19 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La defensa del excomisario ha alegado problemas de salud pero el auto asegura que éste se negó a tomar la medición prescrita para su hipertensión

El excomisario Villarejo seguirá en prisión preventiva: La Audiencia Nacional asegura que hay riesgo de fuga

José Villarejo.
José Villarejo.
La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado el recurso presentado por el comisario jubilado José Manuel Villarejo contra el auto que acordó prorrogar su situación de prisión preventiva y ha acordado mantenerle en la cárcel tras descartar que se haya producido en el proceso vulneración de sus derechos. El auto sostiene, en línea con la posición de la Fiscalía Anticorrupción y del instructor Manuel García Castellón que que existe riesgo de fuga.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la prórroga de prisión provisional por un máximo de otros dos años, hasta el límite de cuatro, para el comisario jubilado José Manuel Villarejo, investigado en la denominada operación Tándem por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, revelación de secretos, falsedad documental, tráfico de influencias, encubrimiento, extorsión y contra la hacienda pública.

En un auto, los magistrados de la Sección Tercera desestiman el recurso presentado por Villarejo contra la decisión del instructor de este procedimiento, Manuel Garcia Castellón, del pasado 28 de octubre, en la que acordó dicha prorroga de la situación de prisión provisional.

Así, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional no considera que se haya infringido ningún derecho del excomisario como alegaba su defensa, Beatriz Prieto Cuevas en su recurso de apelación, ya que Viallarejo va a ser juzgado en un plazo razonable ni de disponer de tiempo y medios adecuados para su defensa, como  contempla el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU y el Convenio Europeo de Derechos Humanos. “Es la medida cautelar adecuada a las condiciones particulares del apelante justificando la dimensión de la investigación el tiempo que se está invirtiendo en ella, que precisa cooperación judicial internacional y el análisis de material informático encriptado, entre otros, que lleva tiempo”, explica el auto. 

La Sala también señala que la medida cautelar de prisión provisional debe ser prorrogada pues persiste el riesgo de fuga y “su aparente capacidad para hacerlo”, tanto por las conexiones en el extranjero como por la capacidad económica que se le atribuye en los oficios policiales. También se sustenta la medida en la necesidad de evitar la alteración u ocultación de pruebas dado que hay diligencias de instrucción pendientes de finalizar y material intervenido que no ha sido analizado totalmente, así como para evitar la reiteración delictiva asegurando que el investigado no pueda servirse de sus actividades empresariales para repetir conductas indiciariamente ilícitas.

El Juez Manuel García-Castellón. 

Prieto Cuevas también recurrió a los problemas de salud del polémico excomisario para intentar frenar la prórroga de su prisión preventiva. De hecho en su recurso alegaban que la audiencia para decir sobre su situación, celebrada el 25 de octubre en en el Juzgado de Instrucción Número 6 de la AN, se celebró "pese a cursar un episodio de crisis hipertensiva", algo que, según Prieto Cuevas, se intentó aplacar administrando al excomisario "una medicación dirigida a reducir artificialmente y de forma momentánea su tensión arterial". 

Sin embargo, el Juez Central de Instrucción para valorar el estado de salud de Villarejo contó con los informes médicos que obraban en la causa y los que se practicaron el mismo día de la audiencia. Según estos informes el excomisario desde que ingresó en el Centro Penitenciario de Extremera (Madrid) en noviembre de 2017 ha sido "objeto de la debida atención médica en diversas ocasiones" y, además, el auto añade que el día de la audiencia le administraron medicación porque "había rechazado tomar esa mañana la medicación pautada para sus padecimientos de hipertensión arterial"

Tras este recurso de apelación, el José Miguel Villarejo seguirá en prisión preventiva, al menos dos años, mientras la Operación Tándem que tantos quebraderos de cabeza está provocando a prohombres de las finanzas está generando, sigue su curso. 

COMPARTIR: