cada vez son más los padres con hijos tutelados por el Estado o Comunidades Autónomas que nos cuentan sus historias. Hoy El Cierre Digital pone rostro a uno de estos dramáticos casos. Ésta es la historia de Miriam Fernández que vive una situación desesperada: Sus tres hijos están a punto de ser dados en adopción. Sin embargo, esta mujer vallisoletana no se rinde y pide que se tenga en cuenta su situación. Sus problemas económicos son cosa del pasado.

El escándalo de los menores tutelados sigue dando de qué hablar. Todo lo ocurrido en los centros de menores de Palma de Mallorca ha servido para que muchos padres, cuyos niños han pasado a ser tutelados por el Estado o Comunidades Autónomas, hayan decido ‘salir del armario’ y contar su situación.

El primero en alzar la voz fue Juan Cortés, el abuelo de la pequeña asesinada brutalmente en Huelva Mari Luz Cortés. Su aportación desinteresada y lucha sin cuartel ha generado un movimiento social único en el mundo gitano. Una lucha que pronto llegó a todo tipo de familias, gitanas o no.

Son muchas las historias de padres que hemos ido conociendo en Elcierredigital.com en las últimas semanas. Una de ellas es la de Miriam Fernández. Una valiente madre de Valladolid con tres niños: Erika, Jorge, y Nayara. de 4, 7 y 8 años, respectivamente. Ahora, los tres menores pasarán el próximo mes de abril a ser adoptados por otros padres, tras pasar dos años en régimen de acogida temporal en casa de su abuela paterna.

Su madre, sin embargo, sigue luchando para que esto no ocurra. Por el momento la suerte no está de su lado, ya que en dos ocasiones la Justicia ha desestimado sus requerimientos. La madre está ahora a la espera de que la Audiencia Provincial de Valladolid se pronuncie.

El drama de Miriam Fernández empezó hace tres años cuando solicitó una ayuda económica a la Diputación Provincial de Valladolid. Se la concedieron, pero también sirvió de aviso a los Servicios Sociales de esta provincia que acabaron quitándole la custodia. “Fue en febrero de 2017. No se me olvida esa fecha. Se presentaron diez policías en mi casa, como si fuera una delincuente. A mis hijos eso no se les va a borrar nunca de la cabeza. Fue vergonzoso. Alegaron riesgo de exclusión social”, cuenta Miriam en exlusiva para Elcierredigital.com.

Miriam ya tiene casa como demuestra este documento. 

La historia de Miriam es de película, hasta llegar a esta situación. Durante años compartió su vida con el padre de los pequeños en la localidad vallisoletana de Cabezón de Pisuerga. Sin embargo, decidió separarse “por los niños, para protegerles. No nos daba buena vida”, tal y como cuenta la propia Miriam.

Como ocurre con muchas mujeres en su situación acabó en un centro para mujeres de la capital del Pisuerga, conocida como Casa Nazaret. En este lugar sólo podía quedarse tres meses, pero a los dos meses y medio decidió irse a casa de un familiar. Para Asuntos Sociales este fue un error imperdonable. “Dicen que me he ido quince días antes de lo que debía. Me fui a un lugar donde estaba perfectamente localizable y cuidada y querida”, asegura.

Ahora, con el paso de los meses, la vida de Miriam ha cambiado, pero a mejor. Le han concedido una Vivienda de Protección Oficial, como acredita hoy elcierredigital.com, por la que paga 37 euros al mes y, además, tiene ya un trabajo.

Quiere que eso se tenga en cuenta. “Tengo la casa arreglada. Cuando los niños vienen allí, están contentos. Hasta ahora estaban viviendo con su abuela paterna como acogidos, pero ella ya no quiere seguir y yo quiero que vuelvan conmigo, con su madre. Pero las autoridades no quieren. Van a darlos en adopción y, además, por separado. Es cruel. Hasta ahora sólo me dejan verlos dos horas al mes. Al padre solo una hora, pero es verdad que a él no le acompañan los informes ni las formas”, narra una emocionada Miriam a elcierredigital.com.

Sabe que el tiempo corre en su contra, pero no se rinde. “He llegado, incluso, a llevarme bien con mi expareja por el bien de mis pequeños", afirma. "Quiero que todo sea lo mejor para mis hijos. A nivel familiar estoy muy sola. Lucho contra todo yo sola. Nadie me quiere ayudar. Ni el Ayuntamiento, ni la Diputación, ni la Consejería de Familia de Castilla y León. No se está aplicando el Programa de Intervención Familiar como se debería. Tengo un abogado de oficio, pero hasta que no haya una sentencia no puedo hacer nada. Por otro lado, tampoco le dan importancia a lo que opinen los niños por ser menores de 12 años… Es tremendo”, relata Miriam, una madre rota pero firme en su decisión.

Miriam con sus tres pequeños. 

Por todo esto, Miriam Fernández se ha unido a Juan Cortés, en esta lucha contra el abuso de menores en los centros tutelados. “Quiero que tomen conciencia de lo que está pasando. Pido que sea un juez el que tome la decisión de si podemos estar o no con nuestros hijos. Lo que están haciendo es traficar con niños. Se está cobrando por adopción entre 4.000 a 9.000 euros en dinero. Y solo pagan a las familias de acogida 500 euros por cada crío. Si lo dieran a las familias biológicas no tendrían riesgo alguno de exclusión”, afirma esta madre.

Su mensaje es claro: “Por favor, no solo lo hago por mis niños, sino por todos los 50.000 menores tutelados que hay en España, que sin criterio alguno son arrancados de sus familias. Quiero hacer fuerza con Juan Cortés”.

COMPARTIR: