27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El auto indica que pudiera ser la autora de un presunto delito por "asesinato u homicidio en grado de tentativa"

El juez del caso Mainat aprecia "indicios de criminalidad" contra Angela Dobrowolski, esposa del productor

/ Angela Dobrowolski
El auto del Juzgado número 32 de Barcelona, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, señala que hay indicios de que Angela Dobrowolski, mujer del produtor catalán Josep Maria Mainat, pudo ser la autora de un presunto delito por "asesinato u homicidio en grado de tentativa". Aun así la deja en libertad provisional a la alemana, después de que su todavía marido simplemente pidiera una orden de alejamiento mientras la Fiscalía exigía prisión provisional sin fianza para ella.

Angela Dobrowolski sigue en libertad a pesar de que el auto del Juzgado número 32 de Barcelona aprecia "indicios de criminalidad" por su actuación en la madrugada del pasado 22 al 23 de junio en casa del productor catalán, ex cantante de la Trinca.

Josep Maria Mainat, que entró en un coma supuestamente inducido por las múltiples inyecciones de insulina que le aplicó Dobrowolski, según refleja el auto del juez, sorprendió ayer a propios y a extraños al pedir una 'simple' orden de alejamiento contra su todavía mujer. 

La Fiscalía exigía la prisión provisional para la acusada, que según se evidencia en el auto judicial al que ha tenido acceso El Cierre Digital podría tener serias dificultades para sortear las numerosas pruebas que se han recabado en la primera fase de instrucción judicial.

Arroje luz sobre los "puntos oscuros"

El auto, al que ha tenido acceso El Cierre Digital, asegura que "se aprecian indicios racionales de criminalidad contra la encausada (Ángela Dobrowolski) como supuesta autora de un presunto intento de asesinato u homicidio en grado de tentativa".

El texto judicial asegura que los "puntos oscuros" que pesan sobre la noche del 22 al 23 de junio se podrían aclarar en la instrucción "a la vista del exhaustivo atestado policial, la declaración testifical de quienes asistieron al señor Mainat en un momento inicial tras la hipoglucemia severa padecida por él mismo".

Más luz también podrían aportar, señala el auto judicial, "las grabaciones de las cámaras de seguridad del domicilio" del empresario. Y es que los vídeos demostrarían que Dobrowolski se acercó en la noche en trece veces al lugar en el que supuestamente el empresario guardaba la insulina: la nevera de la famosa casa.

El auto explica que la orden de alejamiento contra la acusada, de 37 años, está justificada porque ésta "ha propiciado al menos otros dos episodios de violencia física y verbal tanto respecto a la víctima como a uno de los hijos menores fruto de un matrimonio anterior".

Orden de alejamiento

El juez firmó ayer una orden de alejamiento de 1.000 metros contra Angela Dobrowolski, que sigue manteniendo su inocencia y no podrá acercarse ni a Josep Maria Mainat ni a sus hijos.

Angela también deberá compadecer semanalmente ante los juzgados y ayer se le ratificó la retirada del pasaporte para evitar que pueda abandonar el país tras verse implicada judicialmente en un intento de asesinato que podría estar relacionado con la intentona de Mainat de separarse y dejarla así sin la mayor parte de los más de 80 millones de euros que rondaría su fortuna.

La sorprendente reacción de Angela Dobrowolski 

El auto deja claro que puede haber cambio en estas prohibiciones determinadas en el día de ayer, al recordar que solo "estarán vigentes durante la tramitación de la causa o en tanto no se dicte sentencia definitiva o resolución de igual clase que ponga fin al presente procedimiento".

Tras conocer la sorprendente decisión del juez, Dobrowolski arremetió contra su ex y acusó de forma sorprendente a Mainat de intentar encarcelarle a pesar de que sus últimos movimientos judiciales dicen lo contrario.

El empresario, quizá forzado a asumir un perfil 'buenista', por los dos hijos que comparte con su todavía mujer y el supuesto conocimiento de ella de su gran emporio empresarial, intentó recular sobre su posicionamiento inicial al asegurar que "no creía que hace cuatro meses pudiera morir a manos de Ángela Dobrowolski", a la que, eso sí, quiere que se le haga un examen mental. 

COMPARTIR: