22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exparlamentario y exconcejal socialista en Madrid se embolsará en torno a 500.000 euros anuales por vicepresidir Iberdrola España

El 'sanchismo' filtra los audios que retratan a Antonio Miguel Carmona, varias veces a punto de ser expulsado del PSOE

Antonio Miguel Carmona.
Antonio Miguel Carmona.
El 'sanchismo' filtra los audios que retratan a Antonio Miguel Carmona, exparlamentario y exconcejal socialista en Madrid que se embolsará en torno a 500.000 euros anuales por vicepresidir Iberdrola España. Desde las filas socialistas recuerdan que Carmona debería haber sido expulsado del partido en varias ocasiones. Una de ellas en 2002, cuando el PSOE se levantó en las encuestas gracias al hundimiento del Prestige y Carmona llegó a decir: "Y si hace falta, hundimos otro barco".

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, no podría haber encontrado peor interlocutor con La Moncloa que Antonio Miguel Carmona, que vicepresdidirá Iberdrola España a cambio de 500.000 euros anuales a pesar de que el exparlamentario y exconcejal socialista llevaba años alardeando de que él no iba a subirse a ninguna 'puerta giratoria'.

La portavoz del PSOE en el Senado, Eva Granados, dice que Carmona es "un militante de base" que "nunca ha representado a la dirección actual" del partido que lidera el Gobierno de España. "Si nos hubiera preguntado, le hubiéramos dicho que no. El Gobierno ya tiene una interlocución fluida con las eléctricas antes, durante y después de su nombramiento", añade Granados.

Simpatías

Carmona se ha fajado en los últimos tiempos en defensa de las compañías eléctricas. Tan clamorosa era su defensa de compañías ahora impopulares por la imparable subida de precios que tuvo que justificarse en Twitter de esta forma: "No tengo ninguna simpatía, ni por Iberdrola, ni por ninguna multinacional eléctrica".

Es cierto que el PSOE carga contra esta puerta giratoria a pesar de que desde Ferraz aceptaron de buen grado el fichaje de José Montilla o José Blanco como consejeros independientes de Enagás. Eso sí, la subida de la factura de la luz no había llegado a los extremos actuales y sobre todo, Carmona no es 'de la cuerda' de Sánchez. O sea, que el problema en parte es el 'quién' y no el 'qué'.

Problemas

La falta de sintonía entre el PSOE y Carmona se evidenció cuando el flamante fichaje de Iberdrola lideró una campaña el pasado año que recabó más de 200.000 firmas en Change.org. La iniciativa defendía el carácter vehicular del idioma español dentro del Estado.

Elcierredigital.com entrevistó a Carmona por este motivo y el profesor universitario aseguró que rechazó una oferta del presidente del Gobierno: "Pedro Sánchez, y le estoy muy agradecido, me ofreció ser senador. Gané las primarias y aquí me tiene, de profesor universitario. Y a mucha honra. Nunca he dejado de dar clase… ni cuando era diputado. O concejal. Nunca he dejado mi profesión. Desde el Gobierno me han ofrecido en su nombre ocupar cargos de responsabilidad, lugares que desearía estar cualquier pillabocadillos de esos que me critican".

"Le escribí una carta pública a Pedro que salió publicada en todos los periódicos agradeciéndole de corazón su ofrecimiento, pero rechazándolo por convicción dado que no estoy de acuerdo con pactar con independentistas o formar un gobierno con populistas. Ambos desleales. Mi lealtad al partido es difícilmente discutible y mi lealtad conmigo mismo es aún mayor", añadió.

Los audios que le retratan

Desde el 'sanchismo' recuerdan que Carmona debería haber sido expulsado del partido en varias ocasiones. Una de ellas sucedió en 2002, año en el que el PSOE se levantó en las encuestas gracias al hundimiento del Prestige. Carmona entonces se vio obligado a dimitir como parlamentario de la Asamblea de Madrid tras salir a la luz un audio que le retrataba: "Y si hace falta, hundimos otro barco".

Antonio Miguel Carmona. 

Otro vídeo tampoco le dejó en buen lugar, en esta ocasión en 2013. Entonces, Carmona se presentó ante la Agrupación socialista de Chamberí y aseguró que defendía en televisión a los acusados de los ERE estando "teledirigido por Griñán y por Mario Jiménez".

En 2016 Carmona volvió a la primera plana tras salir a la luz una conversación con el detenido Luis Pineda en la que evidenciaba su simpatía hacia el líder de Ausbanc: "Don Luis, eres el más grande (. . .) Que te quiero, eh, que lo sepas".

Carmona y José Luis Moreno

Algunos medios han comparado a Antonio Miguel Carmona con José Luis Moreno por las dudas que pesan sobre su currículum. El socialista, teniente en la reserva en el Ejército del Aire, asegura que entrevistó a Gadafi, presenció la caída del muro de Berlín o se vio con varios dirigentes del IRA cuando solo tenía 17 años.

También dieron que hablar sus malos resultados como candidato en Madrid en 2015, año en el que se dejó querer como alcalde de Madrid a propuesta de Esperanza Aguirre, y cuatro años después llegó a insinuar que él hubiese sacado mejores resultados que Pepu Hernández: "Me han llegado a decir que conmigo de candidato hubiéramos sacado cuatro o cinco concejales más en mayo… No lo creo. Somos un equipo. Soy un jugador de club".

Es cierto que hay dudas sobre a qué club pertenece por su facilidad para hacerse querer por medios que tienen dudoso amor por el PSOE: Okdiario o el Canal 33. O por participar en las tertulias de 'El programa de Ana Rosa' o 'Al rojo vivo' ante el enfado de Ferraz, que no quería ni verlo como defensor sui géneris del partido.

COMPARTIR: