07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según ha podido saber 'Elcierredigital.com' Juan Carlos I ya está haciendo todo lo posible para llegar a un acuerdo extrajudicial con Corinna

El 1 de julio, fecha clave para el futuro del Rey Emérito: Ese día puede cerrarse su causa en Reino Unido

El Cierre Digital en Juan Carlos I y Felipe VI.
Juan Carlos I y Felipe VI. / La vuelta del Emérito cada vez más cerca.
Ya está más cerca la vuelta del Emérito. Zarzuela ha hecho saber que ha habido una conversación entre Felipe VI y el Emérito, al acudir el Rey al funeral de Jalifa bin Zayed bin Sultan Al Nahayan en Abu Dabi. En la conversación quedaron en verse muy pronto en Madrid. La fecha clave es el 1 de julio, cuando tiene la cita judicial con Corinna por la denuncia de acoso. Según ha podido saber 'Elcierredigital.com', Juan Carlos I está haciendo todo lo posible para llegar a un acuerdo extrajudicial.

Felipe VI ha viajado a Abu Dabi para acudir a las exequias fúnebres de Jalifa Bin Zayed al Nahyan después de que éste sufriera graves problemas de salud en 2014 que hicieron que tomara de facto el poder su hermano pequeño, Mohamed bin Zayed, el 'casero' del Rey Emérito. 

Tal y como ha informado Zarzuela, el Jefe de Estado ha hablado con su padre, aunque han puntualizado que se ha tratado de una conversación telefónica y no presencial. Tal y como han hecho saber a todos los medios de comunicación, padre e hijo "han quedado en verse en Madrid” el próximo verano. 

Reino Unido, la clave

La fecha clave para el futuro, y por ende, la vuelta con carácter más definitivo- no esporádico, de unos días- del Rey Emérito a España pivota alrededor del 1 de julio, fecha en la que está prevista que se inicie en los tribunales británicos la causa civil contra Juan Carlos de Borbón, tras la demanda por acoso que interpuso su expareja Corinna Larsen.

Según ha podido saber Elcierredigital.com, el asunto ya estaría encauzado y el interés del exmonarca es llegar a un acuerdo extrajudicial con la alemana previo a la vista y así evitar el juicio. 

El jeque Mohammed bin Zayed bin Sultan Al-Nahyan junto al Rey Juan Carlos I.

Los asesores del Emérito trabajan a contrarreloj para acercar posturas con los abogados de Corinna después del mazazo que en marzo supuso que el juez Mathew Nicklin, presidente de la Queen’s Bench Divisionuna de las cuatro secciones del Tribunal Superior de Inglaterra, considerara que la justicia británica sí era competente para juzgar a Juan Carlos de Borbón al no tratarse de un miembro de la Casa Real ni de un Jefe de Estado. 

Cusí y Pedro Campos

El pasado jueves la hija mayor de Juan Carlos I, la Infanta Elena, dejó caer ante los medios que era posible que su padre viajase a España el próximo 17 junio para asistir en Sanxenxo a las regatas que llevan su nombre. Su amistad con Pedro Campos ha hecho de la localidad gallega en uno de los refugios favoritos del padre de Felipe VI

Desde que arrancó el año, desde el entorno de Juan Carlos I se han lanzado varios 'globos sonda' informativos con la intención de testar a la sociedad española y a los poderes fácticos sobre la vuelta del Emérito. Una 'Operación Retorno' para la que Juan Carlos de Borbón ha contado con la colaboración de periodistas de su máxima confianza. Estas "llamadas de atención" tuvieron su momento álgido cuando el exmonarca supo de los problemas de salud de su íntimo amigo, el empresario catalán Josep Cusí, al que considera como un hermano. 

De aparecer el Rey Emérito en España el 17 de junio, como insinúo su hija mayor, significaría que se habría llegado a un acuerdo extrajudicial con su expareja, Corinna Larsen, evitando sentarse ante los tribunales británicos. Esta sería la única causa judicial pendiente que tiene el padre de Felipe VI tras el 'carpetazo' de la Fiscalía del Tribunal Supremo a las investigaciones por el cobro de presuntas comisiones. De este modo, a nivel jurídico, sólo habría quedado demostrado que cometió delitos fiscales, como él mismo confesó con las dos regulaciones que realizó. 

Juan Carlos I vive en Abu Dabi desde el verano de 2020 tras hacerse públicos sus presuntos cobros de comisiones, sus cuentas opacas y sus sociedad offshore. 

COMPARTIR: