10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los aficionados cuestionan las decisiones del presidente de la Federación de fútbol y las sospechas de contaminación de su competición aumentan

La polémica de la Primera RFEF de Rubiales: Sedes compradas, final 'injusta' y Grupos 'inentendibles'

El Cierre Digital en Luis Rubiales, presidente de la RFEF.
Luis Rubiales, presidente de la RFEF.
Tras la publicación de elcierredigital.com que desvelaba que los ayuntamientos de El Ferrol y A Coruña habrían llegado a un acuerdo económico con la Federación de Fútbol Gallega para que sus equipos representativos disputaran los Play Off de ascenso a la Segunda División del fútbol español en sus estadios, la polémica acerca de la contaminación de esta competición ha explotado. Los aficionados se cuestionan las decisiones que ha tomado Rubiales para organizarla.

Tras la información publicada por elcierredigital.com en el día de ayer, en la que se informó que los Ayuntamientos de Ferrol y de La Coruña habrían acordado pagos de 30.000 y 70.000 euros, respectivamente, a la Federación Gallega de Fútbol para que sus equipos disputaran los playoffs de ascenso a Segunda División en sus estadios, ahora las dudas acerca de la contaminación de la competición encabezada por Luis Rubiales han aumentado ostensiblemente.

Los aficionados de este deporte cuestionan el porqué de varias de las decisiones tomadas por la Federación Española de Fútbol a la hora de organizar esta competición. La más importante y la que más consecuencias puede tener en los próximos días es la injusticia de que la final del Play Off de Ascenso a Segunda División, que enfrenta al Deportivo de la Coruña y al Albacete Balompié, y en la que ambos equipos se juegan todo el trabajo de una temporada entera en tan solo 90 minutos, se vaya a disputar en el estadio menos neutral de la historia, en Riazor.

De nada ha servido el malestar de los aficionados albaceteños y las críticas de los aficionados hacia la Federación Española de Fútbol sobre la designación de Riazor como estadio para la final que disputará el próximo sábado, a las 18:00.

Los hinchas del Deportivo tendrán el estadio de esta final cerca de las puertas de sus casas, mientas que los del Albacete lo tendrán a 1.800 kilómetros (ida y vuelta). Sin embargo, esta idea que a priori les resulta tan descabellada y no muy ética para la mayoría de los aficionados, para la Real Federación Española de Fútbol parece ser lo más justo y ni siquiera se plantean programar el partido en un estadio que sea lo más neutral posible, aunque sea en Galicia, por ejemplo el estadio de Balaídos en Vigo.

De esta forma, el Albacete de Rubén de la Barrera, que peleó hasta el último momento por el ascenso directo con el Andorra, propiedad del socio y amigo de Luis Rubiales, el jugador blaugrana Gerard Piqué, ahora se ve claramente desfavorecido al jugar una final como visitante contra un rival, que goza de privilegios porque el Ayuntamiento de su ciudad habría pagado 70.000 euros para que los dos partidos de Play off se disputasen allí. Esta misma desventaja la sufrió en las semifinales el Linares Deportivo, que llevó a 700 aficionados a la grada contra más de 25.000 blanquiazules.

La gran incógnita ahora es saber como será el reparto de entradas en Riazor  para Deportivo y Albacete | 5 más el descuento

Estadio de Riazor, donde se celebrara la final entre el Albacete y el Deportivo de la Coruña.

Acerca de esta polémica con las sedes, el reputado periodista deportivo Roberto Gómez ha opinado ante este medio que “no se muestra ningún respeto por la competición” y ha criticado “la precipitación en la toma de decisiones” y lo “injusto” que será el partido entre el Deportivo y el Albacete. “Es una pena que el fútbol español sea maltratado como lo está siendo por la Real Federación Española de Fútbol”, concluye Roberto Gómez.

Además, elcierredigital.com también ha consultado a Emilio Abejón, secretario general y portavoz de FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español) quien, en nombre de los aficionados, ha dado a este diario su opinión “nosotros creemos que la competición no solo debe ser limpia, sino que debe parecerlo también, y el venderse de esta forma al mejor postor no es una buena práctica, o al menos plantea muchas dudas”.

“Creemos que las pautas para la elección de las sedes deben ser muy limpias, muy transparentes, y desde luego no deben dar ventajas excepcionales a ningún equipo porque el ayuntamiento de su ciudad decida apoyar al equipo local comprando la candidatura de que un play off se juegue en su estadio”, continúa el portavoz de FASFE.

Abejón concluye afirmando que en la decisión de las sedes de esta competición no se tuvo en cuenta a los aficionados. “Debería hacerse en un lugar que permita a todas las aficiones, al menos, la posibilidad de desplazarse para apoyar a su equipo y Galicia, que es un lugar lejano para la mayoría de equipos, y puede plantear complicaciones para los aficionados de equipos como Albacete o Linares, que han tenido que desplazarse hasta allí”, señala el secretario general y portavoz de FASFE.

“Una competición contaminada desde el minuto 1”

Otra de las decisiones de la Federación Española que más revuelo ha causado desde el inicio fue la formación de los dos grupos de Primera RFEF. Este organismo decidió que la distribución de los equipos se hiciera con un eje noroeste y otro sureste, en vez de hacerlo con un eje norte y otro sur, que sería lo más normal. Muchos aficionados denuncian que “esta competición es un escándalo y está contaminada desde el minuto uno”, debido a las polémicas conversaciones entre Piqué y Rubiales, previas a la división de los dos grupos, en las que el defensor culé le pedía que fuese bueno con su Andorra.

La Federación de Rubiales dejó atrás lo tradicional. La organización de los grupos deja varios ejemplos de mala planificación. "Uno de ellos es que equipos como Andorra y San Fernando, situados cada uno prácticamente en un extremo de la Península y a los que les separan más de 1.200 kilómetros, se tengan que enfrentar en el mismo grupo, siendo un despropósito tanto para los clubs, que han de costear este trayecto, como para los jugadores, que tienen que afrontar un viaje larguísimo y para los aficionados, que se les hace imposible desplazarse hasta el estadio rival para apoyar a su equipo", señalan a elcierredigital.com agrupaciones de aficionados de estos equipos.

Equipos de Primera RFEF. XURXO G.G.

Mapa de España con los equipos de Primera RFEF.

Otro de los hechos que llaman la atención es la separación de los equipos de la Comunidad de Madrid, ya que de los cuatro que militaron esta temporada en Primera RFEF, el San Sebastián de los Reyes, el Rayo Majadahonda, y el DUX Internacional cayeron en el Grupo 1, mientras que al Real Madrid Castilla le tocó en el Grupo 2, donde casualmente estaba el Barça B. Un hecho que no se sabe si es fruto de la casualidad o, como denuncian agrupaciones de aficionados, “por intereses económicos de Rubiales en que se disputase este partido entre los filiales de los grandes rivales, que podrían venderse sus derechos más caros a las televisiones".

Tan inusual parece esta organización de Grupos que varios clubes, como el recién ascendido Córdoba FC, ya se han pronunciado proclives a una nueva agrupación, bajo el criterio de situar en un grupo a los equipos de la zona sur del país y en el otro grupo a los clubes de la parte norte de España.

Tratos a favor de Piqué y su Andorra

La polémica en la Primera RFEF comenzó tras conocerse los audios de Gerard Piqué y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol en los que quedaba patente la buena relación entre ambos. Hasta el punto de que el futbolista pidió un trato de favor para el equipo del que es propietario, el Fútbol Club Andorra. Ante lo desvelado, los aficionados se preguntaban si es ético que el equipo andorrano compitiese en un campeonato de la RFEF y si la competición estaba contaminada.

Según desveló El Confidencial, el central del Fútbol Club Barcelona también escribió al presidente de la Federación para preguntarle por la vacante del Reus en la antigua 2ªB y, tras hacerse con la plaza, pedirle un trato de favor hacia su equipo andorrano.

Gerard Piqué posando con la camiseta de su club, el Andorra.

Piqué posando con la camiseta de su club, el Andorra.

Piqué pidió a Rubiales que su club no compitiera con los equipos catalanes que, según él, eran los que más nivel tenían en Segunda B y que lo ubicase en un grupo fácil, siendo la idónea para Piqué la que conformaban los grupos de Navarra, La Rioja, el País Vasco o Aragón.

"Cataluña es la región más jodida, por eso te decía que al no estar ni en España por así decirlo tengas la libertad de mandarnos a tomar por culo. Pero la de La Rioja, Navarra, Aragón o País Vasco es más que aceptable. Esa sería la mejor zona para nosotros, o también Andalucía”, pidió Piqué a un Rubiales que respondió, “Lo tengo en cuenta, o sea que a vosotros os da igual ir donde sea, ¿no?”. Aunque después argumentó que “si hacemos eso nos matan. ¿Te imaginas al Marbella yendo a Andorra? Me matan!!”, contestó Rubiales.

Después de la publicación de este trato de favor de Rubiales a Piqué los aficionados se preguntan si es ético que un club cuyo propietario tiene tal relación con el presidente de la Federación que organiza dicha competición, participe en ella. Las redes sociales lo tienen claro: no lo es, ya que Rubiales no parece dudar en hacerle los favores que haga falta al dueño del Andorra y, como dice en uno de los audios filtrados, “aquí estoy para lo que necesites”.

Todo esto conforma, junto a la compra de las sedes, una final "injusta", una agrupación "inentendible", el cuestionamiento de la organización y la supuesta manipulación de la primera RFEF del fútbol español.

COMPARTIR: