21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta formación fue registrada por un concejal de Sanlúcar, que se presentó por las siglas del partido de Abascal en 2019, pero no ha logrado despegar

VOX respira ante el fracaso de España Suma, coalición rechazada por Cayetana Álvarez de Toledo y otros exaliados de Abascal

/ Álvarez de Toledo. Foto: TVE.
Un ex de Vox, el concejal José Manuel Martínez Ayala, le 'robó' al PP la marca España Suma al registrarla en noviembre de 2020 en el Ministerio del Interior. Pero este proyecto no está consiguiendo los apoyos esperados.

La debacle electoral del 'trío de Colón' en la primavera de 2019 tanto en las elecciones municipales, autonómicas, generales y europeas contrastó con el moderado éxito de la fórmula Navarra Suma, unión de UPN, Ciudadanos y PP que mejoró sus resultados autonómicos y municipales (y mantuvo los resultados del centro-derecha en las estatales).

Pablo Casado, al borde de la lona tras el revés histórico que sufrió el PP, comprendió que tenía la obligación de evitar la fragmentación del centro-derecha e intentó emular a José María Aznar mediante un fallido acercamiento hacia Ciudadanos que podría haber desembocado en el nacimiento de España Suma, que fue el nombre registrado por Teodoro García Egea en la Oficina Española de Patentes y Marcas en julio de 2019.

El PP registró el nombre "por si acaso", según admitieron desde Génova 13, pero los 'populares' finalmente desistieron del proyecto tras el fracaso de Vascos Suma en Euskadi y tras la negativa definitiva de Inés Arrimadas a unir su destino al de Pablo Casado, que aseguró que le ofreció ser la portavoz del nuevo partido que hubiera surgido de la unión de PP y Cs.

Un ex de Vox registra el nombre

José Manuel Martínez Ayala, concejal de Sanlúcar de Barrameda tras haberse presentado por Vox, rompió con Santiago Abascal el pasado año y aprovechó que el PP no inscribió España Suma ante el Ministerio del Interior para hacerlo él mismo el pasado 19 de noviembre de 2020.

Martínez Ayala, concejal de Sanlúcar de Barrameda. 

Este edil, no adscrito tras romper con Vox, aseguró que ese trámite es el "germen de un proyecto participativo donde el afiliado siempre decida y el nepotismo y el venir a enriquecerse no tengan salida".

Vox, según él, es un "fraude, negocio puro. El partido que venía a luchar sin complejos me ha estafado porque reina el amiguismo y la mediocridad. Nos vendieron un proyecto, porque en eso del marketing tiene un gran equipo, que miles de personas entendíamos que en estos tiempos se necesitaba para salvar España, pero lo único que hicieron fue un gran estudio de mercado para detectar las carencias que sufrían muchos españoles. Íbamos en contra de los chiringuitos, pero el mayor chiringuito que existe hoy es Vox".

Tres diferencias

Martínez Ayala pretendía que España Suma tuviera tres diferencias con Vox: una visión menos centralista de España, un discurso social que combinase con los mensajes patrióticos y una mirada menos severa hacia las políticas de Igualdad respecto a la violencia de género.

"Creemos en una sociedad más moderna. Consideramos que Vox, en la llamada violencia de género, tiene una postura que raya lo totalitario. Nosotros pensamos que la sociedad actual es distinta a la de hace 50 años y apostamos por la igualdad y la modernidad entre hombres y mujeres", aseguró.

Rechazando España Suma

El concejal de Sanlúcar de Barrameda ha intentado que el proyecto sea apadrinado por algún nombre relevante de la política española o andaluza. Pero varias personalidades con cierta proyección mediática han rechazado el envite.

Una de ellas es Cayetana Álvarez de Toledo, que calificó la posibilidad de encabezar España Suma de "ciencia ficción". Y otro es el polémico juez Francisco Serrano, descabalgado al frente de Vox Andalucía por sus formas en el Parlamento y sus problemas judiciales por supuestamente haber defraudado a Hacienda.

Más rechazos

España Suma también ha intentado unirse a otras escisiones de Vox como España Habla (que surgió de la corriente crítica Vox Habla), Identitarios o TúPatria. Pero estos últimos han desmentido que tengan la intención de cerrar una alianza. El partido, explican, "no va a formar parte de ninguna integración o fusión con otras formaciones".

Esta escisión moderada de Vox está liderada por Carmen Gomís, que aseguró en unas recientes declaraciones que ya están rondando los 800 afiliados y que de ellos "el 80% procede de Vox", posiblemente por los problemas internos que está sufriendo el partido por los quehaceres de Javier Ortega Smith, tal y como ha desvelado Elcierredigital.com.

COMPARTIR: