05 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los hechos se remontan a una concentración de los agentes de policía frente al Congreso de los Diputados

Admitida a trámite una querella de Jupol contra el Director de la Policía y un jefe de la UIP por coacciones y contra la libertad sindical

Francisco Pardo, director general de la Policía.
Francisco Pardo, director general de la Policía.
Un juzgado ha admitido a trámite una querella de Jupol contra el director general de la Policía y el mando de la UIP. El director general de la Policía, Francisco Pardo, tendrá que declarar el próximo mes de marzo por un posible delito contra la seguridad de los agentes de la Policía Nacional durante los altercados vividos en Barcelona en octubre de 2019 tras la sentencia del Procès.

El Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid ha admitido a trámite la querella criminal presentada por el sindicato mayoritario de la Policía, JUPOL, contra el director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo y el jefe de la Primera Unidad de Intervención Policial de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de la Dirección General de la Policía.

El sindicato policial denuncia que, durante la concentración autorizada de JUSAPOL frente al Congreso de los Diputados, el pasado 16 de septiembre de 2020, los demandados incurrieron en presuntos delitos de coacción y contra la libertad sindical de los agentes manifestados.

JUPOL sostiene en la querella que, durante la celebración de la manifestación, su secretario general, José María García, fue víctima de expresiones tales como “te vas a enterar por sindicalista” por parte del jefe de la UIP (Unidad de Intervención Policial) tras haberle solicitado permiso a éste para el paso de la cabina de un camión al lugar de la concentración.

Al término de la protesta, el jefe de la UIP redactó un informe dirigido a la Unidad de Régimen Disciplinario de la Dirección General de la Policía, que derivó en la apertura de expediente disciplinario al secretario general de JUPOL, José María García. El director general de la Policía decretó la apertura de dicho expediente el pasado 5 de octubre de 2020.

Vulneración de derechos sindicales

Por su parte, JUPOL mantiene que la querella presentada por el coordinador de la UIP, utilizó su posición y su cargo con el objetivo de impedir al secretario general de JUPOL desempeñar con total libertad su derecho a la manifestación y a la libertad sindical, aun siendo perfectamente conocedor de la posición que ostenta José María García, máximo representante sindical de la Policía Nacional.

José María García, de Jusapol.

Asimismo, manifiestan que el director general de la Policía, es igualmente conocedor de la condición de José María García como secretario general de JUPOL, el sindicato al cual representa. A pesar de estas circunstancias, acordó incoar un procedimiento sancionador por vía administrativa, con el único presunto fin de coartar y perjudicar tanto la actividad del propio García como la del sindicato que encabeza.

Por todo ello, el sindicato mayoritario de la Policía Nacional ha presentado una querella contra ambos mandos policiales acogiéndose a los artículos 172.1 del Código Penal, referente a delitos de coacciones, y al 315.1 del Código Penal por un presunto delito contra la libertad sindical.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción Nº49 de Madrid, Josefa Bustos, resolvió judicialmente que estos hechos “presentan características que hacen presumir la posible existencia de delitos contra la libertad cuya instrucción corresponde a este órgano judicial, según los artículos 14.2 y 15 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal", por lo que se ha procedido a la apertura de diligencias previas para dilucidar si los hechos relatados son constitutivos o no de delito.

Segunda denuncia contra el Director General

A través de la acción de JUPOL y con la admisión a trámite de esta querella, se abre un segundo procedimiento judicial contra el director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo, que el próximo 9 de marzo tendrá que prestar declaración ante la Audiencia Provincial de Barcelona por un posible delito contra los Derechos de los agentes de la Policía Nacional durante los altercados vividos en las calles de Barcelona tras la publicación de la condena a los líderes del Procès en octubre del 2019.

En la querella se cita también como investigado al director adjunto operativo de la Policía, José Ángel González, que junto al director general del cuerpo policial, según JUPOL, "tendrán que explicar ante un juez los criterios organizativos que pusieron en marcha en la Operación Ícaro, en la que resultaron heridos más de 300 agentes de la UIP".

COMPARTIR: