05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La sentencia probó que SE APROVECHÓ DE 98 MENORES DE EDAD POR MEDIO DE iNSTAGRAM Y WHATSAPP ENTRE 2015 Y 2018

José Ángel, 'El pederasta de Instagram': Así es el condenado a 686 años por pedofilia

José Ángel en el juzgado
José Ángel en el juzgado
El conocido como ‘el pederasta de Instagram’ ha sido condenado a 686 años de prisión al aprovecharse de 98 menores de edad por medio de Instagram y WhatsApp entre 2015 y 2018. José Ángel era entrenador de fútbol en equipos infantiles y trabajaba como abogado en un bufete de Madrid, donde tenía y filmaba las relaciones sexuales que mantenía con los menores. En los registros posteriores en su domicilio se encontraron 5.434 archivos de imagen y vídeo de contenido pedófilo.

José Ángel, de 31 años, conocido como ‘el pederasta de Instagram’ ha sido condenado a 686 años de prisión tras aprovecharse de 98 menores de edad por medio de Instagram y WhatsApp entre 2015 y 2018. También ha sido declarado culpable de 15 delitos de abusos sexuales a menores de 16 años, 74 por difundir material pornográfico, 13 por corrupción de menores, 25 por exhibicionismo y uno por posesión de pornografía infantil.

El condenado era entrenador de fútbol en equipos infantiles y trabajaba como abogado en un bufete de Madrid. Para conseguir su objetivo, se hacía pasar por una menor de edad bajo el nombre de Lorena. Se ganaba la confianza de los menores enviándoles fotos de la chica ficticia desnuda para obtener fotos de los genitales de los jóvenes, y a algunos les proponía hacer un trío o mantener encuentros sexuales. Los jóvenes que se negaban a mantener relaciones, recibían ofertas de mil euros o un móvil como regalo.

Como condicionante, el pederasta establecía que para quedar con Lorena primero tenían que mantener relaciones con un amigo suyo, José, que era él mismo. Muchos de estos encuentros los mantenía en su oficina y los grababa para luego almacenarlos y distribuirlos. Cuando la Guardia Civil le detuvo, encontró en sus discos duros una ingente cantidad de contenido pedófilo.

Muchas de las víctimas llegaron a borrar las conversaciones de sus móviles por vergüenza, pero los investigadores accedieron a centenares de intercambios de mensajes, imágenes y vídeos que cercaron al acusado. 

Detención y condena de José Ángel


Cuando fue detenido, el pederasta escondió el móvil pero con el fin de evitar un registro familiar le pidió a su padre que entregase el teléfono. Los agentes descubrieron una importante cantidad de vídeos sexuales con menores en la memoria del teléfono.

José Ángel afirmó durante el juicio que tenía “una desviación”, a medida que hablaba con más menores mayor era su deseo. No eran pocos los mensajes que intercambiaba con los menores, con uno de ellos se envió más de 2.000 en ocho meses. 

En la sentencia se recoge que “José Ángel enviaba al correspondiente menor fotos y vídeos de una chica menor de edad desnuda y masturbándose, y a su vez solicitaba y obtenía de los menores la remisión de fotos y de vídeos desnudos, centradas en sus genitales, y en muchas ocasiones masturbándose”.

En registros posteriores en su domicilio se encontró más material en varios dispositivos “El disco duro, marca Intenso, contenía 5.434 archivos de imagen y vídeo de contenido pedófilo”, aclaraba la sentencia. En estas carpetas encontraron un vídeo en el que se veía al  condenado con un menor en su despacho del bufete. En la vista, José Ángel aseguró que no borró todo ese contenido porque necesitaba “ser descubierto y detenido para no seguir cometiendo delitos”.

También se recoge en la sentencia que José Angel "se aprovechaba de la falta de madurez de las víctimas y lograba doblegar su voluntad. Se masturbaban mutuamente, se hacían felaciones e incluso en algunos casos el acusado les llegaba a penetrar analmente con su dedo o con su pene”.

Jose Ángel reconoció sus delitos y la fiscalía solicitó para él 1.324 años de prisión. El juez ha rebajado su condena a 686 años en la cárcel. Es la mayor condena fijada en España hasta el momento para un pederasta. Debido al máximo de 25 años fijado por la ley, José Ángel no podrá permanecer en prisión los años establecidos.

La Audiencia condenó a José Angel S. R. como autor responsable de siete delitos continuados de abusos sexuales a menores de 16 años con penetración anal o bucal; cinco delitos de abusos sexuales a menores de 16 años con penetración por vía anal o bucal, y dos delitos continuados de abuso sexual a menores de 16 años.

COMPARTIR: