25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El avión del Emérito fue un Jet privado modelo Global 6500, con matrícula 9H-VBIG, alquilado a la compañía TAG con sede en Malta, que partió de París

Los Servicios de Información franceses dieron el 'soplo' para conseguir la foto del Rey Juan Carlos llegando a Abu Dabhi

Exclusiva Rey llegando a Abu Dabhi.
Rey llegando a Abu Dabhi.
Ni Moncloa, ni Zarzuela. Ha sido gracias a un ejercicio sólido del fotoperiodismo clásico, la manera con la que los españoles hemos podido saber que el exmonarca se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos. Una imagen hecha pública por el diario digital 'NIUS', conseguida por un paparazzi francés gracias a una filtración de los servicios de información galos, que ya en su momento también proporcionaron otras exclusivas en España vinculadas a políticos franceses, ha sido vital en su búsqueda.

Este pasado viernes, la periodista Pilar Vidal confirmó en el diario ABC el destino de Juan Carlos I después de días de variadas especulaciones. Fue el grupo Vocento quien realizó una importante inversión económica a cambio de la preciada información que desde el miércoles estaba ya en venta. Según ha podido saber elcierredigital.com, una información que fue ofrecida a otros medios de comunicación que, sin embargo, apostaron por otros destinos muy lejanos al real, como República Dominicana y Portugal, quizá influidos por unas fuentes fiables que indujeron al error y donde ya habían instalado varios puntos de sus directos, lo que no resulta precisamente barato.

Y solo un día después de la publicación por ABC de la ruta del vuelo de salida de España del Rey Emérito Juan Carlos I, el diario digital NIUS, de Mediaset, aportaba una imagen histórica del exmonarca español descendiendo del avión que le transportó junto a otras cinco personas a Abu Dabhi. Cuatro escoltas del Ministerio del Interior, controlados por el Gobierno de Pedro Sánchez, y el fiel asistente personal de don Juan Carlos.  

Según ha podido saber elcierredigital.com la filtración de esta información llegó a la fuente principal de estos medios de comunicación a través de los Servicios de Infomación franceses. Además, el fotógrafo que ha tomado la histórica foto del Rey Juan Carlos, realizada a través de un teléfono móvil, es un conocido paparazzi francés que no es la primera vez que obtiene fotos filtradas por fuentes de la inteligencia gala.

Así, este prestigioso "ejército", compuesto por fotoperiodistas galos e hispanos, también consiguió unas imágenes en Marbella de la ex candidata socialista a la Presidencia de Francia, Ségolene Royal, junto a su nuevo acompañante después de su separación del expresidente francés Françoise Holland, que acabaron en la portada de la conocida revista Paris-Match. En ellas se les veía de la mano acaramelados. Era la candidata socialista francesa junto a su nuevo amigo André Hadjez. La política se querelló en su día contra la revista gala, pero éstas fotos acabaron con su carrera política hacia el Palacio  del Elíseo.

Ahora, la histórica foto de NIUS confirma también que el Rey Emérito llegó a la capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en un avión privado este pasado lunes día 3 de agosto. El exmonarca español partió del Palacio de La Zarzuela hacia Galicia el domingo 2 de agosto, cenando esa misma noche en el Club Náutico de Sanxenso junto a los tripulantes de la embarción Bribón, los hoy amigos de don Juan Carlos. "Me voy de vacaciones, os veo en septiembre", les dijo. "¿Pero dónde va Majestad?", le repondieron. "A Nueva Zelanda", les contestó don Juan Carlos entre risas y carcajadas.

A las diez de la mañana del día siguiente, el Emérito embarcaba desde el aeropuerto de Vigo rumbo a Abu Dabhi. Nunca antes un avión había partido de la ciudad gallega con este destino en el Extremo Oriente. El avión privado procedía de Paris y habia cambiado su ruta de vuelo inicial de Paris a Abu Dabhi en pleno vuelo para así despistar a cualquier sabueso, comunicando dsde el aire a la base de control una escala en Vigo, algo inusual y extraño.

La aeronave utilizada por el Emérito para su salida ("autoexilio") de España ha sido un Jet privado, modelo Global 6500 con matrícula 9H-VBIG, alquilado a la compañía TAG con sede de Malta, que partió el domingo de Paris. El avión está valorado en 50 millones de euros y goza de una autonomía de más de 11.000 kilómetros.

Juan Carlos I. 

La ruta final del citado avión fue París-Abu Dabi con escala en Vigo, donde recogió a Juan Caros I con su ayuda de cámara y cuatro escoltas. El avión había partido de la capital francesa el domingo 2 de agosto a medio día e hizo noche en Vigo para partir de la ciudad del norte de España, como hemos dicho, a las diez de la mañana siguiente rumbo al país árabe.

Un trayecto que duró 7 horas y 13 minutos, el tiempo que tardó en cubrir los 6.038 kilómetros que separan Vigo de Abu Dabhi. El avión aterrizó en el Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen, donde el paparazzi hizo la foto con su teléfono móvil desde una cercana valla adyacente a la pista de aterrizaje de esta terminal privada de los Emiratos Árabes. De allí se trasladó al Rey Juan Carlos en helicóptero hasta la azotea del lujoso hotel Emirates Palace, donde cada noche cuesta 11.000 euros.

¿Rumbo a las Antípodas?

Según ha publicado Mari Angels Alcázar en La Vanguardia el monarca sólo hizo escala en este país árabe. Según la reconocida cronista real el destino final del padre de Felipe VI podría ser Nueva Zelanda, como había comentado entre risas a sus comensales de Sanxenso.  Quizá porque no hay nada más lejos que las Antípodas para poner tierra de por medio. Pero todo indica que era otro bulo. El futuro más próximo de don Juan Carlos en "sus vacaciones" será la República Dominicana, donde ya se le espera y donde todo está ya preparado. Con sorpresas incluidas.

Lo cierto es que la marcha de Juan Carlos I fuera de España se ha convertido en una especie de culebrón veraniego. La estrategia de la Casa del Rey para intentar aplacar los escándalos del Rey Emérito ha resultado un fracaso. Agosto, época de sequía informativa, sólo ha servido para aumentar la llama del interés público.

Por si fuera poco, durante estos días el destino del que fuera Jefe del Estado español durante casi cuatro décadas se ha mantenido en secreto, pero permitiendo filtraciones interesadas que hicieron que los medios pusieran sus miras en dos lugares: República Dominicana y Portugal.

En el país hispanoamericano el monarca contaba con el apoyo, entre otros, de los millonarios Fanjul, considerados los ‘reyes del azúcar’ en todo América. Y en tierras lusas don Juan Carlos tienen aún más conocidos. Allí pasó su infancia y adolescencia ya que su padre, Don Juan de Borbón, el Conde de Barcelona, pasó su exilio en Estoril desde 1945 hasta 1981. En Portugal, el monarca cuenta con el apoyo de los Espirito Santo y, sobre todo, del Aga Khan IV protector de su hija la Infanta Cristina.

Al final no ha sido ni Moncloa, ni Zarzuela, sino a través de un ejército sólido del fotoperiodismo clásico como los españoles hemos podido saber que el exmonarca se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos. Una imagen hecha pública por el diario digital 'NIUS' y conseguida por un paparazzi francés gracias a una filtración de los servicios de información franceses, que ya en su momento también proporcionaron importantes exclusivas en España vinculadas a políticos galos, ha sido la llave o la clave del relevante éxito periodístico.

COMPARTIR: