28 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Jokin Aperribay, Jesús Gil, José María del Nido o Sandro Rossell han tenido que rendir cuentas por su gestión al frente de importantes equipos

Escándalos en el fútbol: Mapa de los dirigentes españoles bajo la lupa de la Justicia por corrupción

Jesú Gil, Enrique Cerezo y José María del Nido.
Jesú Gil, Enrique Cerezo y José María del Nido.
El comportamiento de los presidentes de clubes de fútbol y del propio Javier Tebas, presidente de LaLiga en la gestión de la crisis por el COVID en el Fuenlabrada trae a la actualidad el mal endémico que sufre nuestro fútbol profesional, cuyos dirigentes han sido acusados en numerosas ocasiones de corruptelas.

El fútbol español actual tiene dos caras. La de las estrellas, su internacionalización y sus triunfos por Europa es la positiva. Pero el reverso de la moneda lo muestra los actos de algunos de los que han sido o siguen siendo mandatarios de algunos de los clubes, puesta ahora de manifiesto con la crisis de COVID que ha llegado al fútbol profesional con el escándalo del Fuenlabrada, el Deportivo de La Coruña, el Elche y el Rayo Vallecano, entre otros, sin olvidar del comportamiento de LaLiga presidida por Javier Tebas.

La figura del presidente polémico es un hecho desde que ya en los años 90 aparecieran en el fútbol español personajes como Jesús Gil, Ramón Mendoza o José María Ruiz Mateos.  Hoy han dado paso a otros nombres como Enrique Cerezo, José Castro o Raúl Martín Presa.

Cerezo y los Gil se apropiaron del Atlético de Madrid

De entre todos los escándalos que tiene el Atlético de Madrid, tal y como hemos venido informando en El Cierre Digital, el que sobresale es la apropiación del club rojiblanco por parte de Jesús Gil. Los dueños actuales son Enrique Cerezo, que ejerce de presidente, y Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del club. Actualmente, Gil Marín es el dueño del 50% de las acciones, mientras que Enrique Cerezo tiene un 15 por ciento.

Radomir Antic, exentrenador del Atlético de Madrid, sacó los fantasmas del pasado que hubo en el equipo colchonero, afirmando que el equipo bajó por orden de su presidente, Jesús Gil.

        El Atlético de Madrid es el equipo más endeudado de España.

En 2013 salió a relucir el caso de nuevo. La Fiscalía Anticorrupción investigó al Club Atlético de Madrid SAD por importantes movimientos de capitales en el extranjero, alzamiento de bienes y presuntas estafas procesales cometidas dentro del club.

La asociación Señales de Humo, la gran opositora al gilismo desde su nacimiento, elaboró un informe con la ayuda del despacho de abogado de Cremades que afirmaba que “una vez ponderados los activos y pasivos del balance del Club Atlético de Madrid, S.A.D., el valor de la acción de la entidad es próximo a cero. El alto nivel de endeudamiento a corto y largo plazo, unido a la escasa liquidez provocan que las cuentas del club presenten niveles muy deteriorados de solvencia y liquidez, lo que podría comprometer la futura viabilidad de la entidad y situarlo al borde de un concurso de acreedores”.

En aquellos días el pasivo exigible del club era de 530 millones de euros, a los que estaban añadidos una deuda neta de unos 300 millones. Las últimas informaciones señalan que su deuda neta actual se sitúa alrededor de los 600 millones debido a un nuevo crédito aportado por el empresario Carlos Slim de 200 millones.

El Valladolid de Carlos Suárez

Un negocio presuntamente redondo ha sido el que ha realizado el expresidente del Real Valladolid, Carlos Suárez. En el año 2011, el que fuera jugador de baloncesto se hizo con la mayoría accionarial del club pucelano por poco más de tres millones de euros, Siete años después, el 4 de septiembre, Suárez vendió las acciones del club al exfutbolista Ronaldo Nazario por 30 millones de euros.

 

El concurso de acreedores marcó parte de la trayectoria de Carlos Suárez. 

Durante el tiempo que estuvo Carlos Suárez no todo fue bien. En 2014 se vio obligado a llevar al Valladolid a concurso de acreedores debido a que el club acumulaba una deuda de 72 millones de euros en la que estaban inmersos alrededor de 400 acreedores entre restaurantes, tiendas, empleados, clubes como el Real Madrid y el Barcelona, directivos, exentrenadores, jugadores e incluso dos funerarias. Uno de los más conocidos fue exjugador argentino José Óscar Flores Bringas, el ‘Turu Flores’, que presentó una demanda al club en la que pidió que la Justicia no aprobara el convenido al cual se adhirieron mayoritariamente los acreedores ordinarios. Finalmente, la justicia rechazó la demanda y dio luz verde al convenio de pagos a los deudores. 

La llegada de Ramón Calderón

Según salió a la luz, Ramón Calderón habría dado órdenes a empleados del Real Madrid para que sus colaboradores más cercanos, Mariano Rodríguez 'Nanín', Ignacio Horcajada y Diego Martínez, consiguieran entradas gratuitas que el club disponía para sus compromisos para su posterior reventa, "obteniendo un lucro personal que se tradujo en perjuicio al Real Madrid", ya que éste tuvo que reducir el cupo de localidades a la venta e, incluso, reubicar las entradas de protocolo en las inmediaciones del palco de autoridades. 

Portada de Marca sobre el "robo" de la Asamblea de 2008.

También se le acuso que, "con el ánimo de beneficiar a determinados familiares, propios y de otros miembros de la Junta Directiva", igualmente que, a determinados periodistas deportivos, habría dado orden de que gastos de viaje y alojamiento "se computaran y se pagaran a costa del Real Madrid". También se le investigó por un presunto delito de falseamiento de las cuentas del club, al haber computado en el ejercicio 2007-08 partidas ya contabilizadas como los beneficios de amortización de las fichas de jugadores para tratar de rebajar unas pérdidas de 81,2 millones de euros y se introdujera un beneficio ficticio de 68,3 millones. Para asegurarse la aprobación de tales cuentas habría acordado, con la colaboración Luis Bárcenas y 'Nanín', la entrada a la Asamblea de diciembre de 2008 "de personas sin derecho al voto, pero que votaran favorablemente a la aprobación de las cuentas".

Raúl Martín Presa y el Campo de Vallecas

Las obras del Campo de Vallecas y la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano, situada en la zona del Ensanche de Vallecas, fue un quebradero de cabeza para el presidente del club franjirrojo, Raúl Martín Presa.

Los aficionados, hartos de esta situación, llegaron a manifestarse en contra de la gestión del dueño del Rayo. El presidente de la Asociación de Peñas del Rayo, Antonio Castilla, y el vicepresidente de las peñas, Ángel Domínguez ‘’Gelo’’, denunciaron durante años el mal estado del Estadio, tal y como ha informado El Cierre Digital, sin que se hiciera nada para resolverlo y acabara en cierre.

El Campo de Vallecas, último escándalo de la gestión de Martín Presa.

Pero las sospechas sobre su actual presidente siempre han sobrevolado sobre el club, un empresario con problemas en sus propias sociedades, entre los que se incluyen impagos a sus empleados y sobre el que la sombra de los Ruiz Mateos siempre sobrevoló a su llegada al equipo vallecano.

El Sevilla desde José María del Nido a Pepe Castro

El ex presidente del Sevilla, José María Del Nido, ingresó en 2014 en la prisión de Sevilla 1 y tuvo que pagar una indemnización de 2,78 millones de euros al Ayuntamiento de Marbella por el ‘Caso Minutas’. Del Nido fue declarado culpable de fraude en concurso mercantil con los delitos continuados de prevaricación y malversación de caudales públicos. Del Nido, además de llevarse el dinero de las arcas públicas de Marbella durante la etapa de Jesús Gil en la ciudad malagueña, colaboró y se benefició activamente.

José María del Nido y Pepe Castro.

Pero, a pesar de la dimisión de José María Del Nido, las acusaciones continuaron en los interiores del Sevilla FC, pues el actual presidente, Pepe Castro, fue acusado de corrupción en octubre del año pasado por la denuncia de un accionista del club por acciones como la contratación de la luz del estadio y actuar como comisionista en las reformas del Sánchez Pizjuan. Castro calificó estas acusaciones como ‘’un error humano’’.

Sandro Rosell: Blanqueo de dinero y el hígado de Abidal

Sandro Rosell tuvo que dimitir como presidente del FC Barcelona en 2014 debido al ‘Caso Neymar’, donde Rosell había hecho una ‘simulación contractual’, según la querella interpuesta por la Justicia.

El 25 de julio, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó 11 años de prisión para Sandro Rosell por delitos de blanqueo y organización criminal cuando era el máximo mandatario del club culé. La Fiscalía también pidió una multa de 59 millones de euros por lavar dinero de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y también exigió 7 años de cárcel a la esposa de Rosell, Marta Pineda, y 10 para el abogado Joan Besolí.

Sandro Rosell junto a Abidal.

Dos días después de que la jueza cerrara el caso, la Fiscalía pidió abrir de nuevo el del trasplante de hígado a Éric Abidal tras presentar un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona. El origen de esta reapertura está en las cuatro conversaciones que la Guardia Civil y la Policía Nacional interceptaron durante la investigación del blanqueo en las que "admite implícitamente" haber comprado un hígado de forma ilegal para el jugador. En el escrito, la Fiscalía solicitó que se reabriera el caso para ver las diferencias que se hallaron hasta la fecha en la distinta documentación obrante en la causa y, también, buscar con exactitud la identidad del donante del hígado al ex jugador del Barcelona.

Jokin Aperribay defraudó a Hacienda a través de las SPE

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco condenó al presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, así como a miembros de su familia, al pago de 12 millones de euros, así como al abono de una sanción y las costas por la utilización de Sociedades de Promoción de Empresas (SPE) para defraudar a Hacienda. Se trataba de sociedades constituidas “ad hoc“, con el beneplácito de la Hacienda Foral de Guipúzcoa controlada  por el Partido Nacionalista Vasco (PNV). 

Jokin Aperribay, salpicado por las SPE.

La familia Aperribay, utilizando a los mismos asesores, constituyó dos SPE familiares que les permitían evitar el pago de impuestos hasta reducirlos a un tipo cercano al 0% en los ejercicios 2005 y 2006. Por otro lado, en los ejercicios 2007 a 2011 se les realizó una inspección por el departamento mencionado de la Hacienda Foral regida en aquellos años por Bildu por idénticos motivos.

Jokin Aperribay llegó a la Real Sociedad aupado por los mismos personajes que crearon esa laguna fiscal ajena al marco regulatorio, para beneficiar a unos en detrimento de otros, por lo que las fuentes de investigación concluyeron que ‘’con lo que no contaban los Aperribay, es que Bildu podía hacerse con la Diputación, y por ende con la Hacienda Foral, destapando así este “mar” de fraude con un importe ya prescrito de 550 millones de euros; pero todavía uno pendiente de regularizar que supera los 630 millones de euros“ 

Agapito Iglesias, del Zaragoza al Salamanca

El 26 de mayo de 2006 Alfonso Solans cerró la venta del paquete mayoritario de acciones del Real Zaragoza a Agapito Iglesias, dueño de la constructora Codesport. En la temporada 2007/2008, el dueño del club decidió apostar por construir un equipo más competitivo, a costa de abrir una deuda que, desde ese momento, no dejó de crecer.

Agapito Iglesias en torno al Salamanca.

La pérdida de ingresos del club provocó los impagos y así se sucedieron las denuncias de jugadores y algún club, como el Shakhtar Donetsk, que reclamó 13 millones de euros por Matuzalem. El proyecto de Agapito se vino abajo, la deuda se convirtió en asfixiante. Todo esto unido a la situación de sus empresas llevó a que saliera del Real Zaragoza y vender sus acciones (el 72%) a la Fundación Zaragoza 2032.

A pesar del fracaso de esta aventura, Agapito Iglesias quiere volver al mundo del fútbol en otro equipo, el Salamanca CF y lo está haciendo maniobrando a través de una de sus empresas, un punto prohibido por el Consejo Superior de Deportes (CSD) que podría denunciar al club, ya que los equipos solo se pueden sustentar de dos formas, siendo un club de socios o una Sociedad Anónima Deportiva (SAD), nunca con una empresa mercantil como lo es una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

COMPARTIR: