30 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No se sabe con exactitud la edad que tiene, pero sí que lleva años ascendiendo puestos en el Partido de los Trabajadores, único legalizado en el país

Kim Yo-jong y la 'Dinastía Roja': Así es la posible heredera de la dictadura de Corea del Norte

Kim Jong-un y su hermana Kim Yo-jong.
Kim Jong-un y su hermana Kim Yo-jong.
Según algunos medios de comunicación el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un estaría a punto de fallecer o lo habría hecho ya. Todo es posible dentro del país más hermético del mundo. Según muchos medios de comunicación quien se postula como sucesora de esta particular 'monarquía comunista' es Kim Yo-jong, hermana pequeña del dictador. Sería así la cuarta persona de una misma familia gobernando un país y un régimen creado por Kim Il-sung padre de la patria nacida tras la Guerra de Corea.

La hermana menor de Kim Jong-un es para muchos medios asiáticos la llamada a continuar con la dictadura norcoreana. Según una televisión japonesa las autoridades del régimen comunista preparan desde finales de 2019 a Kim Yo-jong, hermana menor del líder del país, para que ascienda al poder en caso de ser necesario. Ella tiene 32 años y estudió Informática en una Universidad del régimen y también en Suiza, al igual que el actual líder supremo de Corea del Norte.

El dictador Kim Jong-un tiene tres hijos, pero los tres son menores de edad y la regencia no es algo contemplado todavía en esta peculiar "monarquía" comunista. Sin embargo, también se habla de una hermana del actual dictador, pero según la poca información que sale del país más hermético del mundo apenas tiene relación con Kim Jong-un, aunque lleva años escalando puestos en el Partido de los Trabajadores, única formación política permitida en Corea del Norte.

Según algunas teorías que circulan, ante la falta de informaciones veraces, Corea del Norte podía enfrentarse a una situación nueva para el régimen ante la muerte de Kim Jong-un, sin un sucesor claro para el hombre que controla todos los resortes del poder en el país.

Kim Yo-jong se ha encargado durante años de la imagen pública de su hermano, pasando a ser una de las personas de su máxima confianza. Su papel preponderante en el régimen fue descubierto por los países occidentales gracias a los Juegos Olímpicos de Invierno en 2018 en Pieonchang (Corea del Sur).

Kim Yo-jong. 

De ella se conoce poco y dicen que fue quien ayudó a que su hermano y Donald Trump acercaran posturas desde hace años. Además, rompió la tradición familiar de no hacer declaraciones a medios ajenos al país cuando dijo que Corea del Sur es un “perro asustado que ladra”, por las quejas del gobierno de Seúl respecto al ejército que Corea del Norte había desplegado en su frontera.

La menor de los hermanos del dictador Kim Jong-un es la única hija de Kim Jong-il y su consorte, la bailarina Ko Yong-hui. Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, nació en Pyongyang el 26 de septiembre de 1989. Sin embargo, el gobierno de Corea del Sur sostiene que nació en 1987. Su edad real es, pues, como todo en la vida del régimen norcoreano, un misterio.

Como sus hermanos mayores, fue educada en Berna (Suiza). Bajo el alias Pak Mi-hyang, asistió durante varios años la escuela pública Liebefeld-Steinhölzli, la misma a la que fue Kim Jong-un y en el país helvético tomó clases de ballet. Regresó al país donde gobierna su familia en 2000 o 2001, según que fuente se consulte. Una vez allí, completó sus estudios en la Universidad Kim Il-sung, en Pyongyang. Tras el retorno a su país no fue vista en público hasta el fallecimiento de su padre, casi diez años después. En aquella ocasión, apareció entre varios funcionarios en el funeral, a finales de 2011.

Su carrera política comenzó en 2014 cuando fue designada Vicedirectora del departamento de Propaganda y Agitación del Partido de los Trabajadores, momento en el que fue acusada por los Estados Unidos por “abuso de los derechos humanos” y “las conductas inhumanas y opresivas”.

La 'dinastía roja' de Corea del Norte

Corea del Norte es, en plena era de la globalización y la comunicación sin barreras, una rara avis dentro de las naciones actuales. Un régimen comunista en lo económico pero que en lo ideológico es también una auténtica rareza. El país que hoy conocemos como Corea del Norte nace en 1953, tras la famosa guerra que se saldó con la división del país en dos, norte y sur, cada uno con un régimen político distinto. Este conflicto fue el primero de la Guerra Fría, que enfrentaba a dos superestructuras hegemónicas (USA y URRS) nacidas tras la II Guerra Mundial.

Kim Il-sung. 

El padre de la patria en Kim Il-sung, un militar que durante la II Guerra Mundial se alió con los soviéticos en su lucha contra el eje Roma-Berlín-Tokio. En esos momentos la influencia nipona en era muy notable en la política coreana y el futuro dictador quería eliminarla incluso a cambio de sustituirla por la influencia del Kremlim. Muchos historiadores aseguran que su verdadera intención ya era tomar el poder en una Corea independiente y la alianza soviética era algo inevitable. En 1953 la Guerra de Corea acaba en tablas con la separación en dos países y sin un tratado de paz como tal. Cada país estaría influenciado por una gran nación y se crea una zona de control aún existente con militares de ambas coreas.

En 1955, Kim Il-sung, decide separarse paulatinamente del dominio soviético, aunque no a nivel de política exterior, sino a nivel ideológico. Crea la JUCHA, una mezcla de marxismo con confucionismo y mitología coreana. Un totum revolutum que le da esa particularidad al régimen coreano. Sería esperpéntico si no fuera trágico. Hasta los años 80, este dictador ocupó todo el poder. Sin embargo, paulatinamente tomará más poder su hijo Kim Jong-il.

Kim Jong-il, nació en 1942 en suelo soviético donde estaba destinado su padre en la II Guerra Mundial. Sin embargo, la versión oficial en Corea del Norte es que nació a las fueras de Pyongyang, saliendo de una montaña que se parte en dos y siendo rescatado por un águila gigante. Con tan solo seis años, protagoniza la primera historia siniestra de su vida: Mata a su hermano en una piscina. Un años después fallece su madre y su padre, vuelve a casarse.

Su educación militar fue escasa. Por supuesto, estuvo exento de cumplir los diez años de servicio militar obligatorio para todos los norcoreanos. Su obsesión eran Elvis y el cine americano. Él se encargaría de prohibir todo cine extranjero a partir de los años 60. Sin embargo, el futuro líder amaba el cine extranjero y las veía en su cine privado. Sus películas favoritas serían las de James Bond y le influirían en su forma de ver la vida y de entender las relaciones internacionales. Llega a fundar unos platós de cine enormes y dirigiría películas que serían éxitos de taquilla en Asia como Mar de sangre (1969) o La chica de la flor (1972).

También su actividad como cineasta le haría buscar a sus parejas entre sus actrices. Mantuvo durante décadas en secreto el nacimiento de un hijo fruto de una relación con una famosa actriz. Esta obsesión por el cine le llevó a dirigir una operación que se cuenta entre las más absurdas del cine moderno sin que éste le reste su crueldad. Al no poder consumir cine, los creadores audiovisuales norcoreanos no tenían referentes y la producción de sus películas era de escasa calidad. Mientras tanto el cine de Corea del Sur vivía una época fecunda. Ante esto tomó la decisión de secuestrar a la actriz Cheu-Eun-Hee, conocida como la Marilyn coreana. Fue en 1978, cuando unos agentes norcoreanos se hicieron pasar por empresarios de publicidad y se la llevaron a Corea del Norte. Ante su desaparición en Corea del Sur se pensó en que el culpable había sido su ex marido, un famoso director de cine que también sería secuestrado para ser obligado a rodar películas con su ex como protagonista. Una de ellas tiene cierto predicamento irónico en el mercado underground: Pulgassari. Ambos pudieron huir aprovechando un viaje a Austria, con ayuda de la embajada estadounidense.

El ‘reinado’ del fan de Dennis Rodman

El secuestro de ciudadanos de Corea del Sur fue algo habitual durante el ascenso al poder de Kim Jong Il. Sus fuerzas de espionaje llegaron a cometer dos importantes atentados en Corea del Sur. Uno fue en 1983, intentando dejar descabezado el gobierno de Seúl. El resultado fueron 73 muertos (2 ministros). En 1988 durante las Olimpiadas en Seúl consiguen estallar un avión con la mayoría de viajeros surcoreanos. La intención era desestabilizar la celebración olímpica.

Desde los años sesenta, Kim Jong Il comienza su imparable ascenso político. Su obsesión era suceder a su padre creando algo tan novedoso como una dinastía de dictadores comunistas. Su primer cargo fue como director de propaganda. Gracias a la eliminación de posibles personas como obstáculos fue alcanzado más poder llegando a ser ministro del Interior, jefe del partido único y director del programa nuclear. De facto, fue el líder desde 1984. Esto se confirmó del todo una década después cuando muere su padre.

Kim Jong-un y Dennis Rodman

Lo noventa fueron una década difíciles con hambrunas y descontentos en la población. El inicio de su plan nuclear fue una forma de chantaje para ganar dinero y peso internacional. En octubre del 2000, Estados Unidos lo nombra enemigo número 1, algo que revalidaría George Bush. Con todo, su gobierno impermeable se mantuvo e hizo que a su muerte en 2011 fuera llorado por su pueblo.

Kim Jong-un es por, ahora el tercer miembro de esta saga en tomar el poder. La duda es si podrá seguir dirigiendo un país sin contacto con el resto del mundo. Al igual que su padre ha eliminado a sus enemigos políticos (incluido su hermano) y tiene obsesiones occidentales. En su caso el deporte. Llegó a tener a su lado a la estrella de la NBA, Dennis Rodman.

COMPARTIR: