21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los restos óseos de un importante fresero onubense fallecido hace diez años son utilizados como muestra para realizar un análisis de paternidad

Unos huesos sirven para avalar la paternidad de un empresario de Huelva y la hija de su trabajadora

Un test de paternidad realizado a un importante empresario de la fresa onubense ha demostrado que sí existía una relación de paternidad con la hija de una de sus trabajadoras. El empresario falleció hace diez años y nunca reconoció públicamente que existiera tal relación; sin embargo, tras un largo proceso, el ADN extraído de los restos óseos del fallecido da la razón a la hija. Las pruebas serán llevadas a juicio y la afectada podrá optar a una millonaria herencia.

F. J. era un empresario fresero de Cartaya (Huelva) que falleció hace diez años. En el mes de julio sus restos fueron exhumados para realizar una prueba de ADN que detectase si existía una relación sanguínea con la hija de una de sus trabajadoras. Ahora, el test le da la razón a la hija, de iniciales A. L., puesto que la prueba de paternidad ha desvelado un 99% de coincidencia.

Dos trabajadoras de la fresa en Huelva mantuvieron hace más de diez años una relación en diferentes momentos con un empresario fresero de la provincia para el que trabajaban. Ambas quedaron embarazadas al poco tiempo de empezar esta relación y en ese momento el empresario, después de ser presuntamente padre, empezó a contactar con ellas. Durante estos contactos, las trabajadoras le pedían reiteradamente que manifestase de manera legal su vínculo con los hijos, pero solamente obtenían como respuesta las excusas del empresario que nunca reconoció a ninguno de sus presuntos hijos, aunque sí ejerció como padre de los menores y los mantenía económicamente. Pero con el paso del tiempo, la falta de acción en el ámbito legal hizo que poco a poco se enfriara la relación.

Los campos de fresas en Huelva se llenan de temporeras marroquíes

Trabajadoras del sector de la fresa en Huelva

Tras el fallecimiento, la presunta hija presentó una demanda en los juzgados de Huelva para reclamar a la justicia que declarase padre al empresario. Además, el destino de una gran herencia está en juego, la cual sería se repartida teniendo en cuenta los dos hijos extramatrimoniales y el hijo que tuvo dentro del matrimonio. “El empresario tenía un importante patrimonio en Huelva por las fresas, la herencia puede ser perfectamente de 2 millones de euros”, confirma el abogado defensor de la hija, Fernando Osuna, para elcierredigital.com.

Tras la exhumación del cadáver, ya se conocen los resultados de la prueba de paternidad realizada en julio para comprobar la relación entre el padre y la presunta hija. Ahora, la prueba esclarece que sí había una relación padre e hija entre los implicados ya que ha dado como resultado un 99% de paternidad no reconocida entre ambos.

Los resultados confirman las sospechas de la hija, tal y como afirma su abogado: “Ya teníamos muchas pruebas de que él era el padre: eran muy parecidos entre sí, hay muchos testigos del pueblo e incluso se realizaron una prueba de paternidad anterior de manera extraoficial que confirmó el parentesco entre el fallecido y mi clienta. Esta nueva prueba de ADN ha sido la utilizada en juicio y se ha realizado bajo la orden de un juez y confirma lo que nosotros ya conocíamos”.

Tras los resultados, Fernando Osuna vaticina que el juicio que se realizará será favorable.  “Ahora el juez convocará un juicio en el que nos dará la razón y así el otro hijo que tuvo el empresario de manera extramatrimonial podrá demostrar también que el fallecido era su padre”, explica el abogado.

COMPARTIR: