09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante el año 2021, la ONG 'Teléfono de la esperanza' registró un total de 7.793 llamadas de personas con intención suicida

El suicidio, una realidad en aumento en todas las clases sociales

Manifestación.
Manifestación.
Es conocida como la 'pandemia invisible'. El número de suicidios no para de aumentar en España y de hecho, es la primera causa de muerte no natural desde el año 2008. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado 2021 fueron 4.003 personas las que decidieron acabar con su vida. La ONG 'Teléfono de la esperanza' atendió el pasado año un total de 7.793 llamadas de personas que solicitaban ayuda debido a pensamientos suicidas.

Se habla de ella como la pandemia silenciosa y en España es una triste realidad. Durante el primer semestre de 2022 un total de 2.015 personas acabaron con su vida. Una cifra que supone un crecimiento del 5,1% en comparación los primeros seis meses de 2021. Los expertos muestran su preocupación ante el hecho de que el suicidio sea la primera causa de muerte no natural desde el año 2008. 

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado 2021 fueron 4.003 personas las que decidieron acabar con su vida en España. Un crecimiento de un 1,6% con respecto a los datos de 2020. La cifra ha puesto en alerta a los equipos médicos que han puesto de manifiesto los problemas relacionados con los trastornos de la salud mental, en muchos casos, derivados de la pandemia originada por la llegada del COVID-19.

Los jóvenes, uno de los sectores más vulnerables

La muerte por suicidio entre los jóvenes no para de aumentar. El crecimiento comenzó en 2020, con la llegada de la pandemia y como consecuencia del confinamiento y la falta de contacto social. Según refleja un informe del INE, un 31,1% de jóvenes de entre 10 y 19 años se quitaron la vida ese mismo año. Las intenciones suicidas comienzan a manifestarse a medida que los niños alcanzan la edad adolescente y según Save the Children, los pensamientos suicidas llegan a alcanzar el 6% en grupos de jóvenes entre 13 y 16 años.

Conducta suicida y conducción - Fundación MAPFRE

Joven.

Entre los factores de riesgo para que un adolescente decida acabar con su vida figura la renta del hogar familiar, el acoso escolar, el ciberacoso, ciertos contenidos en las redes sociales o situaciones familiares de carácter estresante.

Han sido diversas asociaciones las que han denunciado esta cifra de suicidios de jóvenes en España y han puesto de manifiesto la necesidad de prevenir desde conferencias, charlas o una mayor atención en el núcleo familiar o los centros educativos. Tal y como reflejan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, el suicidio es una de las principales muertes de niños y adolescentes.

‘Los suicidios no paran de aumentar’

El 15 de febrero de 1972 el Teléfono de la Esperanza abrió su primera sede en Valencia. La ONG atiende llamadas de personas que se encuentran con crisis de ansiedad, fobias, soledad e incomunicación, crisis vitales, ideas suicidas, crisis por covid o la incertidumbre económica. Desde su fundación han recibido alrededor de 250.000 llamadas y el pasado año asistieron a un total de 7.793 solicitudes telefónicas de personas con intenciones suicidas.

Inicio - Teléfono de la Esperanza

Cartel de la ONG 'Teléfono de la esperanza'.

Aunque han realizado una gran labor desde su apertura, desde la asociación afirman que el número de suicidios en España “no para de aumentar”. Fue el pasado 18 de febrero cuando la ONG celebró el 50º aniversario de su fundación. La ONG cuenta con un servicio de Orientación telefónica 24 horas cuyo número es 717 003 717.

Ahora la ONG ha dado un paso más en la prevención del suicidio y han lanzado ‘El Chat de la Esperanza’, un programa nacido en Málaga y dirigido tanto a  jóvenes como a adolescentes para dar respuesta a peticiones sobre temáticas suicidas. Además, desde la asociación se han unido a otras entidades en la Plataforma Hagamos Un Plan, con el fin de pedir a las instituciones públicas ese tan necesario Plan Nacional de Prevención del Suicidio.

"Las conexiones nos están llegando desde numerosos países del mundo. Parte de las personas que contactan con nosotros son derivadas por los médicos de atención primaria y otras asociaciones malagueñas. Las solicitudes de apoyo están relacionadas no solo con el suicidio, si no también con situaciones de soledad e incomunicación, bullying, falta de sentido vital y otros problemas de salud mental”, sostienen desde la Asociación. 

COMPARTIR: