18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Manuel Prado y Colón de Carvajal llevaba los asuntos de Juan Carlos I con los árabes y cuando muere lo sustituye Corinna", asegura el periodista

Fernando Rueda, autor de 'Al servicio de Su Majestad': "En muchas ocasiones los Servicios Secretos han confundido el Estado con el Rey"

Fernando Rueda, con el libro 'Al servicio de Su Majestad'.
Fernando Rueda, con el libro 'Al servicio de Su Majestad'.
Fernando Rueda, el máximo especialista español en cuestiones de espionaje, responde a muchos interrogantes políticos en el libro 'Al servicio de Su Majestad' (La Esfera de los Libros). Un excepcional trabajo de investigación para sacar a la luz la desconocida relación que los miembros de la Casa Real han mantenido en los últimos 50 años con la principal agencia de inteligencia española, el actual CNI, desde los años del franquismo hasta la actualidad con Felipe VI al frente de la institución.

Al servicio de Su Majestad (La Esfera de los Libros) es la historia de España como nunca antes se había contado: desde el ángulo de las relaciones entre la Familia Real y el servicio secreto. Las dos instituciones que se han mantenido y apoyado para dirigir desde las bambalinas, desde las sombras, el devenir de los acontecimientos a su antojo, sin que los ciudadanos se dieran cuenta. Fernando Rueda, uno de los periodistas que mejor conoce el mundo del espionaje patrio, con obras a sus espaldas como La Casa (1993) o Espías (1995), repasa esta peculiar conexión entre espionaje y corona. 

- Leyendo el libro da la sensación de que nuestros Servicios Secretos han estado demasiado pendientes del Rey. ¿Es cierto? 

- Una cosa es el Estado y otra el Gobierno. Hay una realidad que yo ya conocía, pero cuando termino y repaso el libro llegué a la conclusión de que han estado casi cincuenta años protegiendo al Rey Juan Carlos I. Los directores de lo Servicios Secretos conspiraban a su favor, pero informaban al Gobierno de turno. Consideraban que era lo que había que hacer. En muchas ocasiones han confundido el Estado con el Rey.

- ¿Se habría mantenido el rey Juan Carlos I tantos años en el trono sin el apoyo de los servicios secretos? 

- Te lo contesto desde el punto de vista del príncipe que llega a España en el 48. Él era el objetivo de los espías. Le espía todo el mundo que le rodea. Llegó a la conclusión de que para poder llegar a ser rey necesitaba a los militares y el respaldo de los servicios secretos. Lo busca y por eso al empezar la Transición intenta poner al frente del espionaje gente de su confianza. Gente que le soluciona sus problemas financieros y de faldas.

- Interfiere en el nombramiento de todos los directores del CNI salvo en el de Alfonso Saiz. ¿Qué pasó?

- Los anteriores eran hombres del Rey por encima del Gobierno. Vivía muy cómodo con ellos. Cuando llega Zapatero quería que se mantuviera Jorge Dezcallar pero José Bono, ministro de Defensa, decide que sea Alfonso Saiz. El Rey hace de todo para conspirar para que se quede Dezcallar. Al final, Bono gana el pulso. Aunque, finalmente, Saiz acabó siendo un hombre de confianza del monarca. Lo lleva a su terreno. Saiz hay un momento en que piensa que Corinna puede ser un problema de Estado y, de espaldas al Rey, monta una operación de espionaje. Vuelve a preocuparse por el Rey el máximo responsable de los Servicios Secretos. 

Portada del libro. 

- No es el primer servicio que le prestaban. En su libro narra como le quitan de encima la competencia su primo Alfonso de Borbón-Dampierre en los años en los que el futuro de la corona dependía de Franco.

- En la época de Franco, Juan Carlos se sentía solo. No tenía de quien fiarse. Carrero Blanco, era el alter ego del dictador, y no le gustaban nada ni don Juan, ni Juan Carlos pero acata la decisión de Franco y por eso no acepta que haya campañas contra su ascenso al trono. Alfonso de Borbón vio que con el matrimonio con Carmen Martínez-Bordiú, Franco podía cambiar de opinión. Carrero montó una campaña para desprestigiar a Alfonso. Llegó a vincular al Marqués de Villaverde, uno de los máximo defensores de la candidatura de Alfonso, con los masones y Franco se lo creyó. Luego alguien quitó del medio a Carrero Blanco. En el franquismo, a veces, tu mayor enemigo podía hacerte sin querer un favor. 

- ¿Hasta que punto a interferido en la vida personal del monarca los servicios secretos?

- El Rey ha hecho lo que ha querido. Lo tenía claro. La gente le ha dado consejos en lo económico, pero en su vida personal creo que no. No han intervenido porque era su vida. Otra cosa es cuando ésta chocaba con la seguridad del Estado. Con lo de Bárbara Rey intervienen cuando surge el presunto chantaje de los vídeos. Antes no preocupaba. Igual pasaba con Corinna. Con ella se detecta desde el principio que puede traer problemas. Se lo dicen al Rey, pero no hace caso. El problema es que el Gobierno de turno tampoco le dice nada. 

- ¿Por qué Corinna acabó siendo tan peligrosa?

- Corinna representa dentro de las amistades femeninas una figura especial. La mete en sus asuntos económicos. Va a Arabia Saudí a apoyar el negocio de empresarios españoles y la reciben como enviada del Rey. Antes Manuel Prado y Colón de Carvajal llevaba los asuntos del Rey con los árabes y a su muerte lo sustituye Corinna. 

- ¿Cómo es de diferente la relación de Felipe VI con el CNI con respecto a su padre?

- A Felipe VI le adjetivo como "más profesional" que su padre. Está menos a otras cosas que a los asuntos de un Jefe de Estado. No tiene preocupaciones de dinero y de tener una fortuna en el exterior. El contacto con el CNI es mucho más sencillo. Le dan información de lo que está ocurriendo pero no les tiene que pedir que intervengan en asuntos de su vida. Le afecta lo del pasado, pero son temas de su padre. 

"El CNI da información a Felipe VI de lo que está ocurriendo pero no les tiene que pedir que intervengan en asuntos de su vida como su padre"

-  ¿Por qué se espió a sus novias como Gigi Howard o Eva Sannum?

- El informe más preocupante era el de Eva Sannum. Descubrieron que tenía cosas que no gustaban. El Servicio Secreto seguía órdenes del Rey que pedía informes de las novias de su hijo. Lo hicieron cuando eran relaciones menos asentadas. Cuando no se habían oficializado. Se hace en todas partes, aunque a los Gobiernos no les gusta decir que lo hacen. 

- ¿Por qué habla del informe 'incompleto' sobre Letizia Ortiz?

- Siempre se ha debatido si se hizo el informe o no. Jorge Dezcallar lo niega, pero según mis fuentes se elaboró. Hay información que luego salió publicada que, según algunos sectores, la invalidaban para ser Reina. Lo que no sé es si ese informe falló o, simplemente, el Rey lo recibió y no valoró determinadas cuestiones. 

COMPARTIR: