19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El crimen organizado logra infiltrarse en la industria turística de Quintana Roo donde hay cadenas españolas como Catalonia, Majestic, Palladium o Riu

De albañiles a sicarios: Los Cárteles reclutan a obreros de la construcción de los hoteles de lujo españoles en Cancún

Obreros de la construcción en los hoteles de Isla Blanca.
Obreros de la construcción en los hoteles de Isla Blanca.
Según investigaciones policiales del Gobierno mexicano, el crimen organizado ha logrado infitrarse en la industria turística de Cancún, en el Estado de Quintana Roo. Los obreros de la construcción de estos complejos son acosados por los narcotraficantes que pretenden reclutarlos para sus actividades y los extorsionan, torturan y matan si no acceden a sus pretensiones. Entre las cadenas hoteleras afectadas podrían estar algunas españolas como Majestic, Catalonia, Riu y Palladium.

Quintana Roo es uno de los 31 estados que, junto con Ciudad de México, conforman el país. Y Cancún es su ciudad más poblada además del motor principal de la economía de la región.

Por este motivo, las mafias están intentando introducirse en la industria turística de esta ciudad, continuamente en movimiento. Los trabajadores de la construcción, especialmente de hoteles, viven con miedo a que los narcotraficantes los recluten para actividades ilícitas. Y es que la construcción ha pasado a estar dominada por extorsionadores y vendedores de droga que intimidan, no solo a los trabajadores, sino también a los empresarios y a las autoridades.  

Cada día unos 35 mil obreros de la construcción levantan los cimientos de la infraestructura hotelera de Isla Blanca, extensión de Cancún, a un ritmo de crecimiento anual de más de 7 mil habitaciones.  

Uno de los hoteles de la zona, es el hotel Planet Hollywood Cancún que ofrece a sus huéspedes la posibilidad de disfrutar de sus vacaciones como si fuese una estrella de cine en Isla Blanca, ya que está inspirado en el glamour del séptimo arte. Es el primer alojamiento en México operado bajo la marca propiedad de Sylvester Stallone, Bruce Willis, Demi Moore y Arnold Schwarzenegger. 

La inauguración de este complejo hotelero de 898 habitaciones y una inversión de 200 millones de dólares, estaba programada para el 15 de diciembre de 2020, pero se pospuso unas semanas por el hallazgo de huesos de cuatro personas en un edificio antiguo, en noviembre de 2020.  

Uno de los complejos hoteleros construidos en Isla Blanca

Isla Blanca es la nueva zona hotelera de Cancún donde se tenía pensado construir una media de 29.400 hoteles pero la violencia que se ha desarrollado ha alcanzado tal grado, que se han producido diversas ejecuciones con consecuencias desfavorables para el sector. 

Los colectivos del crimen organizado que reclutan de manera obligada a los trabajadores se baraja que puedan pertenecer a los Cárteles del Pacífico y de Jalisco Nueva Generación (CJNG) porque operan en toda la zona de Cancún. Estos cárteles están enfocados en el tráfico de drogas, personas, mercancías extorsión y secuestro.  

El modus operandi que usan se basa en la extorsión, reclutamiento, tortura y desaparición de trabajadores. 

Los miembros de estos grupos cobran a los trabajadores por permitirles trabajar y lo cobrado varía según el cargo que tengan en la obra. Este pago se puede hacer de dos formas, con una cuota semanal de 500 pesos o adquiriendo dosis de marihuana de manera forzada.  Por otro lado, los encargados tienen que pagar una cuota extra para evitar que a sus trabajadores los golpeen como advertencia.

Los vendedores les ofrecen drogas todo el día a los trabajadores de la obra y la situación empeora si los trabajadores se endeudan para poder consumir. Los miembros del crimen organizado identifican a los responsables y contratistas de las obras, investigan sus datos personales y luego, son abordados con el fin de extorsionarlos.  

Según, el director de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo (FGE), Óscar Montes de Oca Rosales, los delitos recaen sobre las personas inmigrantes llegadas a la zona y que son mayoritariamente empleadas por las grandes constructoras. “En el 80% de los homicidios en Isla Blanca, los implicados (tanto víctimas como agresores) no son de Cancún, vienen de estados aledaños y tienen que ver con el tema de la construcción. Primero, les hacen vender drogas y luego los convierten en sicarios”, afirma el funcionario de la Fiscalía.  

Experiencia de los trabajadores de la construcción 

El 18 de junio de 2020, siete meses antes de la apertura oficial del Planet Hollywood Cancún, uno de sus trabajadores, Ángel de la Cruz, fue llevado a un sótano dentro del resort por parte de un grupo criminal infiltrado en la obra.  

A este trabajador, le torturaron y golpearon durante 12 horas, además le robaron su salario semanal y el móvil. Este hecho fue una advertencia al patrón de la obra para que pagase las cuotas que adeudaba al grupo criminal. Como el patrón no pagó, Ángel desapareció diez días después, dos hombres encapuchados lo secuestraron en su lugar de trabajo, a la vista de sus compañeros y desde entonces su familia lo busca. 

En este mismo hotel, desaparecieron otros cuatro trabajadores entre 2019 y 2020 y, en las obras del hotel Catalonia, desaparecieron otros dos. En 2020, al menos tres trabajadores aparecieron muertos con señales de tortura en los alrededores de varios hoteles, entre otros, el RIU. 

Las investigaciones mencionan como alojamientos afectados, entre otros: Catalonia, Atelier, Excellence, Majestic, Palladium, RIU Dunamar y RIU Beach Palace

El perfil de los trabajadores de este sector en la zona se repite: Emigran con sus familias al sureste de México para trabajar en la construcciónmovidos por salarios más altos y mejores condiciones de vida 

COMPARTIR: