30 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente y el vicepresidente de la U.D. Arroyomolinos pretenden llevarse el club a esta cercana localidad ubicada a seis kilómetros

Arroyomolinos vs Móstoles: Dos pueblos se enfrentan por tener el mismo equipo de fútbol en Madrid

La U.D. Arroyomolinos puede trasladarse a Móstoles.
La U.D. Arroyomolinos puede trasladarse a Móstoles.
Tras las informaciones que apuntaban la posibilidad de el exfutbolista Rubén de la Red se hiciera cargo de la U.D. Arroyomolinos, los últimos rumores apuntan ahora a un posible traslado del club a Móstoles, lo que ha provocado la indignación de sus aficionados, que culpan a los máximos dirigentes del equipo y a la alcaldesa del municipio madrileño, Ana Millán. El fútbol enfrenta de esta manera a estas dos localidades madrileñas.

El fútbol es, sin lugar a duda, el deporte rey en nuestro país. Se trata, más que de una disciplina deportiva, de una actividad que ha trascendido su ámbito de acción para integrarse irremediablemente en la cultura española. La pasión que levanta es tal, que en muchas ocasiones es motivo de enfrentamiento a todos los niveles. Nuestra historia de hoy es un claro ejemplo de ello, pues confronta a dos localidades madrileñas precisamente por un equipo de fútbol: Móstoles y Arroyomolinos.  En esta última se ha gestado el origen del conflicto. 

No corren buenos tiempos para la U.D. Arroyomolinos. El pasado julio, elcierredigital.com ya informó de los problemas financieros del club y de los rumores que señalaban una polémica compra del mismo por parte del ex futbolista del Real Madrid, Rubén de la Red, en la que estaría implicado el Ayuntamiento de esta localidad madrileña, una posibilidad que el consistorio ya negó tajantemente.

Ahora, según ha podido saber elcierredigital.com, socios y simpatizantes del equipo de fútbol más antiguo de Arroyomolinos han decidido pedir explicaciones al Ayuntamiento del municipio por la delicada situación del club. Del mismo modo, no descartan emprender acciones legales contra el presidente de la institución, Emilio Díaz Jodrá y el vicepresidente, Jesús Gregorio Cabañas Gallardo.

Y es que, según su criterio, a esta situación se habría llegado por el presunto pacto entre los dirigentes de la U.D, la alcaldesa de la localidad, Ana Millán y el propio Rubén de la Red, cuyos detalles fueron diseccionados por elcierredigital.com hace meses. Fuentes cercanas a la entidad consultadas por este medio sostienen que, tras la publicación de este supuesto interés por alcanzar la presidencia del equipo por parte del ex centrocampista, éste habría decidido apartarse de la iniciativa.

Las mismas fuentes califican como “máxima responsable” de esta situación a la alcaldesa, pues, según defienden, Millán, a pesar de tener conocimiento de prácticas poco eficaces por parte de los dirigentes de la U.D. Arroyomolinos anteriormente citados -actividades de las que presuntamente también estaba al tanto la anterior corporación municipal-, no habría tomado medida alguna al respecto.

Rubén de la Red habría perdido su interés en presidir el club de fútbol de Arroyomolinos.

Asimismo, culpan a la máxima mandataria de la localidad de haber “retenido la subvención para el club que estaba aprobada antes de su llegada a la alcaldía” y de no “haber firmado los convenios pertinentes que tienen que firmarse con los clubes para que estos reciban las subvenciones y puedan utilizar las instalaciones municipales”.

En este sentido, el equipo habría estado desempeñando su actividad en estas instalaciones en un difuso limbo: “La U.D. ha usado las instalaciones municipales sin tener ningún convenio firmado”, afirma una persona cercana a la directiva. Además, otra de las cláusulas estipuladas en estos convenios para recibir las subvenciones sería la integración de un representante del consistorio en la  junta directiva del club, algo que no ha sucedido, añade esta misma fuente, ni durante el mandato de Ana Millán, ni con la anterior Corporación.

El principal motivo de la delicadísima situación crematística que atraviesa el club sería precisamente el no haber podido disponer de estas subvenciones públicas, pues “la U.D. hasta hace dos años estaba recibiendo 30.000 euros anuales de subvención más luego lo que ingresaba por otros conceptos: publicidad, sorteos, entradas…”. 

Además, en consonancia con estos informantes, la inactividad del ayuntamiento ha permitido que el presidente y el vicepresidente del club estén intentando gestionar el club de manera privada y hayan pensado en trasladar el equipo a Móstoles, de manera que el enfrentamiento trasciende las fronteras de Arroyomolinos, adquiriendo de esta manera una entidad autonómica.

Personalidades cercanas al entorno del equipo arroyomolinense lamentan que la localidad pueda quedarse sin esta histórica entidad, y temen atravesar dificultades similares a las que, en el pasado, padecieron otras agrupaciones deportivas gestionadas por el presidente y el vicepresidente del club. En el caso de Díaz Jodrá, explican, este dirigió una peña mostoleña, llamada “Las Cumbres” en la que “tuvo problemas económicos”. Por su parte, Cabañas Gallardo llegó a presidir un equipo de balonmano de la máxima categoría de este deporte en España, el club balonmano Toledo que, aseguran, “arruinó en dos años”.

Algunos de los socios del club con los que ha contactado elcierredigital.com no dan crédito a la actitud de la alcaldesa Millán, quien, según dicen, habría pasado de defender “a muerte” los intereses de la U.D. cuando estaba en la oposición a “consentir con su inacción que el club se lo lleven a Móstoles y que desaparezca de Arroyomolinos”.

En cualquier caso, en el pleno ordinario celebrado el pasado 30 de julio, también salió a la palestra el tema del equipo de fútbol de la ciudad. En el marco de esta cita, la concejala socialista María Pilar Sánchez Torres, interpeló a la alcaldesa sobre la situación de la U.D. Arroyomolinos, fundamentando su pregunta en el artículo que este medio publicó al respecto a finales de julio.

La alcaldesa Ana Millán, criticada

La controversia del equipo de fútbol de Arroyomolinos se une a la ya de por sí compleja situación que está atravesando Ana Millán. Y es que, en los últimos días, Manuel García-Castellón, juez de la Audiencia Nacional, ha decidido remitir a los juzgados ordinarios dos denuncias que afectan a sendos militantes del Partido Popular (PP) afines a su secretario general, Pablo Casado. Se trata de la propia alcaldesa de Arroyomolinos y el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez (miembro del ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso).

Ana Millán atraviesa por un momento político realmente comprometido.

En lo que concierne a Millán, la Fiscalía ha detectado indicios de delito tanto por su presunta implicación en la adjudicación de contratos con la empresa Neverland en 2009 como por un posible delito de prevaricación administrativa en la contratación de Waitermusic en los festejos de la localidad arroyomolinense entre 2004 y 2008, actividades que, de acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, guardarían relación con la trama Púnica.  

COMPARTIR: