20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En abril de 2013 fueron asesinados Miguel Ángel Domínguez y su hija María, de 8 años, por alguien que todavía no ha pagado su culpa

La familia de las víctimas de Almonte piden que se practiquen nuevas pruebas para reactivar el caso

Miguel Angel y María Dominguez, victimas del crimen de Almonte.
Miguel Angel y María Dominguez, victimas del crimen de Almonte.
La nueva representación legal de la familia de las víctimas del doble crimen de Almonte, Miguel Ángel Domínguez y su hija María, asesinados en su domicilio de esta localidad onubense en 2013, el abogado José Ignacio Bidón, presentó el pasado 1 de octubre ante el Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado un escrito solicitando la práctica de nuevas diligencias.

El nuevo abogado pretender que se practiquen algunas pruebas tras la reapertura del caso el pasado mes de enero, aunque el Tribunal Supremo absolviera a Francisco Javier Medina, único acusado y absuelto tras un juicio celebrado en 2017.

José Ignacio Bidón considera "útil, necesaria y pertinente" varias pruebas nuevas, como la exhumación de los cadáveres para que el doctor forense Fancisco Etxevarria les practique una nueva autopsia, un examen de la manta que cubría a la menor asesinada y con la que fue tapada por su asesino, así como la búsqueda de restos biológicos en el vestido que vestía, "pruebas que no se han realizado nunca", explica el escrito, "poder encontrar posibles restos del absuelto", añade la petición.

El colectivo "Corazones Verdes" apoya en Almonte la reapertura de la investigación.

El abogado de la familia pide además que se cite para un reconocimiento a Francisco Javier Medina, que era pareja de Marianela Olmedo, madre y mujer de las víctimas cuando se cometieron los asesinatos. En este sentido también pide el abogado que se analicen las cámaras de Mercadona que filmaron unas horas antes a Medina, ya que trabajaba allí, y de esa manera poder cotejar las pisadas del sospechoso con las muestras tomadas en el escenario del crimen. El informe pericial recogía que las huellas que se encontraron en la casa de las víctimas, y junto a los cadáveres, correspondían a unas zapatillas deportivas marca Nike del 44 o 45 y que tenía, según la pisada, su centro de equilibrio más próximo a la suela que al tacón. Esta particularidad significa -a juicio de los expertos- en que el portador de aquellas zapatillas, que mantuvo una lucha con el padre asesinado, tenía algunos números menos de pie respecto al calzado que llevaba en ese momento.

Marianela Olmedo, madre de la niña asesinada en Almonte.

El abogado también pide que la UCO de la Guardia Civil realice un informe complementario  para establecer las horas de conexión del teléfono móvil de Marianela Olmedo, esposa y madre de las víctimas pero que mantenía una relación sentimental com Medina, así como los golpes que una vecina escuchó el día de los hechos y que transmitió por whatasapp a su novio.

A este respecto, la familia quiere que se tome declaración al agente de la Guardia Civil que se encargó de realizar la copia al teléfono móvil de la vecina, del de su novio y de Marianela y que el departamento de Nuevas Tecnologías de la Guardia Civil explique mediante informe pericial si cuando sucedieron los hechos, en abril de 2013, la hora de los teléfonos móviles podían cambiarse de forma manual por el usuario.

El abogado también ha pedido en su escrito que se reactive la investigación de una pieza separada, de la que ya informó elcierredigital.com, sobre un cuchillo encontrado por una vecina bajo una rejilla en la calle, ya que considera que "ni se ha investigado o se investigó de forma insuficiente".

El fiscal se opone a la personación de Medina

Por otro lado, la Fiscalía se ha opuesto a la personación en esta nueva causa abierta de Isidro Javier Medina, Manuel Jesús Blanco Medina, Juan Medina y David Medina, todos familiares del único juzgado aunque absuelto por el crimen, Francisco Javier Medina Rodríguez, que también pidió personarse en esta nueva causa.

Francisco Javier Medina, absuelto por el doble crimen de Almonte.

La familia de las víctimas, que ejerce la acusación particular, también se opuso a esta personación calificándola incluso de "burla" a las víctimas.  La Fiscalía dice que "la petición formulada incurre en manifiesto fraude de ley toda vez que no se emplea esta fifgura jurídica limpiamente sino para fines distintos de los previstos en la norma. El hecho de que intenten presentarse como acusación popular después de que se les deniegue ser acusación particular muestra un interés oblicuo".

 

COMPARTIR: