28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Asociación de Afectados que preside Emilia Zaballos cree que existe predisposición para resarcir a los damnificados

Las víctimas de la estafa con criptomonedas de Arbistar, cerca de recuperar sus inversiones

Santiago Fuentes Jover, consejero delegado de Arbistar.
Santiago Fuentes Jover, consejero delegado de Arbistar.
El caso Arbistar, una de las mayores estafas en criptomonedas de nuestro país, estalló en agosto del 2020 cuando varios inversores decidieron pedir la retirada de sus fondos. Un mes después ya eran 32.000 las personas damnificadas. Ahora, la Asociación de Afectados por las Inversiones en Criptomonedas (AAIC), que preside Emilia Zaballos, cree que están más cerca de lograr el resarcimiento de las víctimas, especialmente tras la declaración en sede judicial de Álex Castro Fernández.

Miles de ahorradores de todos los puntos de España siguen atrapados por el caso Arbistar, la mayor trama piramidal de criptomonedas hasta ahora vista en nuestro país, tal y como la ha definido el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso, José Luis Calama.

La empresa financiera, con sede  en Tenerife y bajo la dirección de Santiago Fuentes Jover -investigado por los presuntos delitos de estafa agravada, organización criminal y delito continuado de falsificación en documento mercantil-, prometía a sus inversores altas rentabilidades, de entre un 8 y un 15%, al tiempo que recompensaba a aquellos que embarcaran en la "aventura" a nuevos clientes. Un mecanismo similar al de las estafas tipo Ponzi y cuyo truco consistía en usar el dinero de los nuevos inversores para pagar a los más antiguos que, al ver los beneficios, relataban a sus conocidos las bondades de invertir con Arbistar. 

Sin embargo, la rueda dejó de girar en agosto del 2020, cuando varios inversores decidieron pedir la retirada de sus fondos. Su solicitud fue desatendida. En Arbistar dejaron de contestar a las llamadas de sus clientes y, en septiembre, ya eran 32.000 las personas perjudicadas por la presunta estafa

La Asociación de Afectados por las Inversiones en Criptomonedas (AAIC), que preside Emilia Zaballos, socia directora de la firma Zaballos Abogados, trabaja ahora para que se produzca un resarcimiento de los damnificados. Una posibilidad que ven más cerca tras la declaración en sede judicial el pasado jueves de Álex Castro Fernández, administrador solidario de la empresa Venus Capital Real Estate SL, quien pese a señalar su intención de colaborar con la Justicia, se negó a responder a las preguntas de todos los abogados de la acusación popular en nombre de la Asociación de Afectados por Criptomonedas, así como a todos los abogados que representan las acusaciones particulares de todos los afectados.

Emilia Zaballos, presidenta de la Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas. 

Durante su declaración Castro manifestó que los representantes de Arbistar utilizaron el exchange de su propiedad Binance y, después de numerosos movimientos -realizados según su declaración solo por Arbistar-, quedaron depositados en el mismo un remanente de activos que se han ido revalorizando con el tiempo y que han ido generando aún más activos durante estos últimos meses.

En concreto, Álex Castro Fernández señaló que, en menos de cuatro meses, Arbistar ejecutó en el exchange más de 5.700 transacciones y fueron depositados 1.021 Bitcoin. Asimismo, en dicho exchange constan depositados criptoactivos por valor de 1.560.925,84 euros.

Desde la Asociación de Afectados por las Inversiones en Criptomonedas creen, por tanto, que de la información facilitada y de las actuaciones realizadas  "se denota una predisposición para que se produzca el depósito en el Juzgado de las cantidades indicadas anteriormente y que puedan servir de como resarcimiento a los perjudicados".

Aumento de las estafas con criptomonedas

No es este el único caso registrado en España. Las presuntas estafas con criptomonedas han irrumpido con fuerza en los tribunales españoles, donde se acumulan denuncias y querellas de miles de afectados que han visto evaporarse cientos de millones de euros mediante esquemas piramidales de este tipo. Por ello, el despacho Zaballos Abogados pone a disposición su número de teléfono 91 310 30 00 y la dirección donde están ubicados, Calle Luchana 8, Local IZQ | 28010 Madrid, así como la web para que cualquier persona que haya sido damnificada por el negocio de las criptomonedas se inscriba: https://www.asociacionafectadoscriptomonedas.es/ 

COMPARTIR: