20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus declaraciones sobre la credibilidad de los magistrados en temas especializados han sido criticadas por altos cargos de la Justicia

Así es el controvertido fiscal de Medio Ambiente que duda de la eficacia de los jueces

El fiscal de Medio Ambiente, César Estirado
El fiscal de Medio Ambiente, César Estirado
César Estirado, fiscal de medio ambiente de Madrid, afirma que existe una “gran falta de conocimiento de los jueces sobre esta materia” y lo que pide es que se encuentre una “sentencia con una mínima calidad jurídica”. Estirado se hizo famoso a raíz del caso Guateque en 2007, llevado a cabo en el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, aunque los 30 acusados resultaron absueltos.

En estos días se ha desatado la polémica con el Fiscal delegado de medio ambiente en Madrid, César Estirado de Cabo al afirmar la “gran falta de conocimiento de los jueces sobre esta materia” así como que “es excepcional encontrar sentencia con una mínima calidad jurídica”. Y todo ello escrito en la memoria 2018 de la unidad de medio ambiente de la Fiscalía general del estado. 

Estas duras palabras han suscitado alarma en el mundo judicial y también entre aquellos a quienes acusó porque después de sufrir la pena de banquillo y resultar absueltos, vuelven a ser culpabilizados por quien el desempeño de una función pública le debería obligar a mantener una mínima prudencia, olvidando que en el proceso penal son muy importantes las formas, los tiempos y las garantías.

El Ministerio Fiscal por mandato constitucional tiene la misión de promover la acción de la justicia, en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público. No hay que olvidarse de que se trata de la Institución básica del Estado de Derecho en el ejercicio de la Administración de Justicia.

Analizando la trayectoria profesional de quien con sus “lamentos” y sin pruebas que le avalen, se erige en paladín del conocimiento y de la justicia con mayúscula, denostando la labor profesional de muchos jueces.

Cesar estirado comenzó a tener cierta notoriedad como fiscal, a partir de la instrucción del caso “Guateque” en el año 2007 llevado a cabo en el Juzgado de Instrucción número 32 de los de Madrid. Se ocupó de este procedimiento desde su inicio y en base a su “esforzada actuación” a partir de 2 de febrero de 2011 fue nombrado Fiscal Decano de la Sección de Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial de Madrid. Durante más de 10 años ningún otro representante del Ministerio Público actuó en esta causa y su insistencia manifiesta quedó plasmada al no apartarse del procedimiento en ninguna de las fases. 

Resulta interesante destacar qué durante todo este tiempo, a pesar de su esforzado desempeño y dedicación profesional, nunca apreció irregularidad alguna en la actuación de la Guardia Civil, inculpando y atribuyendo diversos delitos, con gran generosidad. Cabe destacar qué durante la instrucción, se opuso a la práctica de pruebas pedidas por otras partes.

Inexistencia de pruebas

El fiscal Estirado no interrogó él mismo a todos los acusados, que fueron directamente a juicio. Sorprendentemente tampoco requirió la presencia en el juicio de los informadores policiales que constaban en el inicio del procedimiento, cuando era notorio que un “Villarejo” menor lo había promovido. La sentencia fue contundente, declarando la inocencia de los 30 imputados por inexistencia de pruebas. En este procedimiento al día de la fecha se desconocen los ilícitos medio ambientales o urbanísticos ocasionados. La sentencia de absolución fue confirmada por el Tribunal Supremo.       

Durane el absurdo macrojuico se dilapidaron recursos públicos y, sobre todo, tiempo de la Audiencia Provincial de Madrid, que podría haber dedicado al enjuiciamiento de delitos reales, que tuvieron que esperar su turno durante más de 5 meses.

En octubre de 2018, no conforme con seguir en el anonimato tras su actuación calentó las redes sociales criticando la instrucción del 1-0 en el Tribunal Supremo calificando de “excesiva” la imputación por rebelión, afirmando que los hechos producidos el 20 y 21 de septiembre en las cercanías de la Consejería de Economía “como mucho serían desórdenes Públicos”. Al parecer según algunas fuentes consultadas, la renovación de las fiscalías provinciales del Ministerio de Justicia no le deparo ningún ascenso.

Las vicisitudes de los Estirado

En julio del año 2019 volvió a aparecer en la prensa con un pequeño trabajo Las vicisitudes de los Estirado”: Un relato que trata la huella que la represión franquista dejó en su abuelo, uno de sus tíos y dos tíos abuelos. Acompañado de afirmaciones tales como “lo tengo muy claro que judicialmente en España es imposible investigar las víctimas del franquismo, el camino judicial está cerrado en todos los casos”. 

Cesar_Estirado_2

El fiscal César Estirado durante un meeting

Su cargo de fiscal, aunque se trata de una historia familiar, no deja de resaltarse.           Sus artículos doctrinales sobre medio ambiente y urbanismo, de existir no se encuentran publicados en la Red.  

De sus manifestaciones, parece desprenderse que no se encuentra muy a gusto en su profesión. Pero su currículum, al menos el conocido, no le confiere ninguna relevancia entre los compañeros, y lo que es peor, en ningún caso pueden justificar la falta de consideración y respeto hacia aquellos, con los que comparte Sala y estrados.

COMPARTIR: