24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Aunque PP y Ciudadanos quedan excluídos del evento principal, las organizaciones dicen querer trabajar con el nuevo Ayuntamiento capitalino

Madrid Orgullo 2019: las recientes elecciones convierten a esta edición en la más política de los últimos años

Cada año el ayuntamiento de Madrid cuelga una bandera en la fachada de su edificio principal.
Cada año el ayuntamiento de Madrid cuelga una bandera en la fachada de su edificio principal. / MADO 2019
Este viernes 28 de junio comienza una de las fiestas más importantes de Madrid, el Orgullo 2019. El evento congrega a miles de personas de dentro y fuera de la capital en actos reivindicativos. Este año, las celebraciones tendrá más carga política de lo habitual. Las elecciones municipales han provocado cruces de declaraciones entre políticos y asociaciones organizadoras del festival que se han concluido con la exclusión de dos grandes partidos de la manifestación.

La primera polémica surgió a comienzos del mes de junio cuando la asociación LGTBI Cogam impuso un decálogos de medidas que los partidos políticos debían cumplir para tener participación visible en la manifestación del Orgullo, uno de los eventos más importantes de las fiestas. Entre los requisitos se encuentran el “no valerse de los votos de la ultraderecha para gobernar”.  VOX, el partido de Santiago Abascal, ni siquiera recibió el decálogo con la invitación.

Finalmente, el Gobierno municipal de Madrid se ha formado con Ciudadanos y PP y el apoyo de votos de Vox. Una de las primeras declaraciones públicas de José Luis Martínez Almeida como alcalde ha sido pedir a las organizaciones que coordinan el evento “que incluyan y no excluyan”. El  edil madrileño aseguró que los organizadores debían “hacer un esfuerzo” para no vetar a nadie en la manifestación.

Varias organizaciones han expresado su preocupación por cualquier medida que pudiese tomarse desde el consistorio que coarte los avances en materia de LGBTI conseguidos en la comunidad de Madrid. Santiago Rivera es coordinador en Cogam, y según comenta a elcierredigital.com, "los progresos en materia del LGBTI son importantes en los últimos cuatro años. Las declaraciones que han dado representantes de VOX refiriéndose a mover las fiestas del Orgullo a la Casa de Campo  argumentando que quieren disminuir el ruido en centro, nos preocupa, pero confíamos en que el nuevo consistorio mantendrá el evento en el mismo lugar".

Manifestación del Orgullo 2018.

Sobre la exclusión de ciudadanos y PP, Rivera considera que no se les está expulsando de la manifestación, sino “apartando de la cabecera” de la misma. Añade también que este año habrá poca presencia de políticos sosteniendo la pancarta que este año rezará: “Mayores sin armarios. ¡Historia, lucha y memoria! Por una Ley LGTBI estatal”. En su lugar, solo podrá haber políticos que previamente hayan sido activistas LGTBI, según indica Santiago.

El miembro de COGAM insiste en que: “no estamos excluyendo a ningún partido. La manifestación es libre y puede ir quien quiera, de hecho, Ciudadanos ha dicho que participará. No obstante, no podemos permitir que después de que pacten con la ultraderecha tenga una carroza o una gran pancarta, estarán en puesto de menor visibilidad”. Para Rivera, con esto su asociación no está vetando ni a estas formaciones, ni a sus votantes miembros del colectivo.

Cogam se encarga del área de acción política en el Orgullo, algo que resalta Santiago Rivera, quien considera el evento y la manifestación como un acto político  que busca reivindicar derechos y acceder a otros que no se han consolidado aún para este colectivo.

Respecto al trabajo con el nuevo Ayuntamiento en el que Vox ejercerá su inevitable influencia, Rivera afirma que  “después de que pase el Orgullo nos sentaremos con el Gobierno municipal y con la Comunidad para trasladarles nuestras iniciativas y áreas de trabajo con el objetivo de  garantizar los derechos de la comunidad LGBTI de Madrid”. El miembro de COGAM añade que su actitud será “de plena cooperación y apertura”.

Sobre la posible aceptación de PP y Ciudadanos en el próximo MADO 2020, Rivera omite si incluirán o no a estos partidos desde la Organización, pero asegura que “tienen un año para trabajar por la igualdad, cuando llegue el momento veremos. Nuestra posición es de total disposición”.

No al retroceso en los derechos conquistados

El miércoles 19 de junio tuvo lugar la presentación a la prensa del Madrid Orgullo 2019, entre los participantes de la rueda de prensa se encontró la recién estrenada vicealcaldesa Begoña Villacís. La rueda de prensa estuvo marcada por el cruce de declaraciones entre algunas asociaciones y el Ayuntamiento. Uge Sangil, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB) reprochó a la vicealcaldesa de Ciudadanos y al secretario de Cultura del Partido Popular, que "no vale la alcaldía a cualquier precio. Madrid no puede dar marcha atrás, no puede pintarse de gris".

Desde la Federación han comunicado a elcierredigital.com que estas declaraciones llegan en el marco de la retirada de varias pancartas contra la violencia machista de algunas Juntas de Distrito de la capital. La portavoz de la federación aclara que no pueden asumir una posición política, pero que  consideran que el movimiento feminista es de vital importancia y quieren dejar claro que no van a permitir un retroceso político y social en lo que respecta a los derechos de las mujeres y a la violencia machista que las sigue matando.

Por su parte, Begoña Villacís declaró tras su llegada al evento que Ciudadanos mantendrá su compromiso con la igualdad: “En Ciudadanos siempre hemos defendido la igualdad y lo seguiremos haciendo desde el Ayuntamiento". En la rueda de prensa, Villacís aseguró que “Madrid es pluralidad, inclusión, diversidad y libertad. Somos una referencia en libertades civiles y sociales".

La vicealcaldesa hizo un llamamiento a los organizadores para “huir del sectarismo” y aseguró que Ciudadanos participará en la manifestación: “Lo importante no es tanto donde estés sino lo que hagas”.

“Las subvenciones son asignadas por técnicos”

Tras el cambio de Gobierno municipal, la financiación de las organizaciones LGBTI es otro de los temas que ha provocado cierta preocupación entre sus componentes. Así lo han manifestado miembros de asociaciones como Arcopolis o Cogam, ahora que “gobierna la derecha en el Ayuntamiento”. No obstante, la postura oficial que ha ofrecido a este medio Santiago Rivera (COGAM) se distancia de estas supuestas  preocupaciones.

“Salvo en el periodo de crisis, nunca hemos tenido problemas con la subvención de actividades”, recuerda Rivera, que aclara que los últimos cuatro años han tenido buen entendimiento y trabajo con el Ayuntamiento. En 2018, esta Organización recibió del ayuntamiento 30.000 euros para un proyecto y otros 60.000 euros para financiar dos proyectos desde la Comunidad de Madrid. Sobre estos hechos, Santiago aclara que las subvenciones públicas son asignadas por personal técnico de cada una de las Instituciones, por lo que no cree que haya razones políticas ni en el Gobierno municipal  ni el regional.

Tabla que describe las subvenciones de la Comunidad de Madrid a asociaciones LGBTI en 2018.

Organizaciones como FELGTB, Arcopolis y Cogam han recibido financiación pública tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad Autónoma, por lo que confían en que los proyectos orientados a la ayuda y la integración no serán paralizados por los nuevos gobiernos. “Proyectos como el de formación en escuelas parecen muy costosos, pero hay que entender que son iniciativas a nivel autonómico muy importantes y trabajamos con instituciones educativas de toda la Comunidad de Madrid".

 

COMPARTIR: