25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El secreto de sumario se prorroga durante el mes de octubre

Continua el misterio sobre el brutal asesinato de Javier Ardines, el concejal de Izquierda Unida en Llanes

Javier Ardines, el concejal de Izquierda Unida asesinado en Llanes
Javier Ardines, el concejal de Izquierda Unida asesinado en Llanes
Las autoridades policiales han estado recogiendo muestras de ADN de las personas del entorno más cercano a Javier Ardines y las compañías de telefonía móvil han facilitado a la Guardia Civil los datos del listado de llamadas que se hicieron la noche del asesinato. Además, el secreto de sumario se ha prorrogado durante este mes de octubre

A falta de poco menos de una semana para que se cumplan dos meses de la muerte del concejal de Izquierda Unida en Llanes, Javier Ardines, la Guardia Civil sigue inmersa en las pesquisas sobre el presunto asesinato que acabó con la vida del político. Por el momento, el hermetismo está siendo la tónica principal en la investigación de la misteriosa muerte de Ardines y las autoridades policiales no descartan ninguna hipótesis.

En los últimos días las compañías telefónicas han remitido a la Guardia Civil los registros de actividad de las antenas que dan a conocer el listado de llamadas que se hicieron la noche del asesinato del concejal de Izquierda Unida. Así, los investigadores pueden acceder también al posicionamiento de los dispositivos, algo que podría facilitar la localización de los presuntos implicados en el crimen.

Por otro lado, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes prorrogó un mes más el secreto del sumario que se otorgó en el mes de agosto para que las autoridades policiales, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y los equipos de la Policía Judicial de Llanes y Gijón, puedan esclarecer el polémico crimen.

Cabe destacar que en las últimas semanas los agentes de la Guardia Civil han estado recogiendo muestras de ADN del entorno más cercano del concejal asesinado. Familiares, vecinos y allegados del concejal asesinado han tenido que prestar dichas muestras para su posterior análisis en el laboratorio criminológico.

Así fue el asesinato

Javier Ardines fue asesinado en la madrugada del 16 de agosto a escasos metros de su casa en Belmonte de Pría, en el concejo de Llanes (Oviedo). El edil acudía con su furgoneta al muelle de Llanes para salir a faenar -era pescador-, pero se topó de camino con tres vallas de obra que interrumpían su camino. La Guardia Civil cree que las vallas fueron colocadas intencionalmente para tenderle una emboscada y obligarle a bajar del vehículo para retirarlas. Fue entonces cuando Ardines se apeó del vehículo para retirar los obstáculos y, en ese momento, recibió tres golpes con un objeto romo: en la nuca, en la cara y en la frente. El arma que golpeó al concejal de Izquierda Unida todavía no ha sido hallada.

Un vecino que paseaba a su perro descubrió el cuerpo del concejal tendido en el camino dos horas más tarde, muy próximo a su furgoneta que aún estaba con el motor encendido, y fue quien dio la alarma a las autoridades.

Los investigadores están volcando todos los esfuerzos en este caso al que han dado prioridad y donde siguen abiertas todas las hipótesis.

COMPARTIR: