21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Ciclistas, futbolistas, atletas... me decían: 'No quiero positivos, pero quiero resultados'", confiesa el facultativo canario a Jordi Évole

El doctor Eufemiano Fuentes: Su próxima entrevista en TV provoca inquietud en el poder deportivo

Imagen de Eufemiano  Fuentes en Lo de Évole.
Imagen de Eufemiano Fuentes en Lo de Évole.
Eufemiano Fuentes, el polémico médico canario que fue acusado de liderar una red de dopaje deportivo en los años 2000 en la 'Operación Puerto', será uno de los protagonistas del programa de Jordi Évole. La próxima intervención del facultativo ha generado inquietud en el poder deportivo español. Durante años Fuentes ha estado prestando sus servicios a equipo de fútbol y otras entidades importantes dentro del mundo deportivo como el Real Madrid.

El mundo del deporte y sobre todo sus dirigentes están nerviosos por la próxima aparición televisiva de Eufemiano Fuentes. El médico canario se siente frente a Jordi Évole en La Sexta para analizar los puntos más polémicos de la conocida como 'Operación Puerto', una supuesta trama de dopaje que afectó al deporte profesional en España. 

"Quiero contar lo que la gente no sabe", advierte el facultativo en la promo que ya se está emitiendo de su intervención televisivas y advierte, además, que "ciclistas, atletas, futbolistas, boxeadores" tienen motivos para temar para por la cantidad de información de la que dispone sobre ellos y su vinculación al dopaje. Pero, ¿Quién es realmente este hombre que pude poner 'patas arriba' el mundo del deporte en España?

Lo cierto es que 

Eufemiano Fuentes Rodríguez, nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 20 de febrero de 1955, es un médico español especializado en medicina deportiva y ginecología. Se licenció en la Universidad de Navarra consiguiendo unas increíbles calificaciones en todas las asignaturas. Realizó el MIR en 1980 especializándose en Ginecología y en 1983 obtuvo la licenciatura de INEF por la Universidad Politécnica de Madrid.

Tras acabar su carrera sanitaria comenzó a trabajar como médico de la Residencia Blume (centro de alto rendimiento deportivo) y de la RFEA (Real Federación Española de Atletismo).

Al poco tiempo de empezar su trabajo comenzaron a cuestionarse sus métodos de forma continua.  Tanto Eufemiano como su mujer, Cristina Pérez, atleta de velocidad, fueron acusados por los medios de comunicación de utilizar métodos dopantes para mejorar el rendimiento deportivo. Esta afirmación nunca se llegó demostrar debido a los numerosos controles antidopaje que pasó ella.

Aunque en 1992 fue el médico de la expedición española en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 poco a poco su relación con la RFEA fue empeorando. Tras unos años de servicio, Eufemiano dimitió de su puesto en la federación, declarando además, que abandonaba la medicina deportiva. Este hecho no hizo más que acrecentar los rumores sobre dopaje que le perseguían.

Eufemiano Fuentes - Alchetron, The Free Social Encyclopedia

Imagen Eufemiano Fuentes.

 En 1985 comenzó a trabajar para el equipo Seat-Orbea, que luego se convertiría en el Caja Rural-Orbea, acudiendo al Tour de Francia de 1987 y en 1990 pasó a ser médico del equipo ciclista de la ONCE. Tras esta etapa, se convirtió en el médico de Kelme, con el que consiguió muchos éxitos pero abandonó a finales de 2002.

Fuentes compaginaba estos servicios con otros,  fue médico de la U.D. Las Palmas y atendía en privado a ciclistas de otros equipos que contrataban sus servicios por una cantidad que oscilaba entre los 2 y los 5 millones de pesetas.

En el año 2005 anunció que dejaba el ciclismo para dedicarse al estudio de una extraña y muy grave enfermedad, la retinoblastoma, que afecta a una de sus hijas, aunque hechos posteriores evidenciaron que seguía trabajando como médico deportivo para diversos deportistas.

Operación Puerto

El 'caso Puerto' estalló el 23 de mayo de 2006, cuando la Guardia Civil encontró más de 200 bolsas de sangre clasificadas y destinadas a las autotransfusiones en un laboratorio clandestino de Fuentes en Madrid. Esta operación supuso un escándalo en el dopaje del deporte español.

El teniente de la Guardia Civil, Enrique Gómez Bastida, abrió una investigación: "Pudimos identificar a un médico concreto y a una serie de entrenadores relacionados con deportistas. Las investigaciones se centraban fundamentalmente en un laboratorio de análisis clínicos que se encontraba en el centro de Madrid". Esta investigación reveló una red, liderada por el doctor Eufemiano Fuentes, que ofrecía a sus clientes métodos ilícitos para mejorar el rendimiento.

Se sentaron en el banquillo de los acusados cinco personas: el doctor Fuentes, su hermana, su ayudante y los directores deportivos Manolo Saéz y Vicente Belda.

Dopaje | Operación Puerto: archivados los expedientes sin sanciones - AS.com

Imagen de los acusados en la Operación Puerto.

Algunos deportistas también comparecieron en el juicio en calidad de testigos. En el proceso solo pudo probarse un delito contra la salud pública por parte de los responsables de la red y finalmente la Audiencia Provincial de Madrid terminó absolviéndolos a todos.

Once deportistas fueron identificados como clientes del doctor Eufemiano Fuentes por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que no divulga los nombres por prescripción de los hechos.

Un informe de la AMA establece: "Abierta en 2006, la investigación Puerto finalizó en agosto de 2019. En total, 11 deportistas (10 hombres y una mujer) fueron identificados como clientes del doctor Fuentes. Pero el plazo de prescripción de diez años se ha cumplido y los nombres no pueden ser publicados".

La agencia precisa que "215 muestras de deportistas potenciales del doctor Eufemiano Fuentes fueron comparadas con el ADN extraído de las bolsas de sangre y de los frascos de suero tomados por las autoridades españolas". Estas muestras no pudo recuperarlas la AMA hasta 2016, después de una larga batalla con la justicia española. Fue este año, cuando la justicia española determinó que en la época de los hechos no había una legislación antidopaje específica.

Entre los deportistas, decenas de nombres salieron a la luz, algunos confesaron y  fueron suspendidos, entre ellos varios ciclistas como el italiano Ivan Basso, el alemán Jan Ullrich y el español Alejandro Valverde.

En noviembre de 2018 el jefe de los investigadores de la AMA, Günter Younger, explicó que 35 perfiles de ADN habían sido identificados en las bolsas de sangre de la 'Operación Puerto'. Los investigadores de la agencia intentaron comparar estos perfiles con las muestras de los controles guardadas en uno de los laboratorios antidopaje acreditados por la AMA.

En mayo de 2018 Younger indicó, en el comité ejecutivo de la AMA, que "siete deportistas habían sido identificados, entre ellos cuatro en activo y tres retirados". Los cuatro en activo "fueron controlados entre noviembre de 2017 y abril de 2018" con resultados negativos. 

Escándalos de dopaje de anteriores a la 'Operación puerto'

La polémica con el dopaje del prestigioso médico comenzó cuando él y su mujer fueron acusados por los medios de comunicación de utilizar métodos dopantes para mejorar el rendimiento deportivo. Un control de antidopaje realizado a su esposa, en el que dio positivo, acrecentó estos rumores y le hizo abandonar la RFEA declarando que nunca más se iba a dedicar a la medicina deportiva.

Eufemiano Fuentes y su hermana Yolanda, entre los 14 detenidos por la red  de dopaje | Canarias7

Eufemiano y su hermana, Yolanda.

En el Tour de Francia de1988, Pedro Delgado  dio positivo por probenecid. Unos años después los diarios El Mundo y La Nueva España señalaron que Fuentes fue el médico de Delgado también en aquel Tour.

En 1999, Botero dio positivo por testosterona, pero se alegó que se debía a que su organismo lo producía de manera natural; en aquella época no se disponía aún de un método para diferenciar la testosterona endógena (producida por el propio organismo) de la exógena (tomada externamente, es decir, dopaje). En el 2000, Óscar Sevilla fue suspendido por cafeína, tiendo ambos como médico al doctor Fuentes.

En 2001, cuando Eufemiano Fuentes trabajaba como médico de la U.D. Las Palmas, se vio inmerso en una polémica por las inyecciones recibidas por sus futbolistas para un decisivo partido contra el Rayo Vallecano.

Ese mismo año, en la Vuelta a España los dos primeros clasificados de la general eran pacientes suyos: el ganador Ángel Casero, a quien atendía en privado, y Óscar Sevilla, del equipo Kelme. En el transcurso de la carrera ciclista, el doctor envió un mensaje al contestador de Casero en el que le pedía que estuviera tranquilo ya que en caso de necesidad, en la decisiva contrarreloj final de Madrid, estaría preparado “lo que tú ya sabes”.

En referencia a las acusaciones de dopaje por esto hecho , Eufemiano expresó: "No me considero un delincuente, ni un criminal. No tengo culpa de que otros compañeros no logren tantos éxitos como yo. No soy un tramposo. Es imposible hacer trampas durante 22 años sin descubrirte. Mi honor siempre ha quedado limpio en los tribunales. El ladrón piensa que todos son de su condición. Yo obtengo el máximo rendimiento de los ciclistas sin vulnerar la legalidad, utilizo productos que están en las farmacias."

En 2010 fue detenido, junto a su hermana Yolanda y otras 12 personas, para prestar declaración en relación a una trama de dopaje deportivo, como implicado en la denominada Operación Galgo, del que luego sería absuelto.

COMPARTIR: