22 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El expresidente culé sufrió un encarcelamiento "injusto" durante casi dos años al ser acusado de organización criminal y blanqueo de capitales

La venganza de 'Montecristo': Sandro Rosell reabre la 'Operación Cataluña' y pone en jaque a Villarejo

/ Sandro Rosell.
La 'Operación Cataluña' se va a judicializar contra José Manuel Villarejo por decisión de Sandro Rosell, dos años encarcelado de forma injusta. El expresidente del Fútbol Club Barcelona se ha querellado contra el comisario jubilado y otros policías por delitos de organización criminal, falsedad documental, acusación y denuncia falsa, malversación de caudales públicos y detenciones ilegales.

Sandro Rosell está recobrando fuerzas para vengarse del encarcelamiento injusto que sufrió durante casi dos años tras ser detenido en mayo de 2017 al ser acusado sin fundamento de organización criminal y blanqueo de capitales.

El expresidente culé, perseguido por el Ministerio del Interior del PP con intenciones políticas por su vinculación familiar a Convergència Democràtica de Catalunya, se ha querellado contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo y otros cuatro policías

El Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid ahora investigará la 'Operación Cataluña' tras la querella de Rosell contra cinco personas por delitos de organización criminal, falsedad documental, acusación y denuncia falsa, malversación de caudales públicos y detenciones ilegales.

Estos, apunta la querella, "tenían en el momento de los hechos la condición de autoridades y funcionarios públicos del Estado español y actuaron en el ejercicio de sus respectivos cargos" contra su persona. La que se libra de la denuncia por ahora es la 'popular' Alicia Sánchez-Camacho por su condición de aforada. 

Otra herencia de la etapa de Mariano Rajoy regresa a la actualidad

Otra herencia del Ministerio del Interior en la anterior etapa afecta en este caso al PP y más concretamente a Jorge Fernández Díaz, que dejó cabizbajo la política en 2019, sorteó un grave problema de salud y se refugió en la prensa militante y en la religión con el ánimo de que las sombras del pasado no le enturbiaran el futuro. Pero los fantasmas del turbio verano de 2013 han regresado, ya que la Fiscalía Anticorrupción pide 15 años de cárcel para él. 

El exministro del Interior recurrió su imputación en la Kitchen porque cree que el juez Manuel García Castellón quiere cerrar en falso el proceso judicial. La defensa de Fernández Díaz recordó que la guerra parapolicial para esconder corrupción añeja "no le afectaba ni perjudicaba el resultado de la investigación judicial", en clara referencia a que los sobresueldos los cobraban otros

Sandro Rosell. 

Al no aparecer él en los 'papeles de Bárcenas', su defensa dice que "no tenía interés o motivación especial en una operación policial dirigida a sustraer información de aquella investigación judicial". "La interpretación del excelentísimo instructor 'encapsulando' los hechos en el entorno del Ministerio de Interior y rechazando la vía de investigación hacia el origen del problema, atenta contra el más elemental sentido común y contradice el resultado de las diligencias practicadas", añadió. 

La defensa recordó que "es claro que el origen de la 'Operación Kitchen' ni estuvo relacionado ni afectaba al Ministerio de Interior. Y es obvio que el señor Bárcenas era el tesorero del Partido Popular, no del Ministerio de Interior, y no dependía ni estaba vinculado con dicho Ministerio".

El escrito reprochó a García Castellón que hiciera "el planteamiento simplista", nombró a Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal como dirigentes afectados por los famosos papeles y pidió desimputar a Fernández Díaz para "no someterle injustificadamente a una 'pena de banquillo' adicional a la 'pena de telediario' que ya ha sufrido".

COMPARTIR: