22 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue imputado por el homicidio de su esposa, Concepción Cerdán, y enviado a prisión, pero pudo eludirla pagando seis millones de pesetas

Muere en extrañas circunstancias el exalcalde de Enguídanos (Cuenca), José Vicente Antón, acusado en el año 2000 de la desaparición de su mujer

José Vicente Antón, alcalde de Enguídanos, fue acusado de la muerte de su esposa, Concepción Cerdán, en el año 2000.
José Vicente Antón, alcalde de Enguídanos, fue acusado de la muerte de su esposa, Concepción Cerdán, en el año 2000.
José Vicente Antón, exalcalde de Enguídanos (Cuenca), murió el pasado lunes cuando se precipitó con su propio coche desde un puente al río Cabriel. Una de las hipótesis que se barajan es el exceso de velocidad. Se da la circunstancia de que en el año 2000 fue investigado por la desaparición de su mujer, Concepción Cerdán, que nunca fue encontrada.

El exalcalde de Enguídanos (Cuenca), el socialista José Vicente Antón, murió el pasado lunes después de precipitarse en su coche al río Cabriel. El edil Sergio de Fez, también del PSOE, explicó que la Guardia Civil investiga el suceso y que el vehículo cayó sobre una pasarela que había en el río, quedando ‘’todo el coche chafado al dar contra el lecho del río’’.

Según ha averiguado el periódico CLM, el río no tiene barreras laterales en el tramo donde ocurrió el accidente. El cuerpo del exalcalde fue encontrado por los bomberos y rescatado por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil. Una de las hipótesis que barajan los investigadores es que el coche cayera debido a un exceso de velocidad.

Acusado de desaparición en el año 2000

Siendo aún alcalde de Enguídanos, José Vicente Antón fue acusado en el año 2000 de la supuesta muerte de su esposa, Concepción Cerdán, que desapareció el 4 de abril de ese mismo año y cuyo cuerpo nunca ha sido encontrado.

Cuando desapareció Concepción Cerdán aparecieron pintadas amenazantes en la zona.

El día de la desaparición, Antón llevó a su mujer a una estación de autobuses en Motilla de Palancar, a 26 kilómetros de Enguídanos, para que ella cogiera un autobús que la llevara al dentista en Albacete. Ese mismo día Cerdán le dijo a su marido que pasaría la noche en aquel municipio y que volvería a casa al día siguiente.

José Vicente Antón, exalcalde de Enguídanos.

Después de dos días sin dar señales de vida, Antón decidió denunciar su desaparición ante la Guardia Civil de Motilla del Palancar. Nada más ponerse a cargo de la investigación, los agentes encontraron un asiento del coche del matrimonio con sangre de ella por lo que se acusó al alcalde de la desaparición de su esposa. Antón siempre lo negó e incluso afirmó que la sangre era debido a que la mujer tenía la menstruación y por eso manchó el coche.

Testimonios de Antón

En junio del año 2000 decidió hacer 126 kilómetros para ir a recoger a su esposa, pero ella se negó a acompañarlo. “Cuando le pedí explicaciones, se negó a dármelas –aseguraba José Antón a la revista Interviú–. Le pregunté si había otro, porque sabía que había tenido una relación extramatrimonial, y ella me dijo que no, que aquello ya había acabado. Yo lo sabía y tampoco tuve por qué sospechar de ella. Así que, cuando llegamos a la altura de la UNED de Albacete, le dije que, si quería quedarse, que se bajase del coche. Paré y ella se apeo’’. 

Los investigadores de la Guardia Civil no creyeron la versión de Antón que visionaron las grabaciones de la estación de autobuses y en ellas se veía discutiendo airadamente a la pareja. Tras detectar la sangre de Concepción en el asiento del copiloto y en el cinturón de seguridad, un juzgado de Motilla del Palancar imputó un delito de homicidio a Antón y el juez lo envió a prisión, aunque el por entonces alcalde pudo eludir la cárcel pagando 6 millones de pesetas.

‘’A ella le vino el período de camino a Motilla y quizás se tocó y dejó restos por el coche’’, explicó entonces Antón en la citada revista. Su abogado pidió que la policía científica determinase si la sangre era venosa o provenía de la menstruación. Finalmente, el caso no llegó a juicio.

Con la muerte de Antón, la hija que tenía la pareja en común, de 25 años, ha quedado huérfana. Los dos se conocieron en Valencia donde ambos trabajaban y durante una entrevista aseguró: ‘’Me hizo perder amigos de toda la vida, que no veían con buenos ojos el matrimonio, porque ella era de una familia muy pobre y se veía como algo negativo en mi círculo’’. Antón afirmaba que desde su llegada a Enguídanos, en 1986, fueron objeto de constantes comentarios.

 

A partir del lunes Elcierredigital.com entrevista a Laureano Oubiña, extraficante gallego que contará su vida después de permanecer 33 años en la cárcel. 

COMPARTIR: