05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL QUE FUERA MINISTRO CONSEJERO DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN MOSCÚ DE 2015 A 2019 EXPLICA LAS CLAVES DE ESTE CONFLICTO BÉLICO QUE CONTINUARÁ EN 2023

García-Valdecasas, Embajador: "El mejor escenario para esta guerra pasaría por un acuerdo con la neutralidad ucraniana"

El Cierre Digital en El Embajador Ignacio García-Valdecasas.
El Embajador Ignacio García-Valdecasas. / Analiza para elcierredigital.com el futuro de la guerra entre Ucrania y Rusia.
El 2022 ha terminado dejando paso al nuevo año. Sin embargo, el 2023 no ha dejado atrás el conflicto internacional en el que todavía están sumidos Rusia y Ucrania y que afecta a todo el globo tanto social como económicamente. El que fuera secretario (1981-1985) y ministro consejero de la Embajada de España en Moscú de 2015 hasta 2019, Ignacio García-Valdecasas, embajador de España, analiza para elcierredigital.com los posibles escenarios de futuro en esta guerra.

La guerra entre Rusia y Ucrania ha motivado muchos cambios y consecuencias irreversibles para la sociedad y la economía del continente europeo y otros países del globo que se han visto afectados indirectamente durante este 2022. A pesar de las múltiples ocasiones en las que se ha llegado a pensar que este conflicto bélico cesaría, hemos terminado el año con la continuidad de los ataques de misiles en diferentes puntos de la región ucraniana.

Aunque la incertidumbre alrededor de este tema de relevancia internacional es una realidad, elcierredigital.com se ha puesto en contacto con el diplomático Ignacio García-Valdecasas Fernández para hacer una radiografía que se acerque al posible futuro de esta guerra entre Rusia y Ucrania.

El embajador García-Valdecasas, un profesional de larga y reconocida trayectoria con el que hemos contado en varias ocasiones en elcierredigital.com,  guarda una estrecha conexión con Rusia. Comenzó con sus estudios de este idioma al lado de Juan Antonio Samaranch, mientras este preparaba las olimpiadas como presidente del COI, y que se afianzó cuando ejerció como secretario de la embajada española en la Unión Soviética entre 1981 y 1985. Posteriormente, regresó como ministro consejero de esta Embajada en el 2015 y hasta 2019.

presidentes_ucrania_y_rusia

Vladimir Putin, presidente de Rusia y Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania.

Hoy, García-Valdecasas analiza en una conversación con elcierredigital.com las claves para dibujar los posibles próximos escenarios en el conflicto internacional del que Rusia y Ucrania son protagonistas, motivado por la intención del presidente ruso Vladimir Putin de que la República de Ucrania no se una a la alianza defensiva de la OTAN.

-A lo largo del año 2022 se ha asegurado en varias ocasiones que el futuro de la guerra entre Ucrania y Rusia se decidiría con el resultado de batallas como las de Jersón o la de la ciudad de Bajmut. Sin embargo, en Ucrania no dejan de llover misiles y todo sigue igual.

-No va a ser una batalla la que decida la suerte de la guerra. Sí lo será el grado de apoyo occidental que reciba Ucrania. Rusia no conseguirá todos sus objetivos pero, ¿qué grado de 'derrota rusa' están dispuestos a aceptar los Estados Unidos? En Occidente se sabe mucho de las numerosas bajas de Rusia, pero apenas se habla de las de Ucrania, que están siendo muy elevadas. 

-El presidente ruso Putin ha amenazado reiteradamente con pulsar su 'botón rojo' para el uso de sus armas nucleares. ¿Sería posible que se cumpliera esta amenaza de ahora en adelante?

-La posibilidad de una escalada existe en cualquier momento. Las guerras tienen su propia dinámica, y no las controla ni siquiera quienes las inician. Estamos y hemos estado más en un escenario propio de Sarajevo de 1914 que en un escenario de Múnich de 1938. Rusia podría usar sus armas nucleares en el momento en que se sienta acorralada, antes que aceptar una derrota total o muy humillante. Por otra parte me asombra la frivolidad con la que se está tratando este asunto ahora mismo; yo viví en Moscú entre 1981 y 1985 cuando se produjo la Crisis de los misiles en Europa –los soviéticos pusieron misiles nuevos, los SS20, y la OTAN respondió estableciendo los misiles de crucero y de otros tipos, originando un gran movimiento pacifista en contra de esta situación de rearme que terminó con la llegada de Gorbachov en 1985–.

-¿Qué consecuencias seguirá padeciendo Europa y sufrirá a raíz de este conflicto?

-Las estamos viendo en la calle todos los días. Europa ha sufrido un fuerte impacto económico. Estamos en plena crisis energética y de suministros, que va a hacer que descienda nuestro nivel de vida y nos vamos a empobrecer tras pasar de comprar gas barato a Rusia a comprar gas caro a Estados Unidos. Además, después de las amenazas de Putin, se ha decidido dedicar el dos por ciento del PIB a la compra de armamento, cifras astronómicas que los países de la OTAN dedicarán al rearme. Es una catástrofe desde el punto de vista económico y social.

-¿Ve posible que se depongan las armas y cesen los ataques entre los países antes de que haya un vencedor y un perdedor?

-El fin de la guerra pasa por llegar a una mesa de negociación. Si lo que se pretende es una rendición incondicional de Rusia, el porcentaje de riesgo de acabar en una guerra nuclear es más real. Al final todo pasa porque Estados Unidos y la OTAN estudien y reexaminen su ayuda a Ucrania. De no ser así, la guerra va a continuar hasta la destrucción completa de Ucrania.

-¿Cuál sería el mejor escenario imaginable en el fin de esta guerra?

-El mejor escenario sería llegar cuanto antes a un acuerdo que pasa necesariamente por la neutralidad de Ucrania. Puede ser una opinión impopular, pero si se hubiera mantenido esta neutralidad se habría evitado con toda certeza esta guerra.

COMPARTIR: