31 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las concentraciones para pedir justicia por el joven muerto en el Estadio de El Molinón tendrán lugar en media España

Crimen Eleazar García: La familia convoca protestas en el día Internacional del Pueblo Gitano

Ya hubo una concentración en la Puerta del Sol.
Ya hubo una concentración en la Puerta del Sol.
Este 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano con el objetivo de reconocer el valor de este pueblo y las contribuciones que su cultura e historia ha aportado al mundo. Aprovechando esta celebración la familia de Eleazar García, el joven discapacitado gitano que murió en 2019 a las puertas del Estadio de El Molinón, tras ser reducido violentamente por vigilantes jurados, ha convocado concentraciones en apoyo a su lucha con el lema "Sin Justicia no hay paz".

Esta protesta se produce después de que la Audiencia Provincial de Oviedo descartase juzgar por homicidio imprudente a los guardas y policías locales que intervinieron en la detención y posterior muerte del joven Eleazar. Todo el que quiera apoyar a la familia del joven muerto podrá hacerlo en Madrid a las 18.00 horas en la calle Marqués de la Ensenada, a las 16.30 en el Ayuntamiento de Santander, a las 18.00 en los Juzgados de Gijón, en Oviedo a las 18.00 horas en la calle Río Sella y en Pola de Siero a la misma hora en la Plaza de los Paraguas. La concentración en Valencia tendrá lugar el día 9 de abril a las 12.00 horas en la Ciudad de la Justicia

Fechas y horas para las concentraciones en favor de Eleazar.

El día Internacional del Gitano pretende también acabar con el estigma y discriminación de los que han sido y siguen siendo objeto desde hace tanto tiempo.

El pueblo gitano pudo institucionalizar su himno y bandera hace ya 40 años, exactamente un 8 de abril del año 1971 en la ciudad de Londres, en el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano. A partir de ese momento, pudo lucir este estandarte de color verde y azul, que simbolizan el largo camino que tuvieron que emprender los gitanos desde la India, en la época de la invasión islámica a partir del siglo IX

Eleazar pertenecía a una familia gitana muy conocida en Asturias. Pero la mala suerte se cruzó en su vida el día que precisamente debería haber sido el más feliz, cuando fue a ver un partido de fútbol de la selección española con Islas Feroes.

Los hechos

La jueza instructora de Gijón consideró probado que el 8 de septiembre de 2019 la víctima, Eleazar García, acudió a El Molinón, en Gijón, para ver con su padre un partido de la Selección Española y en un momento dado salió del estadio y fue interceptado por los vigilantes de seguridad cuando intentó entrar de nuevo sin su entrada. Cuando procuraba acceder por una de las puertas se inició un forcejeo con una de las vigilantes, que resultó golpeada en el rostro y, seguidamente, cuando el joven salía de un local ubicado en los bajos del estadio, fue inmovilizado contra una valla por varios de los investigados, quedando la víctima en posición boca abajo y con las manos a la espalda.

Varios policías locales que se personaron en el lugar delegaron en los vigilantes la reducción del joven y la colocación de las esposas y posteriormente el joven fue trasladado al centro de salud Parque Somió, donde le volvieron a inmovilizar. Sin embargo, la víctima ya estaba inconsciente y tras empezar a convulsionar entró en parada cardiaca, falleciendo esa misma noche.

Sin embargo, la Audiencia Provincial estimó los recursos de apelación de las defensas que argumentaban que la jueza instructora no había tomado en consideración las conclusiones de los forenses que habían determinado que el fallecimiento de Elezar "de forma coincidente y sin ningún tipo de divergencia cualitativa o sustancial calificaron de muerte natural".

Por lo que se refiere al delito de detención ilegal por parte de los policías locales, la Audiencia sostuvo que no quedó acreditado qué persona impartió la orden por la que se privó al fallecido de su libertad ambulatoria y tampoco la adopción de esa medida cautelar que llevaron a cabo los vigilantes para su inmovilización.

Sin embargo, tras este auto, la familia se encuentra realmente disgustada porque "no entendemos que la instructora, que sabe realmente del caso, lo mande a juicio y ahora la Audiencia revoque esa decisión. Nosotros no vamos a dejar de luchar y recurriremos al Supremo, al Constitucional y, si hace falta, a Estrasburgo", asegura Diego García, tío de Eleazar, a elcierredigital.com.

 Eleazar con jersey rosa con su familia.

Eleazar no padecía ninguna patología física aunque estaba aquejado de una discapacidad intelectual del 75 por ciento, algo que se apreciaba a simple vista. El joven se alejó de la compañía de su padre y salió del estadio. Luego intentó volver, pero no llevaba la entrada, por las puertas 12 y 13 y luego por la 15 "exponiendo balbuceante, su intención de acceder al estadio, en tanto en cuanto quería volver junto a su padre", según relataba la acusación particular.

En aquella puerta fue interceptado por un vigilante y luego inmovilizado por otros tres más. A continuación, otros cuatro lo pusieron boca abajo en el suelo con las manos en la espalda, y "le golpearon reiteradamente, causándole innumerables contusiones y eritemas, erosiones en ambas muñecas, erosiones profundas en ambas rodillas, contusiones en ambos pómulos, erosiones en cara interna de pirámide nasal, en ambos brazos y pierna, en región lateral del cuello y en cara superior del tórax a la altura de la clavícula", según la acusación, que presentó los testimonios de dos personas que lo vieron en directo.

Más tarde, los vigilantes llamaron a la policía, personándose cuatro agentes de Policía Local "quienes, actuando de una manera pasiva y con dejación de funciones, delegaron en los vigilantes de seguridad la reducción, engrilletado y su introducción en el vehículo oficial", según el escrito de acusación particular.

Una concentración previa en Madrid.

Eleazar fue trasladado al centro de Salud Parque-Somio, donde "nuevamente fue inmovilizado, en espera de que pudiera ser atendido por el doctor de guardia", prosigue la acusación. Fue entonces cuando "al  incorporarlo para ser conducido a la consulta el Sr. García perdió el conocimiento, comenzando a convulsionar entrando en parada cardiopulmonar, certificando situación de exitus el SAMUR a las 22.08 horas".

La familia no quiere que el caso se cierre y por eso llaman la atención de la Justicia. Ya se concentraron hace unos días en la Puerta del Sol para recordar a Eleazar, una muerte por la que nadie será juzgado si la propia Justicia no lo remedia.

COMPARTIR: