02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Israel Flórez, presidente de la AEVTJ, afirma también que se puede llamar “secta” a la confesión y que tomarán medidas basándose en la sentencia

Exadeptos ganan la 'batalla' a los Testigos de Jehová: "Prueban que hay víctimas en la religión”

El Cierre Digital en Testigos de Jehová.
Testigos de Jehová.
El Juzgado de Primera Instancia nº6 de Torrejón de Ardoz ha desestimado la demanda interpuesta por los Testigos de Jehová contra la denominada Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová (AEVTJ) por una presunta vulneración de su derecho al honor. Entre los puntos más destacados de la sentencia se encuentra la posibilidad de que se pueda llamar a la religión “secta” a pesar de su arraigo y el hecho de que se le dé veracidad a los testimonios de las autodenominadas “víctimas”.

El 12 de febrero de 2020 antiguos miembros de los Testigos de Jehová decidieron crear la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová (AEVTJ). Un nombre que incluía la palabra “víctimas”, ya que, tras abandonar la confesión religiosa, los miembros de la asociación consideraban que habían recibido “daños” por parte de los Testigos de Jehová que les permitían poder autodenominarse “víctimas”. Por su parte, los Testigos de Jehová vieron en esta palabra, así como en lo que promueven desde la AEVTJ, una vulneración a su derecho al honor, por lo que demandaron a la llamada asociación de víctimas. Hace unos días, la demanda fue desestimada íntegramente por el Juzgado de Primera Instancia nº6 de Torrejón de Ardoz.

“La sentencia es un hito en la historia de España, ya que se da por probado que hay víctimas dentro de la religión de los Testigos de Jehová y que se la puede llamar —y con razón, porque esas víctimas así lo han contado y demostrado—, secta destructiva”, declara Israel Flórez, presidente de la AEVTJ y exmiembro de los Testigos de Jehová, en una conversación con elcierredigital.com.

Para el abogado de la asociación de víctimas, Carlos Bardavío, “la sentencia es una joya jurídica y humana”. “Animo a todo el mundo que quiera conocer la realidad de los Testigos de Jehová, antes de entrar y de bautizarse, que se lean la sentencia para que estén mejor informados y tomen su libre decisión”, continúa.

Los siguientes pasos de la AEVTJ

Ahora, la AEVTJ tiene intención de “informar al Ministerio de la Presidencia y al defensor del Pueblo de esta sentencia y de todo lo que está pasando para que los poderes públicos tomen cartas en el asunto y lo investiguen, tal y como sostiene la sentencia cuando afirma que los poderes públicos deben proteger a las familias”, explica el letrado. “Lo que quiere la asociación es que se investigue lo que está pasando en los Testigos de Jehová más allá de lo que se dice en la sentencia, que otorga veracidad a lo que dicen las víctimas”, sostiene Bardavío.

Israel Flórez, presidente de la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová.

El presidente de la AEVTJ, Israel Flórez, cuenta en una conversación con elcierredigital.com que también tienen intención de que se “reconsidere” el “notorio arraigo” que tienen los Testigos de Jehová en España. “Esto les concede privilegios de conseguir en todos los ayuntamientos de España terrenos y también la exención del IBI de los inmuebles que tengan en propiedad. Queremos que se reconsidere debido a que en la sentencia se reconoce que hay un alto control mental a sus fieles”, explica Flórez.

Otro de los puntos que quieren tratar es “poner en conocimiento de la Seguridad Social los trastornos de salud mental que están generando [los Testigos de Jehová]”. “No los puede hacer frente la AEVTJ, que es muy pequeña, ya que estamos haciendo una labor social. Los tendrán que asumir los que los provocan”, sostiene el presidente de la AEVTJ.

Por último, quieren hacer “una petición de respeto” a su honor y “a las demás religiones y partidos políticos y que no utilicen ciertas palabras que están en su vocabulario”. Una de ellas, como afirma Flórez, es la palabra “apóstatas”, usada para referirse a aquellos exmiembros de los Testigos de Jehová que han abandonado la religión.

La sentencia que permite llamar “secta” a los Testigos de Jehová

Uno de los puntos más comentados de la sentencia ha sido donde se afirma que no existe ninguna ley que impida llamar “secta” a una confesión religiosa como lo son los Testigos de Jehová, y que tampoco influiría el “notorio arraigo” que la misma dice tener. Con las siguientes palabras queda reflejado en la sentencia:

“La palabra secta se define por nuestra Real Academia de la Lengua como ‘Comunidad cerrada de carácter espiritual, guiada por un líder que ejerce un poder carismático sobre sus adeptos’, entendiéndose también el poder carismático como ‘un poder fascinante’. Por lo tanto, aunque no sea una calificación positiva, lo que determina es su carácter cerrado, y adeptos fascinados por el líder, es decir, muy obedientes con las normas y advertencias o consejos”.

“El reconocimiento de ‘notorio arraigo’ a la confesión demandante no debilita la veracidad de las declaraciones de todos los exfieles y de la Asociación que la denomina como ‘secta’, atribución que hacen numerosos exmiembros según sus propias experiencias porque está íntimamente relacionada con los comportamientos criticados y que se han descrito, y no existe ninguna norma en nuestro ordenamiento jurídico que, una vez reconocida oficialmente como confesión religiosa, impida criticar esta condición. Limitar la posibilidad de calificar a una religión como secta sería como impedir que una persona atea o agnóstica se declare como tal, intrínsecamente consiste en que no cree en ninguna de las religiones existente y por tanto quien afirma sus creencias religiosas ‘estaría mintiendo o creyendo una mentira’; e incluso si se negara públicamente la existencia de Dios y se dijera que todas las religiones son falsas, son empresas, son ‘el opio del pueblo’ (…) no se vulneraría el derecho al honor o la libertad religiosa por el hecho de no cumplir con el requisito de la veracidad al estar reconocidas o constituidas como religiones oficialmente, con o sin notorio arraigo”, se expresa en este apartado de la sentencia.

Testigos de Jehová con una de sus publicaciones.

Más adelante, especifica que la calificación de los Testigos de Jehová como “secta destructiva”, así como “la denominación de la propia Asociación con la expresión ‘víctimas’ de…”, “ha de ser amparada por la libertad de expresión, a pesar de ser todo lo dicho molesto o hiriente”.

La justicia da veracidad al testimonio de las “víctimas”

En lo ya expuesto se hace mención a las experiencias de los exmiembros de los Testigos de Jehová. Concretamente, 70 antiguos adeptos presentaron sus testimonios —algunos de ellos recogidos en la sentencia— para el juicio. Estos testimonios, así como diversos artículos y reportajes periodísticos, han sido aportados por la AEVTJ y analizados por el juzgado, que también le dio veracidad a sus palabras.

“Tras el examen y análisis, tanto de las testificales como de la documental aportada, tanto propia como ajena a la confesión (…) consideramos que en absoluto estamos ante rumores ni ante sospechas o meras opiniones sin fundamento, sino que los testimonios de los socios o simpatizantes de la Asociación demandada, y lo que dicha asociación ha recogido en sus Estatutos, reviste absoluta veracidad, de acuerdo con las exigencias, tanto del Tribunal Europeo de Derechos Humanos como de nuestros Tribunal Constitucional y Tribunal Supremo”, se explica en la sentencia.

Algunos de los testimonios aportados y que, tal y como ha podido comprobar elcierredigital.com, aparecen en el texto, son los referentes al trato de los Testigos de Jehová ante los llamados “apóstatas” —denominado por los exadeptos como “muerte social”—, ante los homosexuales o el papel de la mujer dentro de la confesión religiosa entre otros.

El papel de las familias cuando un Testigo de Jehová es expulsado

Sobre la expulsión, la sentencia continúa: “Todos los declarantes propuestos por la Asociación se consideraban víctimas, y se han acreditado, al menos como veraces, prácticas que de manera generalizada se llevan a cabo y generan mucho dolor, y desestabilizan mentalmente a las personas destinatarias de ella, como la expulsión y todo lo que conlleva, puesto que los motivos de expulsión no siempre son proporcionados a la gravedad del hecho, es más grave la consecuencia que el comportamiento enjuiciado. Se trata de conductas que generan daños, por imprudencia, sin intención dolosa, puesto que, como también admitieron los declarantes de la parte demandada, la mayoría de las personas lo hacen convencidos de que actúan bien y son buenas personas”.

Testigos de Jehová.

Pone especialmente el foco el texto en el trato de la familia, cuya “ruptura” se produce cuando uno de los miembros es expulsado de los Testigos de Jehová y también del núcleo familiar. “Se llega a echar de casa a los hijos mayores de edad con independencia de si tienen medios para vivir solos, es decir, destruye una familia en la que unos se tratan y otros no, dependiendo de su práctica religiosa o de ciertas decisiones que se han tomado en la vida en el ejercicio de derechos fundamentales”, queda reflejado en la sentencia.

Debido a esto, la jueza afirma que en España es especialmente problemático que las familias no traten a los “apóstatas”, ya que “España es un país en el que se mantienen vínculos, en general, muy fuertes con los familiares más cercanos, frente a otros vecinos europeos cuyo modo de vivir es más independiente entre sí. En España, sociológicamente la familia tiene mucha importancia y por ello, la ruptura con los padres, hijos, hermanos y hasta sobrinos, como manifestaron algunos declarantes, causa un terrible sufrimiento”.

Todo lo expuesto han sido algunos de los argumentos que la justicia ha esgrimido para desestimar la demanda de los Testigos de Jehová y dar la razón, de este modo, a la Asociación Española de Víctimas de Jehová. Los Testigos de Jehová recurrirán la citada sentencia, según han informado algunos medios.

COMPARTIR: