23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La peculiar personalidad del artista estadounidense le convirtió en uno de los iconos de rebeldía más importantes de finales del siglo XX

Jim Morrison: Se cumplen 50 años de la polémica muerte de la gran estrella del rock

Imagen de Jim Morrison.
Imagen de Jim Morrison.
Jim Morrison fue uno de los artistas más importantes en la historia del rock. La polémica personalidad del cantante, su talento como letrista y su carisma como figura pública, atrajeron a miles de fans que 'morían' por asistir a uno de sus conciertos con su grupo The Doors, pero su adicción al alcohol y a las drogas psicodélicas le obligaron a retirarse de la música cuando estaba en la cúspide. Poco tiempo después de su retirada, su pareja encontró su cuerpo sin vida en la bañera de su casa.

El pasado 3 de julio se han cumplido 50 años de la polémica muerte en París de Jim Morrison, una de las figuras más influyentes de la historia del Rock, que logró conquistar al público gracias a su talento como letrista y a sus actuaciones pero, sobre todo, a su personalidad, que le convirtió en uno de los iconos de rebeldía más importantes de los últimos años del siglo XX.

Morrison nació en Melbourne, Florida, en el año 1943. Debido al trabajo de su padre como militar, su familia se trasladaba de manera frecuente por lo que, a los catorce años, Jim ya había vivido en siete lugares distintos. Durante esa época, el joven Morrison ya dejaba ver su faceta artística ya que escribía, pintaba y era un lector voraz.

Durante su adolescencia, estudió en la Universidad de Florida y, más tarde, cautivado por el mundo del cine, decidió ingresar en la escuela fílmica de la Universidad de los Ángeles. Sin embargo, lo que verdaderamente llamaba la atención de Jim era la poesía por lo que, ya en Los Ángeles, decidió centrarse en la que era su verdadera vocación.

El famoso cantante Jim Morrison.

Fue por entonces cuando Jim comenzó a coquetear con las drogas psicodélicas, una afición que se vio acrecentada por el florecimiento de la cultura hippie, de la que vivió rodeado pese a no compartir alguno de los aspectos más importantes de la corriente como la meditación o la astrología.

Fundamental en su carrera musical fue el músico Ray Manzarek que, durante su estancia en los Ángeles, pidió a Jim que le cantara alguno de los versos que había escrito. Al escucharle se sorprendió por su gran talento y le propuso que formarán una banda de rock, algo que el joven poeta aceptó. Así surgió la banda The Doors, uno de los grupos musicales más icónicos de la historia de este género.

Desde un primer momento, el carácter de Jim Morrison y su desempeño en el escenario llamó la atención de productores y fue así como, tras una actuación en un local de Los Ángeles en la que el cantante estaba claramente afectado por los efectos del alcohol y las drogas, el dueño de una empresa discográfica ofreció al grupo grabar un disco lo antes posible. De esta manera vio la luz el primer álbum de The Doors.

Integrantes de The Doors encabezados por Jim Morrison.

Pero no todo era exitoso en la carrera de Jim, ya que el grave pánico escénico que sufría antes de los conciertos suponía un problema para toda la banda. De hecho, en sus primeras grandes actuaciones, Morrison llegó a cantar de espaldas al público. Para combatir este miedo, el joven cantante se inspiró en la figura de Elvis Presley y utilizó las drogas como atenuantes del miedo, lo que le convirtió en un experto en estas sustancias.

La banda continuó con su imparable camino hacia el estrellato pero, durante las sesiones de grabación de su tercer disco, la dependencia del alcohol que sufría Morrison dificultó en gran medida el trabajo del grupo. Pese a todo, The Doors siguió aumentando su popularidad y ofreció grandes conciertos, inolvidables para muchos, al aire libre.

Uno de los incidentes más conocido, que protagonizó el músico, tuvo lugar en New Heaven en el año 1967 cuando, justo antes de dar un concierto, Jim Morrison fue detenido por la policía mientras mantenía un encuentro sexual con una chica detrás del escenario. Esto convirtió a Morrison en el primer artista de rock detenido durante un concierto, hecho que aumentó en gran medida su gran popularidad entre los fans.

Jim nunca se sintió unido a su familia por lo que era extremadamente dependiente de los miembros de su banda, llegando a afirmar en una ocasión que no se sentía cómodo en situaciones sociales a menos que uno de sus compañeros de grupo estuviera presente.

Durante sus últimos años de vida, el cantante aumentó considerablemente su consumo de alcohol. Y aunque la banda seguía en su mejor momento, la falta de rendimiento en el estudio unido a una serie de problemas legales, entre ellos el exhibicionismo, hecho por el que se le juzgó, y al miedo del cantante a acabar en prisión, Morrison decidió abandonar la música y mudarse a París para dedicarse a la poesía.

Jim Morrison en París junto a su pareja.

Una vez afincado en la capital francesa, su problema con las drogas continuó agravándose hasta el punto de que el día 3 de julio de 1971, su pareja, Pamela Courson, encontró su cuerpo sin vida en la bañera de la casa que compartían. Según fuentes oficiales, el fallecimiento fue causado por un paro cardiaco aunque muchos seguidores del artista han creado teorías acerca de un posible suicidio o incluso de un asesinato.

Pese a morir a los 27 años, la figura de Jim Morrison permanecerá eternamente en el mundo del rock y siempre será recordado por los fans de este género como una de las personas más influyentes de toda su historia.

COMPARTIR: