07 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Habla Purificación Angue Ondo, exrepresentante de Guinea Ecuatorial en España hasta hace un mes y madre del magistrado exiliado

La exembajadora de Guinea en España defiende la inocencia de su hijo Juan Carlos Ondo, expresidente de la Corte Suprema huido

Exclusiva Purificación Angue, el día que hizo entrega de sus credenciales al Rey Juan Carlos I.
Purificación Angue, el día que hizo entrega de sus credenciales al Rey Juan Carlos I.
Purificación Angue Ondo, embajadora de Guinea Ecuatorial en España hasta el pasado 17 de enero, habla, a sus 75 años, sin pelos en la lengua. Lo hace para defender a su hijo Juan Carlos Ondo, expresidente de la Corte Suprema de Guinea, que tuvo que huir del país y permanece en paradero desconocido después de que los militares acudieran a su casa para detenerlo acusado de una supuesta intentona golpista en 2017.

El cese de Juan Carlos Ondo Angue, expresidente de la Corte Suprema de Guinea Ecuatorial, en agosto de 2018 y su posterior huida del país cuyas circunstancias estamos contando en elcierredigital.com desde hace unos días no ha sido la única víctima que se ha cobrado el régimen de Teodoro Obiang Nguema. La noche del 11 de febrero militares rodearon la casa del magistrado, que se libró de ser detenido gracias a la intermediación de los embajadores de España, Francia y Estados Unidos en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial.

Sin embargo, seis días después, el 17 de febrero Teodoro Obiang firmaba un decreto destituyendo de su puesto como embajadora en Madrid a Purificación Angue Ondo, madre de Juan Carlos, de un puesto que ocupaba desde 2013. En declaraciones exclusivas a elcierredigital.com la exembajadora explica que "la diferencia es que ahora no me cesan para cambiarme de destino, como en otras ocasiones, sino que el cese es definitivo y tengo que volver a Guinea, en cuanto me faciliten los fondos para hacerlo, porque tengo que hacer la mudanza. Esta vez ni me han agradecido los servicios prestados, algo que se hace por diplomacia".

La exembajadora presentando credenciales ante el Rey Juan Carlos en 2013.

Respecto al incidente que ha provocado que su hijo decida pedir el estatuto de refugiado político tras su salida de Guinea, dice su madre Purificación que "llevaban tiempo diciendo que lo iban a detener, pero como nunca nos hemos metido en política no pensamos que fuera a suceder. Es verdad que yo fui miembro del PDGE (partido del gobierno) y mi hijo mayor Miguel Ángel tmbién, pero mi hijo Juan Carlos no, que estudió derecho y se hizo juez".  

La exembajadora en Madrid, que todavía no ha cedido el testigo a su sucesor, recuerda que fue Ministra de la Promoción de la Mujer desde marzo de 1981 hasta enero de 1992, luego fue responsable de Mujeres desde 1995 hasta 1999.

En el año 2000 fue nombrada embajadora en Camerún hasta 2006, luego en Washington hasta 2013, cuando fue destinada a la embajada en Madrid. Purificación Angue recuerda sus inicios como militante, "yo era maestra de profesión y fui la primera mujer detenida por el dictador Macías el 5 de diciembre de 1968. Me exilié a Gabón hasta 1973 y estuve como refugiada dando clases de español para dar de comer a mis seis hijos". El mayor de ellos, Miguel Ángel Ondo Angue fue nombrado secretario de Energía en medio de todos estos incidentes y cesado a los dos días.

Purificación Angue en su época como embajadora en España.

Purificación va a cumplir 75 años en abril y no piensa en jubilarse "porque en mi país hay mucha gente trabajando todavía con más edad, pero esperaré a ver qué me dicen desde el ministerio de Exteriores de mi país, yo quiero estar tranquila y lo cierto es que no he preguntado porque soy muy orgullosa". La exembajadora todavía teme por uno de sus hijos pequeños, "que lo quieren detener porque grabó a los militares que fueron a casa", dice. Ahora Purificación tiene miedo porque "han desbloqueado el teléfono de mi hijo y están haciendo llamadas a la gente para fabricar pruebas falsas contra él", añade.

No entiende Purificación esta persecución a su hijo expresidente de la Corte Suprema por parte de las autoridades de Guinea, "porque desde diciembre de 2017 hasta ahora 2020 no hay una declaración que diga que está implicado en ese golpe de Estado, que lo demuestren. Lo único que hizo fue defender a un amigo suyo de la infancia y uno de sus jueces que murió en comisaría, es su responsabilidad hacerlo y averiguar la verdad. Si le ocurre algo a un empleado de la embajada mi responsabilidad es defenderlo y protegerlo".

Historia de un conflicto

El hijo de Purificación Angue Ondo, Juan Carlos Ondo, fue destituido como presidente de la Corte Suprema en agosto de 2019, después de que criticara la muerte “en extrañas circunstancias” de un magistrado en una comisaría de Malabo sucedida un mes antes.

Aunque no existe ninguna acusación formal contra él, el ministro ecuatoguineano de Exteriores sugirió que el expresidente de la Corte Suprema está vinculado con la supuesta intentona golpista que Obiang denunció en diciembre de 2017 y por la que fueron condenados en mayo de 2019 un total de 112 opositores a 70 años de prisión.

La diplomática cuando era embajadora en Estados Unidos.

El Gobierno guineano sostuvo en la acusación que un grupo de mercenarios de Chad, Sudán y la República Centroafricana intentó perpetrar en diciembre de 2017 un golpe de Estado con el supuesto objetivo de derrocar a Teodoro Obiang.  

Además, dos ciudadanos españoles, Feliciano Efa y Julio Obama, y dos ecuatoguineanos residentes en España, Bienvenido Ndong y Martín Obiang, fueron detenidos en noviembre en Sudán del Sur y deportados a Guinea Ecuatorial sin que la embajada española hay podido contactar todavía con ellos.

Los problemas internos parecen haberse recrudecido cuando la Corte de Apelación de París de confirmar la condena de tres años de cárcel por blanqueo de capitales impuesta al hijo del presidente ecuatoguineano y vicepresidente del país, Teodorín Obiang. "Obiang defiende a su hijo y yo defiendo al mio, creo que estoy en mi derecho", asegura la exembajadora a este respecto.

Juan Carlos Ondo Angue como presidente de la Corte Suprema.

Los últimos meses la política exterior guineana ha ido dando bandazos a través de las declaraciones de su ministro de Asuntos Exteriores, Simeón Oyono Esono; ya que por un lado se ha enfrentado con su antigua metrópoli (España), luego con su país europeo de referencia en el África Occidental (Francia) y finalmente con la primera potencia mundial (Estados Unidos), lo que limita su margen de maniobra diplomático.

La última decisión del gobierno de Obiang ha sido, cuando menos, sorprendente para un país que vive en la pobreza, pero quizás tenga relación con un intento de dar un giro brusco en su política exterior: Donar dos millones de dólares a China, "impactado por la dimensión de la tragedia del coronavirus", según rezaba el comunicado oficial emitido.

Teodoro Obiang dirige el país con mano de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías mediante un golpe de Estado, y es actualmente el mandatario que más tiempo lleva en el poder en el mundo, cuarenta años.

 

COMPARTIR: